Enter the Gungeon ha sido por méritos propios uno de los videojuegos de corte roguelike más exitoso de los últimos años. Si bien es cierto que el pionero a la hora de popularizar este subgénero fue The Binding of Isaac, en especial su encarnación Rebirth, desde Dodge Roll supieron encontrar con este título un buen equilibrio entre dificultad y diversión.

Todo ello con un estilo desenfadado y una estética única que se alejaba de las convenciones a las que estaban acostumbrados los aficionados a este género. Tras varias actualizaciones de contenidos y ajustes, Dodge Roll publicó la actualización A Farewell to Arms como despedida y en agradecimiento de este a todos sus seguidores antes de lanzarse de lleno a desarrollar un nuevo título.

El resultado de dicho trabajo ya lo tenemos entre las manos y aunque ha sido de menor envergadura de lo esperado no por ello resulta menos interesante. Exit the Gungeon nace como un spin off y con un enfoque mucho más arcade que el juego original. Algo que tampoco nos debe extrañar, ya que este juego fue concebido en exclusiva temporal para la plataforma Apple Arcade. 

Tras acabar dicho periodo de exclusividad, el juego de Dodge Roll ha aterrizado en nuevas plataformas con la misma premisa: ofrecer acción frenética y descerebrada mientras no dejamos de apretar el gatillo. Eso sí, la experiencia es algo más limitada que en Enter the Gungeon, aunque mucho más dinámica y ágil

Y aunque la versión original con la que Exit the Gungeon debutó en Apple Store podría resultar un tanto escasa para los usuarios más entregados, la versión que ha llegado a otras plataformas ha subsanado dicho problema. Esto se debe a la actualización Hello to Arms que añade más posibilidades a este título al tiempo que hace un guiño parche con el que el estudio se despidió de Enter the Gungeon.

Apartado técnico

Visualmente, Exit the Gungeon comparte muchos elementos comunes con su hermano mayor. Los personajes son los mismos y la práctica totalidad de los enemigos también. Algo que por otro lado es completamente lógico ya que el “ecosistema” en el que nos movemos es el mismo. 

Pese a que las animaciones son sencillas, estas cumplen a la perfección con su cometido y nos meten de lleno en el peculiar sentido del humor que tiene la obra de Dodge Roll. Un humor que se manifiesta en los enemigos que tendremos que combatir, que siguen siendo en su mayoría cartuchos de munición, pero que se plasma también en el diseño de personajes y entornos. 

En este sentido, poco se le puede reprochar a Exit the Gungeon salvo que la escala es mucho menor y que está algo más limitado en lo que se refiere a los escenarios que podemos recorrer. Aquí el grueso de la acción se desarrolla en salas pequeñas y “el ascensor” en el que tenemos que escapar de la Armazmorra, lo que en parte limita las posibilidades creativas.

En lo que se refiere a cuestiones más técnicas, Exit the Gungeon funciona a la perfección. Algo que tampoco debería sorprendernos ya que es un título gráficamente bastante discreto. Tampoco tiene un impacto directo en el rendimiento el número de enemigos en pantalla o los proyectiles que tenemos que esquivar.

Jugabilidad

Exit the Gungeon nos propone una jugabilidad que se desarrolla fundamentalmente de manera vertical. En nuestra aventura tendremos que escapar utilizando un ascensor mientras que el entorno que nos rodea se derrumba. Mientras tanto, tendremos que disparar continuamente mientras esquivamos las balas de nuestros enemigos.

Todo ello aderezado con la típica idea de los roguelike en los que si morimos lo haremos de forma permanente. Eso sí, los progresos globales que hayamos desbloqueado permanecerán disponibles en las sucesivas partidas, haciendo que Exit the Gungeon sea un título rápido, pero también bastante rejugable. 

Como mencionábamos, tendremos que escapar de la Armazmorra a golpe de disparos, algo que también tiene su toque cómico. Esto se debe a que nuestra arma “está bendecida” y mutará cada cierto tiempo de forma alocada e incontrolada. De esta forma por momentos podremos estar disparando con el típico AK para inmediatamente después tener en nuestras manos un arma que dispara yunques.  Un aspecto que podéis comprobar en el vídeo que os mostramos a continuación.

Para darle un toque de progresión, a medida que avancemos nos encontraremos con una serie de jefes finales. Estos actuarán como “guardianes” y una vez derrotados podremos acceder al siguiente nivel de la Armazmorra y nos encontraremos un poco más cerca de la ansiada escapatoria. A medida que avancemos podremos encontrar NPCs y otros pequeños secretos que nos permitirán desbloquear ciertos contenidos y otras pequeñas sorpresas.

En líneas generales, Exit the Gungeon es un título muy dinámico y rápido que se presta a partidas desenfadadas. Los controles responden bien y en general es un juego muy ágil en el que tendremos que tener puesta toda nuestra atención para no morir. Es cierto que a medida que avanzamos podemos comprar más vidas o armaduras, pero de poco servirán si no aprendemos a esquivar y derrotar a nuestros enemigos sin que nos toquen.

Quizá el aspecto más negativo que podemos encontrar es la naturaleza aleatoria de nuestra arma. Sin duda es un elemento original y aporta un toque de diversión a la propuesta de Exit the Gungeon, pero en ocasiones la “elección” que haga el juego por nosotros nos puede poner las cosas algo difíciles.

Esto es algo que se ha solucionado tras el lanzamiento de la actualización para Exit the Gungeon que hemos mencionado anteriormente en este análisis. Con la actualización podremos elegir el arma que queremos usar, aunque eso sí, tendremos restricciones ya que será necesario tener munición para ella, algo que no ocurre con el “arma bendita” que se nos entrega al principio del juego.

Un pequeño detalle que añade más variedad y versatilidad a Exit the Gungeon. La actualización también añade algunos ajustes y un nuevo enemigo final que viene a alargar la vida de Exit de Gungeon. Y esta es de por sí bastante extensa, ya que estamos ante un juego muy desafiante, que nos llevará mucho tiempo dominar al cien por cien, así como desbloquear todos sus secretos.

Apartado sonoro

La música en Exit the Gungeon tiene un papel bastante discreto, aunque las melodías que nos acompañan están en sintonía con la rapidez y el ritmo frenético del juego. Los efectos sonoros están bien conseguidos y logran transmitir ese toque desenfado y de humor que impregna toda la obra de Dodge Roll.

Conclusión

Puede que Exit the Gungeon sea un título menor, pero eso no significa que estemos ante un producto de poca calidad. Si bien es cierto que si lo comparamos directamente con su hermano mayor esta entrega sale perdiendo, también es verdad que el concepto de ambos títulos es ligeramente distinto. 

Exit the Gungeon es un juego enfocado a las partidas cortas y en ese sentido poco se le puede reprochar. Quizá resulte menos variado y profundo, pero eso va ligado al propio concepto del juego que desde un primer momento fue ideado como un spin off y no como una segunda entrega o un sucesor real de Enter the Gungeon.

Si buscáis un roguelike muy ligero en el que vuestras partidas no se alarguen durante horas, Exit the Gungeon es una opción muy a considerar. Eso sí, siempre teniendo en cuenta que se aleja de la profundidad de otros títulos del género y que tiene menos posibilidades que cualquiera de ellos. Pero para ratos cortos, sin duda es un título a tener en cuenta.

Exit the Gungeon ya disponible para PC, PS4, Switch y Xbox One.