Nueva IP de la compañía gala Ubisoft, al parecer, en palabras de responsables del juego, es una especie de continuación del conocimiento adquirido para la realización de Assassin’s Creed Odyssey. Tanta referencia a la mitología griega acabó con una buena historia para una nueva licencia sin las pretensiones de ser una de las principales IPs de la compañía.

Como ya sabemos, Ubisoft es una de las grandes compañías del negocio de los videojuegos, los desarrollos de sus producciones son sin duda potentes, pero aun así este título no es de las grandes apuestas de la compañía, con unos gráficos poco realistas y un modo de juego desenfadado. En los últimos tiempos, escogen una paleta de colores que curiosamente es muy parecida a cierto juego de Nintendo del que casi nadie ha oído hablar. Es cierto que tenemos esa similitud con el ultimo Zelda en los colores, ciertos aspectos del mapa, los puzles o la ya característica barra de estamina para la escalada/vuelo, pero se acaban aquí, tanto el combate como el resto de mecánicas son más bien similares al padre espiritual del que sacaron la historia. En resumen, es un Assassin’s Creed, sin hoja oculta y con mazmorras de puzles (por supuesto esto también es una inspiración de Zelda, pero sus mazmorras lo convierten en realidad en un juego único, el desarrollo y mecánicas son muy buenos además de diferentes).

El juego lo hemos disfrutado en la hibrida de Nintendo, donde luce bonito y fluido. Es sin duda un título que le pega a esta consola, quizá por la inspiración en una de sus joyas de la corona.

La antigua Grecia

La historia del juego está basada en la mitología griega, es accesible para el público joven, con buenos momentos cómicos y está muy bien desarrollada en un mundo abierto donde después de un pequeño tutorial puedes viajar donde consideres ir cambiando el flujo de la historia según te apetezca. Encontraremos dividida tanto la historia como el escenario según el Dios griego que estemos ayudando.

El mapa está desarrollado en varias islas, representando la antigua Grecia. Es muy agradable tanto a la vista como para el juego que cumple con creces con la verticalidad y profundidad por la gran variedad de escenarios según el territorio del dios que exploremos. Podemos capturar diferentes tipos de monturas para movernos, además de desbloquear tanto la visión del mapa, cubierta por la clásica bruma de Ubisoft, como puntos de teletransporte con las atalayas que suele utilizar la compañía en la mayoría de sus juegos. Esto produce que el mapa no se haga muy grande en sus dimensiones, dando agilidad al transporte.

En nuestros viajes iremos encontrando a diferentes dioses griegos con sus peculiares caracteres que nos irán desgranando la historia según avancemos por las zonas que elijamos. Recordamos que estamos ante un mundo abierto y tenemos todas las zonas a nuestra disposición desde casi el principio: veremos salpicado por todo el mapa con un buen número de mazmorras, pequeños rompecabezas y diferentes desafíos de armas, velocidad o vuelo. Toda esta batería de eventos completa un sinfín de horas de juego aparte de la historia principal. Conseguiremos, además, mejoras en armas o materiales para conseguir aumentar la potencia y el número de habilidades.

Por supuesto, en nuestros andares encontraremos toda clase de monstruos mitológicos que irán aumentado de nivel según avanzamos la historia, así no tenemos el desajuste clásico de los juegos de mundo abierto donde empieza siendo complicado el avance, pero según ganamos habilidades y mejoramos las armas perdemos mucha dificultad. Los enemigos al subir de nivel consiguen ajustar correctamente el combate durante todo el desarrollo de nuestra aventura. Además, tendremos monstruos mitológicos especiales por cada zona, opcionales, que supondrán un buen reto para el combate.

Gráficamente el juego luce bonito, recordemos que analizamos la versión de Nintendo, aunque es inferior en rendimiento a las versiones de las consolas de nueva generación, es un juego que sin duda se adapta genial a Switch quizá por ese aroma de Zelda y la portabilidad le viene perfecta.

Zelsassins

Estamos ante un juego con inspiración en sus mecánicas de los dos títulos, con un combate similar a las últimas entregas de la compañía gala, pero con un mapa y exploración ligada al juego de Nintendo.

El combate es dinámico y fluido, con una buena selección de armas para adaptar según los gustos del jugador. Los enemigos son variados, con buen número de jefes que mantendrán la atención del jugador por su nivel de exigencia, regulable en todo momento e incluso con un modo historia en el cual el combate no será un desafío. Además, amplia nuestra experiencia rolera con un buen número de armas y armaduras diferentes con dos habilidades intrínsecas muy diferentes que podemos ir adecuando para cada uno de los diferentes combates.

La exploración del mapa es muy entretenida, es difícil pensar en una buena exploración sin escalar. El clásico sistemas de atalayas para liberar el acceso a esa parte del mapa cumple como en casi todos los juegos de la compañía. Los diferentes tipos de monturas nos permiten viajar a gran velocidad entre puntos sin teletransporte. Capturar todas las monturas es complicado y requeriremos del uso del sigilo.

Tenemos varios tipos de minijuegos en el mapa: rompecabezas, arpas, habilidad con arma, carreras, todos ellos vinculados a la mejora de equipo, como se pueden ir haciendo según vas explorando permite que sea un contenido que no se hace pesado ni repetitivo por el elevado número de diferentes propuestas que nos hace el juego. Es una buena forma de ofrecer contenido secundario no obligatorio, además todos los dioses una vez acabada su parte de historia principal nos ofrecen misiones secundarias con cierta dificultad para los jugadores que desean acabar el contenido del juego al 100%.

Las mazmorras, estamos ante uno de los puntos fuertes del juego junto a su historia y su gran banda sonora. Con una gran simpleza de mecánicas el juego consigue una gran complejidad en las mazmorras, especialmente en las implicadas en la historia principal donde veremos un inmenso número de puzles complejos de solucionar, algunos nos harán sudar más que un poco, gracias al gran ingenio en el desarrollo y la obligación de ver dónde y cómo utilizar cada una de las mecánicas dentro de cada una de las mazmorras. Por este motivo, estamos antes un gran título, las mazmorras tienen un gran equilibrio entre buenos rompecabezas y excelentes combates.

Para terminar, no quería dejar de expresar lo buena que es la historia principal, sencilla y con ligeros toques de humor, con un buen desarrollo aunando todas y cada una de las buenas mecánicas y mazmorras que proporciona el juego. Es difícil encontrar en muchos juegos un hilo conductor que te lleve de un sitio a otro haciendo amena la exploración y que a su vez proporcione buenos desafíos de combates salpicado con los ingeniosos puzles.

BSO y audios triple A

El juego cuenta con las voces y textos en español de alta calidad, ayudando a seguir la historia con facilidad y con una muy buena inmersión gracias a su más que excelente traducción al castellano. Cierto es, que es un aspecto de la compañía Ubisoft donde se aprecia un gran trabajo en todos sus títulos, disfrutando siempre de un excelente doblaje, algo muy de agradecer.

La banda sonora es sublime, haciendo ameno el juego en todo momento y proporcionando un acompañamiento de cada acción en pantalla, cambiando para reflejar si Fenyx está corriendo, deslizándose, cabalgando o luchando. Debemos tener en cuenta que detrás de las melodías está el galardonado compositor Gareth Coker, autor de BSOs de juegos como ARK: Survival Evolved, Minecraft, Halo Infinite y Ori, posiblemente una de mis BSO preferidas de los videojuegos.

Terminemos como el oráculo

La nueva IP que nos presenta Ubisoft está sin duda, como buen juego de su tiempo, inspirado por varias de las franquicias dominantes de los últimos años. Por supuesto, esto es algo habitual y para nada negativo que le ocurre a un sinfín de títulos publicados cada año. Podremos disfrutar de un juego con una historia original y entretenida salpicado con unas excelentes mazmorras que nos plantean un buen número de retos en pequeños puzles de aspecto sencillo, pero con ingeniosas propuestas que harán sudar un poco en algunos momentos, pero cuyo resultado final es excelente.

Como conclusión, estamos ante uno de esos juegos que se cuelan en los catálogos de la generación sin hacer mucho ruido, pero que poco a poco, creo que irá creciendo considerado por aquellos jugadores que lo han jugado como una joya, algo que se oye principalmente de títulos como este. Aunque estamos ante un título de una de las grandes compañías del mundillo y por lo tanto cuenta con unos inmensos recursos, no se aprecia como tal y parece más un título con pequeñas pretensiones y sin una fuerte campaña de marketing por los inmensos juegos con los que se vio rodeado en su lanzamiento (entre Valhalla y Cyberpunk 2077). El exceso de presión que tienen por obligación los grandes juegos de la compañía a aparecer en determinadas ventanas de venta, no se aprecia en este Immortals y gracias a ello, nos han dado un título con un buen número de innovaciones que le sientan genial consiguiendo a mi parecer un producto redondo.

Immortals Fenyx Rising ya a la venta en PS4, PS5, One, Series, Switch, PC y Stadia.