Cuando tu sobrina te dice que de mayor quiere ser youtuber, te das cuenta de que estás mayor para muchas cosas. Antes la chavalada querían ser futbolistas como Maradona, ahora quieren ser como la pandilla de infraseres que pueblan las redes, gritarle a una pantalla mientras “reaccionan” ante cualquier tontería, o, directamente, hacer el idiota de diversas maneras para ganarse “likes” y “followers”.

Y este es el público que pienso que debe de ser el principal de toda la saga de Freddy, el oso horroroso, fenómeno indie de hace unos años, el juego más terrorífico ever y que ahora, después de tanto tiempo preguntándome que por qué era tan famoso, he podido “disfrutar” en su versión para realidad virtual, Five Nights At Freddy’s: Help Wanted, un remix de todos sus juegos.

Living After Midnight

Como bien sabemos, conseguir un trabajo decente a día de hoy está complicado, así que hemos tenido que conformarnos con cobrar el salario mínimo y hacer el turno de guardia nocturna en una cutre pizzeria – esto es en la primera parte, luego seguiremos haciendo lo mismo en una pizzeria más moderna, y un parque temático – seremos quien debe de vigilar sobrevivir durante cinco noches, como bien dice el título.

Hasta aquí no parece mal plan, algún amigo tengo que hacía esto y su vida era ver anime y jugar a la portátil mientras de vez en cuando miraba a los monitores de vigilancia, pero aquí, por desgracia, no tenemos una consola ni episodios de Dragon Ball que hagan más llevadero nuestro aburrido cometido. En cambio, tendremos que lidiar con robots poseídos por espíritus demoniacos dispuestos a mordernos la cabeza como si fuese una sandia fresquita en verano.

Esto es terrorífico, pollos, zorros, conejos y osos biónicos cochambrosos, vendrán a por ti, y tus únicas armas son……nada, aquí es donde está la supuesta gracia del juego. La base del mismo es gestionar tus recursos y sobrevivir hasta que lleguen las 6 de la mañana, hora a la que termina el turno y el sufrimiento.

Playin´ To The Dawn

En cada entrega estaremos obligados a vigilar el percal, pero, al estar ambientadas en diferentes épocas, cada una tendrá sus propias formas de hacerlo. En la primera, estaremos limitados a controlar a los animalejos por las pantallas, e intentar averiguar cuando se aproximarán a nuestra cabina con ellas, o con las luces para ver sus sombras. Si están muy cerca, nada como una recia puerta de acero para mantenerlos a raya, pero claro, hay un problema. Y es que usar las luces o la puerta gastará energía, y cuando esta se acabe, ya sabes, sandía.

Con la segunda, junto a los monitores de vigilancia, tendremos acceso a nuevas, y avanzadas, tecnologías tales como luz infinita o una, al loro, ¡careta de Freddy! Con la que podrás engañar a los robotos, todos los de la primera entrega, y alguno más nuevo. Uno de ellos adicto a la música por lo visto, y que hará que estés pendiente de una caja de música como si fuese un maletín lleno de billetazos.

En la última, seguiremos con nuestro trabajo cutre, y es que en esta empresa no hay narices de ascender por lo visto. Ambientada en la actualidad, se acabaron las caretas y luces con batería, ¡ahora tenemos ordenadores! Y con ellos todos sus problemas, ya que ahora controlaras no sólo los pasillos del nuevo parque temático, no, esta vez no es una pizzería, pero es igual de cutre.

Emulando a Ripley en Alien, tendrás que estar pendiente de los conductos de ventilación, ya que por ahí es por donde podrá venir es monstruo metálico de turno, y como suele ser habitual, la tecnología siempre te falla en el momento que más lo necesitas, y aquí no será diferente. Nuestro sistema se vendrá abajo más de una vez teniendo que reiniciar las cámaras, luces, la ventilación para evitar asfixiarnos, o todo él directamente.

Pero esto no es todo, el mundo de Freddy abarca más diversión, ¿quieres ver las entrañas de tus nuevos amigos mientras los reparas como si de Operación se tratase? Estás de suerte, porque tienen un nuevo puesto para ti, pero ya sabes, sigues las instrucciones o Foxy se puede enfadar. Si por el contrario prefieres descender a las profundidades de las instalaciones y lidiar con cables y tuercas, también han pensado en ti, y podrás divertirte arreglando conductos mientras evitas a otro de sus peculiares habitantes.

Sin embargo, no todo el mundo quiere ser mayor y hacer cosas de mayores, así que vuelve a tu infancia y juega a ¿dónde están Freddy y sus colegas? Con dos versiones, en la primera tendrás que evitar que tus peluches acaben contigo en una serie de minijuegos, como parar a uno de ellos con una linterna en un cierto lugar antes de que se te suba a la chepa. La segunda, es la versión casera de los capítulos principales de la saga, y tendrás que evitar a Freddy y sus compinches mientras te mueves por tu habitación armado con la linterna de turno.

Now I’m Gone

Y tras todo esto ¿qué he sacado en claro? Con tanto bombo y fama, o mi compañera del trabajo compadeciéndose de mi porque tenía que jugarlo con las otras gafas, yo me esperaba algo diferente. Por el contrario, la realidad, no virtual, es que Five Nights At Freddy’s: Help Wanted no está mal como idea, pero repetirla tanto y con tan pocos cambios se hace un poco cansino. Tampoco ayuda que los controles de vez en cuando no vayan demasiado finos – he jugado con los Move, y a veces pulsar según que botones necesitaba de más un intento – o que la historia, y las explicaciones de cómo jugar sean casi inexistentes.

Por no hablar del supuesto terror, yo esperaba hacerme tanta caca como cuando vi El Exorcista hace como más de 20 años, y me he encontrado con sustos bastante simples a la vez que previsibles a lo Annabelle. El más terrorífico de ellos, uno por darle un tortazo a la tele con el casco al intentar ver los límites de mi virtual habitáculo.

Entiendo que es lo que se lleva ahora entre la chavalada, y que está clase de terror saltarín tiene su público, ahí tienes el éxito de la película de arriba; y otros ejemplos, como Paranormal Activity hace unos años. . A lo mejor tu eres el objetivo de Freddy, pero en mi caso la experiencia ha sido más similar a ver un documental de los de al medio día en la 2, al principio es interesante, pero al final siempre acabas durmiéndote, debe de ser cosa de la edad….

Five Nights At Freddy’s: Help Wanted ya está disponible en PC Y Playstation VR.