Un barco perdido en medio del océano. Una tripulación enloquecida por los susurros de una entidad surgida de las profundidades del mar. Un grupo de supervivientes que deben luchar para resolver el misterio e intentar escapar de las fauces de la locura. ¿Os suenan estos elementos? Pues todos ellos conforman uno de los últimos títulos inspirados en la obra de Lovecraft: Dread Nautical.

Un título creado por Zen Studios que tras debutar en Apple Arcade el año pasado salta ahora a PC y consolas para ofrecer su estrategia táctica con elementos de gestión de recursos inspirado en títulos como XCOM o Darkest Dungeon. Eso sí, a una escala mucho menor que en dichos videojuegos y al mismo tiempo bastante más accesible a los jugadores.

Apartado técnico

Nos encontramos ante un título con un apartado técnico bastante discreto heredado de sus orígenes como videojuego para móviles. Esto se traduce en un entorno gráfico sencillo pero efectista potenciado por su singular estilo cartoon. Sin embargo, este carisma queda eclipsado por las limitaciones que presentan los modelos de los personajes, que en ocasiones resultan demasiado simples.

Esto puede apreciarse en los brazos de los personajes cuyas manos están carentes de dedos. También queda patente en los enemigos, cuyo diseño es bastante plano y carente de grandes detalles. Todo esto eclipsa gran parte del trabajo artístico realizado por Zen Studios para Dread Nautical, aunque como hemos señalado, estas limitaciones parecen heredadas de las plataformas nativas en las que fue lanzado este videojuego.

Tampoco hay mucha variedad de escenarios, lo que llega a causar una fuerte fatiga visual y la sensación de estar viendo siempre lo mismo. Algo similar ocurre con los enemigos, que si bien tienen originalidad, son muy parecidos y los cambios que presentan son mínimos y se limitan prácticamente a cambios de color. 

Otra cuestión es si el diseño artístico está en consonancia con un título ambientado en los horrores cósmicos del literato de Providence. Quizá resulten demasiado coloridos y alegres para lo que solemos estar acostumbrados, aunque esta es una cuestión que debe ser juzgada por los jugadores.

En cualquier caso, Dread Nautical presenta algunos problemas a la hora de ofrecer un entorno visual detallado que en ocasiones presenta poca definición. Y es una lástima, ya que de haber pulido estos aspectos de cara al lanzamiento en PC y consolas se podría haber solventado estas pequeñas incomodidades técnicas que tiene este título.

Jugabilidad

Dread Nautical nos mete de lleno en la vida de un superviviente que debe intentar escapar de un crucero atrapado en el océano. Como si del Día de la Marmota se tratase, tendremos que repetir nuestro día a día intentando progresar rescatando a otros supervivientes, encontrar recursos e ir avanzando en los niveles del barco hasta lograr escapar.

El planteamiento es sencillo y funciona aunque puede llegar a ser algo repetitivo. Dread Nautical ofrece una jugabilidad de corte estratégico y táctico en el que tendremos que formar nuestro grupo de supervivientes para poder salir airosos de los encuentros con los horrores que se han hecho con el control del barco. 

Todo ello aderezado con toques de gestión y elementos roguelike que nos pondrán las cosas un poco más difíciles y que añaden un toque de emoción adicional en este título. En cualquier caso, tendremos diversos modos de dificultad que nos permitirán elegir el nivel de desafío que queremos afrontar, desde lo más sencillo al más inmisericorde.

En cualquier caso, las mecánicas de Dread Nautical son sencillas y fáciles de comprender. Al momento de empezar el juego tendremos que elegir al protagonista de esta singular historia. Esta decisión es más o menos trascendente ya que cada una de las opciones que se nos da cuenta con habilidades específicas y pueden condicionar un poco la experiencia de juego.

De todas formas, a medida que avanzamos en Dread Nautical encontraremos otros supervivientes que complementarán nuestras habilidades. Estos compañeros de viaje aparecen de forma progresiva y para contar con ellos tendremos que realizar encargos o “dorarles la píldora” para ganarnos su confianza y que nos acompañen.

Más compañeros significa más posibilidades de sobrevivir, pero también nos causará más quebraderos de cabeza. Para poder contar con ellos tendremos que mejorar nuestro “camarote” que hará las veces de centro de operaciones. Para ello tendremos que construir camas adicionales y talleres que nos permitan tener un equipo acorde para poder sobrevivir en Dread Nautical.

A medida que exploramos, encontramos recursos con los que construir estas estructuras, reparar armas y crear objetos. También tendremos que gestionar la comida y el bienestar de nuestros compañeros, ya que el hambre y la locura irán haciendo mella en ellos. Controlar todos estos elementos será absolutamente necesario para triunfar, aunque será cada vez más complicado a medida que avancemos.

En cualquier caso, la gestión no es demasiado complicada si teneis experiencia en juegos de este estilo, al menos en los niveles medios. En el nivel de dificultad más elevado, las pérdidas serán permanentes, por lo que es necesario tener mucha más precaución.

En lo que se refiere al combate, Dread Nautical ofrece combates por turnos en el que nuestros personajes y los enemigos tienen una serie de puntos de acción para desplazarse y atacar. El combate no es demasiado complicado, aunque sí será necesario familiarizarse con los patrones de ataque y debilidades de los horrores que pueblan este título si queremos salir airosos. 

Gameplay

A continuación os mostramos un pequeño gameplay de Dread Nautical en el que podréis apreciar algunos de los elementos clave de la jugabilidad que ofrece este título de Zen Studios.

Apartado sonoro

Dread Nautical presenta una banda sonora adecuada aunque sin ser especialmente memorable. Las melodías presentan cierto toque de misterio que encaja bien con la idea de estar inmersos en un barco atrapados por horrores cósmicos. Los efectos sonoros son correctos y cumplen con su cometido. El juego cuenta con voces en inglés y está traducido al español, aunque la calidad de la misma es cuestionable y cuenta con multitud de palabras inadecuadas o directamente incorrectas para los términos a los que se refieren.

Conclusión

Nos encontramos ante un título bastante discreto en muchos aspectos y que tiene difícil medirse de tú a tú con los grandes del género. Dread Nautical es un título sencillo cuya mayor virtud es su accesibilidad e inmediatez. Dos virtudes que están potenciadas por su plataforma de origen. Sin embargo, su legado como juego de “móvil” empaña el resto de aspectos de Dread Nautical.

Técnicamente es un título bastante discreto y aunque artísticamente tiene bastante carisma, la falta de detalle le resta encanto. Tampoco ayuda la repetición de escenarios y de modelos, que hace que el resultado final sea un tanto cargante. Y la traducción al español contribuye a crear la sensación de que Dread Nautical es un título poco cuidado.

En cualquier caso, la experiencia de juego resulta entretenida y llega a ser bastante desafiante a medida que avanzamos. La mezcla de gestión de recursos con la evolución de los personajes con toques de RPG es un recurso que siempre funciona y aquí no es una excepción. Si buscáis un videojuego accesible y de estas características, Dread Nautical puede ser una buena opción, aunque los que demanden algo más complejo y desafiante quizá puedan sentirse decepcionados.

Dread Nautical ya disponible para PC, PS4, Switch y Xbox One.