GRID. Un nombre tan sencillo y que a la vez nos transmite muchas cosas. En 2014 ya asistimos al lanzamiento del famoso Race Driver: GRID, que ponía en marcha un simulador de conducción bastante curioso y agresivo, y que nos gustó precisamente por mostrar las competiciones de carreras desde un punto de vista completamente diferente. 2019 ha sido el año seleccionado por Codemasters para ejecutar la misma propuesta, pero adaptada a los tiempos que corren.

GRID es, en primer lugar, un simulador de conducción en el que nos meteremos en diferentes competiciones, también con diferentes circuitos y modelos de coches que tendremos que ajustar y personalizar con el fin de obtener el mejor rendimiento. Este nuevo proyecto es muy similar al que ya vimos en 2014, pero a la vez incluye muchas novedades que nos invitarán a rejugarlo con el fin de extraer toda esa diversión que todavía está oculta. Eso sí, tened cuidado porque este nuevo lanzamiento es mucho más agresivo de lo que ya habíamos visto en videjuegos anteriores de Codemasters.

Desde el inicio del proyecto veremos que la agresividad, los choques y los golpes con otros coches van a ser algo habitual. Aunque, eso sí, no tendremos que preocuparnos demasiado de los daños (aunque tendrán sus propios efectos, como veremos más adelante). El principal objetivo es tan simple como llegar a la primera posición, cueste lo que cueste. Un juego desafiante, pese a todo, y que a la vez nos perdonará bastante los errores que tengamos.

Después de comenzar a jugar con algunas carreras de introducción, nos metemos con la tareas de responder a la pregunta clave: ¿Estamos ante un buen juego?

Apartado técnico

Grid

La verdad es que, cuando vimos los primeros materiales gráfico de Grid, nos llevamos una sorpresa bastante grata que, tras verlo en acción, ha perdido algo de fuelle. El nuevo proyecto de Codemasters es, a nivel gráfico, un producto bastante resultón, pero también tenemos que decir que nos esperábamos algo mucho más decente, con una mayor cantidad de detalles y una resolución que exprimiera la gran cantidad de posibilidades que tiene las consolas actualmente.

Nada más iniciar el proyecto veremos cómo el apartado técnico ha sido bien construido, mostrando todo de una manera bastante optimizada y sin fisuras, pero lo cierto es que tenemos la sensación de que la calidad de los modelos podría haber sido mejor, más realista. A eso hay que añadir el hecho de que en ocasiones se mostrarán unos dientes de sierra bastante notables que empañarán la experiencia. No hay que olvidar que los modelos de los coches y circuitos están bien realizados, pero sin esos detalles que hacen que nos quedemos con la boca abierta.

En cuanto a resoluciones, hay que mencionar que la edición analizada (la de Playstation 4), el rango es dinámico, moviéndose siempre los 720p y los 1080p. El resultado no queda mal y, de hecho, no hemos visto ralentizaciones o fallos gráficos de importancia, más allá de los llamativos dientes de sierra. En parte gracias a sus 30 fps estables.

El problema gráfico de Grid es que el juego podría haber dado mucho más en cuanto a su aspecto, sin limitarse a una falta de detalles que es precisamente dónde peca. Un recurso que se podría haber usado de una mejor manera. En todo caso, a nivel gráfico estamos ante un proyecto bastante interesante.

Apartado sonoro

Grid

Vamos mejorando la cosa. Si en el apartado técnico nos hemos quedado con un sabor de boca agridulce, ahora vamos a hablar del sonido, apartado en el que sí obtenemos un notable bastante interesante. Tenemos que decir que tanto la música, como los comentarios como los efectos sonoros ha sido realizado de una manera agresiva, inspirándonos siempre a seguir hacia adelante y a cumplir la mayor cantidad posible de objetivos. Cueste lo que cueste.

Mientras que la música se centra en los menús y en algunos momentos muy puntuales de las carreras, hay que decir que durante el transcurso de estas escucharemos todo tipo de comentarios que nos irán diciendo cómo vamos. Un detalles bastante acertado. Así podremos saber si nuestros esfuerzos en las competiciones están dando sus frutos.

Por otra parte, hay que decir que no nos cansaremos de escuchar efectos sonoros, con un gran marcaje en cuanto a los bajos que denotan que, claramente, en el desarrollo se le ha querido dar un enfoque muy agresivo. Esto se consigue de una manera muy notable en todos los momentos.

La verdad es que el sonido de Grid ha sido muy bien realizado, con una calidad de pistas fuera de toda duda. Se consiguen transmitir todas las sensaciones necesarias, por lo que a este respecto tenemos que decir que el apartado es notable.

Jugabilidad

Grid

Lo bueno que tiene Grid es que su jugabilidad no es para nada complicada. Incluso podríamos decir que se trata de un proyecto altamente accesible en casi todos los sentidos. Desde el control de los coches a la selección de modos, no estamos ante un título complicado de ejecutar.

¿Qué modos de juego encontramos en Grid? Los ya típicos como Carrera Profesional o Modo Libre. Muy pocos, la verdad, ya que la Carrera Profesional, por ejemplo, se centra únicamente en una serie de carreras indiviudales con diferentes tipos de coches. Estos cambian su configuración y manera de moverse, un aliciente que añadirá horas de juego. Aunque nosotros hubiéramos pedido más, mucho más. En cuanto al modo libre, su nombre lo dice todo: varias carreras que podemos configurar libremente, y que nos permitirán competir con un mayor grado de libertad.

No hay duda de que en cuanto a los modos de juego es necesaria una mayor variedad. Así vistos se nos quedarán cortos.

Coches exigentes, pero fáciles de controlar

Grid

En cuanto al control de los propios vehículos, encontramos un esquema de controles que no cambia en absoluto respecto de otros videojuegos del mismos género, pero que a la vez añade físicas que permiten cambiar la forma en que los manejamos. Por ejemplo, no será lo mismo competir con un 600 que con un Subaru de última generación. Hay diferencias palpables. Estas no son radicales y encontraréis muchas similitudes entre los coches, aunque se agradece el esfuerzo.

No hay que olvidar que existen 60 coches seleccionables, entre los que se incluyen el Ferrari 488 GTE, el Chevrolet Corvette o el ya conocido Pontiac Firebird. En cuanto a los circuitos, hay 80 rutas divididas en 12 regiones. Un número especialmente corto. Eso sí, se hacen un total de 108 carreras que pueden dar para bastantes horas de juego.

Por supuesto, a la hora de controlar los vehículos observaremos cómo existen diferentes condiciones atmosféricas que modificarán el control de los coches, aunque tampoco es que sean excesivamente notables. Hay que tenerlas en cuenta, eso sí.

Jugablemente bueno

Grid

Se podría decir, en definitiva, que Grid tiene una jugabilidad más que sufiente para divertir durante bastante tiempo, aunque lo mejor hubiera sido disponer de una mayor profundidad en este aspecto, corrigiendo los fallos presentados y permitiendo que, en términos generales, la diversión se vea incrementada.

Si buscáis un videojuego de conducción que os proporcione bastante diversión, Grid es una buena elección en este sentido. En todo caso, hay que saber descubrir sus principales características.

Por cierto, vamos a dedicarle un párrafo final en cuanto a los modos multijugador online. Estos existen en Grid, ofreciendo diferentes tipos de campeonatos muy interesantes contra otros usuarios de todo el mundo. Hay varias opciones en este sentido, pudiendo seleccionar las que queráis. Los resultados que hemos conseguido han sido muy buenos, por lo que os animamos a que les echéis un vistazo.

Conclusión

Grid

Ya decíamos al principio del análisis que esperábamos más de este Grid. Después de echarle algunas horas a las propuestas que nos ofrece, tenemos que decir que estamos ante un juego de conducción sencillo, pero bien realizado y con bastantes horas de diversión a sus espaldas. Un proyecto que nos ofrece decenas de vehículos a nuestra disposición y que en ocasiones puede llegar a ser muy exigente. Eso sí, es bastante accesible a casi todo tipo de usuarios.

Podríamos decir que Codemasters ha cumplido en casi todos los apartados del título, aunque hay que añadir se podrían haber puesto más esfuerzos con el fin de conseguir un resultado aún mejor. Un título de conducción entretenido, algo profundo en determinados planteamientos y bastante divertido.

Grid ya está a la venta para Playstation 4, Xbox One y PC.