La industria del videojuego suele estar plagada de convencionalismos y de títulos que aportan poco o nada a la hora de innovar y ofrecer experiencias lúdicas diferentes. No es algo que resulte demasiado sorprendente, ya que la mayor parte de los estudios pertenecen a grandes corporaciones cuyo objetivo es el de obtener los mayores beneficios posibles porque lo normal es ir sobre seguro.

Sin embargo, hay pequeños creadores que sí buscan ofrecer experiencias diferentes o propuestas que se alejan de los paradigmas que rigen la industria hoy en día. En este sentido, ZA/UM consiguió romper los moldes del RPG en 2019 con Disco Elysium.

Un título que en la actualidad sigue siendo prácticamente único y que en el momento de su publicación consiguió cautivar a crítica y jugadores por su propuesta centrada en la conversación y la investigación. Y aunque dichos elementos puedan aparecer en otros RPG, la particularidad de Disco Elysium es que abandonaba completamente las luchas y combates que suelen ser el eje central de cualquier RPG.

¿Cómo superar dicho escollo aparentemente insalvable? Pues gracias a un guion excelente, una trama muy bien llevada y unos diálogos magistralmente escritos. ZA/UM dio forma a todos estos elementos para forjar Disco Elysium y conseguir meternos de lleno en una atípica historia policiaca protagonizada por un todavía más atípico investigador.

Siguiendo la estela del éxito inicial de Disco Elysium, sus creadores han llevado ahora este RPG hasta PS4 y PS5, y próximamente a otras muchas plataformas, en una nueva versión denominada The Final Cut en la que se introducen multitud de mejoras y añadidos. A continuación, vamos a analizar esta edición para comprobar el alcance de todas las mejoras con las que ZA/UM ha intentado perfeccionar todavía más su obra.

Apartado técnico

Disco Elysium bebe de la estética de los RPG clásicos de corte isométrico. En este sentido, ZA/UM ha optado por un enfoque tradicional a la hora de crear su juego. El resultado final ha sido muy bueno y desprende un carisma prácticamente único cuando lo comparamos con otros títulos dentro de este género.

A diferencia del estilo artístico preciosista usado por otros estudios, como el utilizado por Obsidian en Pillars of Eternity, los creadores de Disco Elysium han optado por un diseño que podríamos encuadrar dentro del “feísmo”. Este concepto impregna todo el juego y lejos de ser algo casual, es una decisión meditada que encaja a la perfección con todos los elementos que componen este RPG.

A nivel visual, estos ejemplos los podemos encontrar en todos los escenarios del juego. Desprenden un aura decadente que se ve potenciada por el uso de una paleta de colores apagados. A todo esto, hay que añadir un elevado nivel de detalle que resulta casi enfermizo y que consigue que todos los mapas y zonas que podemos explorar en Disco Elysium parezcan llenas de vida.

En lo que se refiere al diseño de los personajes, todos son bastante únicos y están encargados de dar un toque de color y estridencia a Dysco Elysium. Si hubiese que definir a los personajes como a los NPC, una vez más tendríamos que recurrir a la palabra feo para definirlos. Sin embargo, todos ellos desprenden una enorme personalidad y un magnetismo que los hace completamente únicos al alejarse de los cánones habituales de la industria.

Más allá de estas cuestiones y decisiones de diseño, Dysco Elysium es un juego relativamente modesto y no deberíamos tener demasiados problemas para disfrutar de él. Técnicamente no es un título ambicioso, lo que sin duda hace que pueda disfrutarse de él sin demasiadas complicaciones. Todo esto tiene como consecuencia un rendimiento bueno que permite jugar sin tener que preocuparse de estas cuestiones técnicas.

En lo que se refiere a bugs y otros problemas similares, ZA/UM ha hecho un buen trabajo con esta versión, al menos en PC. En las versiones de PlayStation parece que el lanzamiento de este título ha estado acompañado de bastantes errores que han empañado el resultado final. Sin embargo, esto no es algo que haya ocurrido en compatibles, donde este título ya había tenido un largo recorrido. En cualquier caso, los creadores de Disco Elysium están al tanto por lo que debería ser cuestión de tiempo que acaben con los errores que todavía persistan.

Jugabilidad

A pesar de que Disco Elysium es un RPG, la forma en la que está planteado hace que resulte algo difícil encuadrarlo dentro este género. Y es que a diferencia de otras propuestas que podemos encontrar en esta industria, la obra de ZA/UM deja la acción completamente de lado para sumergir al jugador en una aventura en la que la mejor arma de nuestro personaje será su ingenio para resolver un crimen.

En este sentido, en Disco Elysium elegimos la personalidad de nuestro personaje en lugar de capacidades propiamente dichas. El avatar que dirigimos es una carcasa vacía, un ser con una psique fracturada y nosotros seremos los encargados de dirigir sus acciones y tomar las decisiones que tomemos oportunas.

Todas las capacidades que podemos seleccionar tendrán peso en nuestra aventura por el decadente mundo de Disco Elysium. Algunas como la Fuerza de Voluntad resultarán más directas que otras como Mundo Interior, pero todas ellas nos ayudarán a progresar en el juego. Y si algo tiene interesante este título es que independientemente de nuestros aciertos o fracasos, la historia seguirá desarrollándose.

Y es que ganar o perder en Disco Elysium es algo relativo. A lo largo de nuestras sesiones de juego nos enfrentaremos a una serie de pruebas que se resolverán en función a una tirada de dados. Esto no es una metáfora, es algo que ocurre de forma directa en el juego y el resultado obtenido determinará si hemos superado la prueba o no.

Estas pruebas están condicionadas por muchos factores. Los más directos serán los puntos que tengamos asignados en nuestras habilidades. Sin embargo, tendremos otras influencias externas como otras acciones que hayamos realizado previamente, los objetos que guardemos en el inventario o incluso la vestimenta que llevemos puesta en ese momento.

Todos estos condicionantes determinarán de forma positiva o negativa el resultado de estas tiradas. Si bien es cierto que algunas de ellas las podremos repetir en caso de fracasar, en otras no será posible. Como ya hemos mencionado, en Disco Elysium hay muchos caminos y os invitamos a aceptar el resultado de estas tiradas sea cual sea. De esta forma el juego tiene mucho más sentido y además, en determinadas ocasiones obtener un resultado u otro quizá no tenga las consecuencias que esperamos.

A medida que superemos estas pruebas o completemos determinados encargos, obtendremos experiencia con la que podremos desbloquear habilidades adicionales u obtener beneficios adicionales. Hay que señalar que, aunque al principio pueda parecer que estos puntos son escasos, lo cierto es que al final sobran bastantes, por lo que os recomendamos que os sintáis libres de usarlos y explorar distintas formas de desarrollar a vuestro personaje.

Más allá de estas cuestiones, el motor del juego es la investigación y los interrogatorios a los personajes que pueblan la ciudad en la que nos encontramos. Esto se traduce en enormes cantidades de texto que tendremos que procesar. Lo cual no es ninguna exageración, ya que en Disco Elysium tendremos que leer bastante llegando a ser incluso algo abrumador en determinados momentos.

En este sentido, Disco Elysium es bastante excepcional dentro de los RPGs que han sido publicados en los últimos años. Quizá el único ejemplo similar que podemos encontrar sea Torment: Tides of Numenera en el que también los textos tenían una importancia troncal. Pero aun así, la puesto en escena por ZA/UM está a otro nivel.

La consecuencia directa de esta aproximación es una experiencia de juego pausada en la que la acción queda completamente de lado. ¿Significa eso que no hay momentos en los que la adrenalina se dispare? No, pero la violencia y la acción que están presentes en Disco Elysium se presentan como un punto de clímax dentro de la historia que nos narra ZA/UM. En cualquier caso, si lo que buscas son combates y tiroteos, sin ningún tipo de dudas este no es tu título.

Como veníamos mencionando, en Disco Elysium tendremos que resolver un crimen y tendremos que confiar en nuestras habilidades para lograrlo. Sin embargo, no estaremos solos, ya que en esta singular aventura nos encontraremos con un carismático compañero que nos acompañará en nuestra investigación. Se trata de Kim Kitsuragi y en honor a la verdad, es uno de los NPC más trabajados del género.

Nuestra relación con Kitsuragi dependerá de cómo queramos enfocarla y ZA/UM nos da bastante libertad para desarrollarla a lo largo de los distintos días que nos llevará completar esta investigación. Nuestro compañero puede convertirse en aliado y confidente o, todo lo contrario, pero en cualquier caso disfrutaremos de un personaje muy bien escrito y con una personalidad excelentemente trabajada.

En este sentido, ZA/UM ha realizado un gran trabajo con la narrativa de Disco Elysium. Algo que se antoja fundamental en un título que está exclusivamente centrado en contar una historia. A medida que nos adentramos en este singular mundo, descubriremos pequeños detalles y diferentes tramas que enriquecerán nuestra experiencia de juego. En definitiva, llegaremos a sentir que las gentes de Martinaise se convierten en algo así como conocidos de toda vida.

Otro de los aspectos determinantes de Disco Elysium es que es un juego muy político pero que en ningún caso va de “política”. A lo largo de nuestras sesiones de juego nos adentraremos en la historia del singular mundo creado por ZA/UM. Un mundo que es como un espejo distorsionado de nuestra realidad, pero en el que se dan la mano distintas corrientes políticas y teóricas como el nacionalismo, el comunismo o el liberalismo.

Estas corrientes pueden definir a nuestro personaje y sin duda tienen un impacto en las gentes con las que interactuamos en Disco Elysium. Pero como mencionábamos, este no es un título que intente dogmatizar sobre corrientes ideológicas. Podríamos definirlo más bien como una sátira o una crítica hacia estos movimientos, pero, sobre todo, es una base en la que desarrollar un contexto para un mundo devastado y sin esperanza.

Todo esto hace que nos encontremos ante un título que es eminentemente “adulto”. Una etiqueta que en la industria se ha utilizado de forma banal demasiadas ocasiones para referirse exclusivamente a juegos con altos niveles de violencia o en los que aparece algún tipo de contenido sexual. Sin embargo, Disco Elysium puede hacer gala con orgullo de dicha etiqueta.

Los temas tratados en Disco Elysium son bastante duros y como hemos mencionado, tienen un fuerte componente político e incluso filosófico en determinados momentos. A todo esto, hay que añadir la presencia de drogas y otras sustancias que pueden ser usadas de forma indiscriminada para “potenciar” a nuestro personaje aunque sea a costa de destruirlo.

Estamos ante un juego serio, aunque eso no signifique que en muchas ocasiones ese tono pueda convertirse en cómico. Es precisamente en estas situaciones de contraste cuando Disco Elysium brilla con más fuerza y donde lograr convertirse en todo un referente de lo que la industria de este sector debería entender como una experiencia para “adultos”.

En lo que se refiere a las novedades aportadas por la versión The Final Cut, podemos destacar la posibilidad de jugar a este RPG de forma nativa con un pad. Si bien es cierto que esto es una posibilidad, el resultado no es todo lo óptimo que uno podía esperar, por lo que sigue siendo absolutamente recomendable jugar con teclado y ratón, al menos en PC.

Precisamente, la vertiente más política de Disco Elysium se ha visto potenciada con The Final Cut con la introducción de cuatro misiones adicionales en las que podemos explorar las distintas ideologías presentes en el juego y hacerlas nuestras. Hay que señalar que son excluyentes y no demasiado extensas, pero expanden parte del universo de este título, y eso es realmente interesante.

A pesar de estos añadidos, completar Disco Elysium no nos llevará tanto tiempo como otros RPG del mercado. Finalizar esta aventura podrá llevarlos alrededor de una treintena de horas dependiendo de cómo enfoquemos el juego y de si optamos por realizar todos los encargos que podemos encontrar. En cualquier caso, estamos ante un título con bastante rejugabilidad si queremos explorar todas las opciones que están presentes en él. A continuación os dejamos con un gameplay de este título.

Apartado sonoro

Sin lugar a duda, el elemento más destacado que podemos encontrar en este apartado es la introducción del doblaje completo de Disco Elysium gracias a The Final Cut. El elenco de voces elegido por ZA/UM es magistral y convierte la experiencia de juego en algo mucho más dinámico e interactivo que en la versión original. De esta forma, a pesar de que tendremos que seguir leyendo bastante, las voces harán todavía más amena la experiencia.

Al igual que ocurría con la puesta en escena de este título, la selección de voces destila originalidad y se aleja de los registros más convencionales. Como señalamos, es toda una experiencia que no os debéis perder, especialmente si en su día jugasteis a la propuesta inicial publicada por ZA/UM. Además, la calidad de este doblaje en inglés tiene todavía más mérito si tenemos en cuenta que algunas de las voces principales, como la del narrador, no son profesionales de este ámbito.

En lo que se refiere a la música, los temas tienen esa mezcla de melancolía que está presente en el resto de los elementos que componen Disco Elysium y que ayuda a reforzar la coherencia y personalidad de este título. Aunque la banda sonora no es muy variada, las piezas musicales tienen una calidad excelente y algunas son realmente pegadizas.

Conclusión

Disco Elysium es con toda seguridad uno de los mejores RPGs de los últimos años. Su propuesta es prácticamente única lo que hace que su valor sea mucho mayor. La calidad de sus textos está fuera de toda duda y, además, ahora cuenta con una traducción notable al español, lo que hace que la barrera del idioma ya no sea una excusa para probarlo.

A pesar de que estamos ante un título completamente recomendable para cualquier aficionado a los RPGs, somos conscientes de que no es un videojuego para todo el mundo. Su ritmo pausado y su falta de acción son dos elementos que pueden suponer un escollo para un gran porcentaje de jugadores que lo que buscan en este género es el combate y la faceta más táctica del mismo.

Y aunque en Disco Elysium no haya combates “físicos” sí los hay dialécticos. ZA/UM ha creado algunas de las batallas más interesantes que hemos podido disputar, eso sí, cruzando palabras y usándolas como dardos cuando es necesario para golpear donde más duele y obtener de nuestro rival lo que queremos. Evidentemente no es una lucha tradicional, pero eso no significa que estén ausentes en este título.

Otra faceta que puede jugar en contra de Disco Elysium es su trama o su enfoque político. Para nosotros, esto es uno de los elementos que más valor añadido aportan a este videojuego, pero es posible que no todo el mundo quiera verse inmerso en estas cuestiones.

Respecto a la versión The Final Cut, las mejoras son notables respecto al original. A pesar de que el juego ha llegado a PlayStation, hay que lamentar que la adaptación no haya sido modélica, aunque eso no debería ser un impedimento para que los usuarios de estas plataformas disfruten de un RPG con mayúsculas.

No podemos concluir este análisis sin invitaros a adentraros en Disco Elysium. La mayor pega que le podemos encontrar a este título es que una vez lo hemos terminado, no podemos olvidar lo vivido para volver a disfrutar de su trama. ZA/UM tiene un gran futuro por delante y nosotros estamos deseosos de que vuelvan a sorprendernos con otra intrépida propuesta como Disco Elysium.

Disco Elysium: The Final Cut ya disponible para PC, PS4 y PS5.