Era un juego muy esperado. Aunque los Just Cause siempre se han centrado en proporcionar la mayor libertad posible, permitiendo coger todo tipo de vehículos y con una acción vertical bastante interesante, lo cierto es que han tenido un nicho de público más o menos limitado. Avalanche Studios ha ido mejorando la serie entrega tras entrega. Just Cause 4 llevaba unos meses en desarrollo, y lo cierto es que los materiales que se anunciaron antes de su llegada a tiendas marcaban una pequeña evolución en la franquicia. Se seguía invirtiendo en la misma idea, aunque se querían mejorar las mecánicas jugables.

Con la salida a la venta de Just Cause 4, su editora nos ha hecho llegar una copia a la redacción con el fin de que podamos echarle un vistazo a la nueva apuesta. Una apuesta que se ha estrenado con muchos problemas, y ante la que hemos andado con pies de plomo. De hecho, los usuarios saben que el lanzamiento se ha llevado a cabo en varias plataformas, aunque el mismo solo ha funcionado correctamente en las ediciones para Xbox One X y PC. Nosotros hemos esperado un tiempo prudencial hasta el lanzamiento de un parche que consiguiera mejorar el resultado en nuestra Playstation 4. Aunque ya os decimos que serán necesarias nuevas actualizaciones para mejorar aún más el proyecto.

Just Cause 4 repite la idea que ya ha hecho famosa a la franquicia: Rico Rodríguez tiene que volver a liberar una isla paradisíaca de un dictador que está haciendo de las suyas. Aunque hay dos modificaciones clave en el argumento: Por una parte, el protagonista ya no trabaja para la Agencia. Y por otra, no contaremos con el apoyo de esta, por lo que tendremos que arreglarnoslas con nuevos recursos. Sí, estamos de acuerdo en que el punto de partida es bastante simple, aunque lo suyo es prestar atención a las oportunidades jugables que nos presenta el título, entre las que se encuentran los ya llamativos efectos climatológicos. Estos serán analizados en su apartado correspondiente.

Nos hacemos la pregunta de si Just Cause 4 es el videojuego que estamos esperando. Ese en el que la destrucción llegue a un nuevo nivel. Vamos a echarle un vistazo detenido.

Apartado técnico

Just Cause 4

La primera vez que cogimos este Just Cause 4 nos quedamos sorprendidos por los problemas técnicos que existían. De hecho, fue en este momento cuando decidimos posponer el análisis. La calidad gráfica era realmente nefasta, con inconvenientes en diferentes aspectos gráficos que hacían el proyecto doloroso para nuestros ojos. Avalanche Studios enseguida se puso a trabajar en un parche que sin duda ha mejorado este apartado.

Después de aplicar el parche, la impresión que nos dió el juego fue mejor, aunque seguimos observando diferentes tipos de fallos que esperamos se solucionen con la próxima actualización. Entre algunos de los que hemos encontrado se encuentran una baja calidad de texturas, malos movimientos por parte de la vegetación (entre otros modelos) y una mala iluminación que se suele notar mucho en el pelo de los personajes. También hay que destacar la distancia de dibujado, la cual parece tener algún fallo que provoca que en ocasiones las cosas aparezca de repente delante de nosotros. Un detalle que merece una modificación, y que mejoraría bastante el resultado general.

No todo iba a ser malo. Después de comentar estos fallos, los cuales se notan a primera vista, hay que decir que la calidad de las otras características gráficas es buena, en general. El conjunto es bastante realista y las explosiones siguen siendo impresionantes, sobre todo cuando se juntan varios elementos. Aunque hablamos de conjunto, también podríamos hacer mención a algunos detalles concretos. Por ejemplo, los escenarios vistos desde el aire son impresionantes. Seguiremos viendo algunos defectos, pero con un simple parche este tipo de inconvenientes se deberían solucionar. Las explosiones también os seguirán dejando con la boca abierta, sobre todo en aquellos momentos en los que se produzcan muchas a la vez.

Tenemos que hacer una mención especial a los efectos climatológicos, un apartado que se promocionó mucho en su día, pero que tiene su propia importancia en el apartado técnico. No en vano, no debe ser fácil plasmar tornados, vientos fuertes y lluvias torrenciales en un videojuego, y que además podamos jugar con los mismos. A este respecto nos hemos llevado una de cal y otra de arena. Los efectos climatológicos se ven muy bien, pero de lejos. En cuanto nos acerquemos a los mismos y los veamos en detalle podremos comprobar que hay muchos ajustes por realizar. Pecan de ser un poco simples. Si por nosotros fuera, se habrían puestos más elementos volando o que reaccionaran a los efectos. Un apartado que se debería haber aprovechado mejor. Aunque repetimos que, si los vemos de lejos, resultan impresionantes.

Por último, existen escenas que se irán sucediendo para remarcar determinadas situaciones y guiarnos a través de la historia. Están bien realizadas, aunque con una resolución que se debería haber incrementado. Eso sí, el peso de las mismas no va más allá de lo esperado, lo que significa que en ocasiones incluso las evitaremos.

A pesar de los fallos gráficos que existen, los cuales son bastante notables en la edición para Playstation 4 que hemos analizado, Just Cause 4 tiene un buen apartado técnico que, esperamos, sea perfeccionado gracias a próximos parches. También tenemos que decir que estos fallos no se han visto de manera tan llamativa en las ediciones para PC y Xbox One X, donde la resolución incluye llega al 4K. En nuestra PS4 la resolución máxima es de 720p, con algunos parones aleatorios que pueden llegar a afectar a la jugabilidad.

Apartado sonoro

Just Cause 4

Ya os decimos que el apartado sonoro de Just Cause 4 apenas lo tendréis en cuenta. Sobre todo porque estaréis continuamente pegando tiros y centrados en lo que sucede en la pantalla. Sin embargo, puede seros de gran ayuda.

De nuevo, vamos a dividir el sonido de Just Cause 4 en tres partes bien diferenciadas: La música, los efectos sonoros y las voces de los personajes.

Primero, la música. El nuevo Just Cause tiene melodías bastante interesantes, pero cuyo estilo ya se repite en la saga. Eso sí, no resultan molestas y se agradecen en la mayor parte de lugares en los que han sido colocadas. Casi todas las canciones se suelen escuchar en las escenas que nos guiarán a través de la historia, cada una adaptada a la situación que se muestre o se esté viviendo. Por ejemplo, si estamos dando un paseo por los escenarios se escucharán sonidos que nos inducirán a la relajación. Sin embargo, si estamos en un tiroteo este apartado se adaptará. Un aspecto que ha sido bien controlado y que provoca una gran inmersión.

Respecto de los efectos sonoros, de nuevo no hay muchos cambios respecto de lo que ya hemos visto en anteriores Just Cause. Toda acción tiene su sonido, incluyendo explosiones y el lanzamiento del gancho de Rico. Los mismos están bien situados y tienen una buena calidad. Eso sí, os recomendamos que los escuchéis con un buen equipo de sonido, así podréis apreciarlos mejor.

Finalmente, en cuanto a las voces no nos llevamos grandes sorpresas. Básicamente porque solo se han puesto con el fin de ilustrar lo que van diciendo los personajes. La calidad es buena, aunque sí que hemos notado una cierta repetición en algunas de las cosas que se decían, en ocasiones en momentos que no han sido acertados. En todo caso, no hay mayores quejas. Sobre todo por el buen doblaje al castellano.

En términos generales, el apartado sonoro de Just Cause 4 no tiene grandes sorpresas y podría calificarse como de genérico. Repetimos que apenas os fijaréis en él. Eso sí, el trabajo ha sido bien realizado y a nosotros nos ha gustado.

Jugabilidad

Just Cause 4

Es lo que más nos gusta de los Just Cause. Aunque siempre hemos comparado la saga con Grand Theft Auto, lo cierto es que los proyectos de Avalanche Studios brillan desde hace muchísimo tiempo con personalidad propia. No en vano, siempre han estado inspirados en islas paradisíacas en las que teníamos que derrocar al dictador de turno. En este Just Cause 4 sucede lo mismo. Eso sí, se han realizado algunas modificaciones menores. La isla de este videojuego, Solís, presenta un tamaño cuadrado y algo menos extenso que el territorio del ya impresionante Just Cause 2. Hablamos de 1.024 kilómetros cuadrados que podremos recorrer por tierra, mar o aire. No hay que olvidar que podremos utilizar cualquiera de los vehículos disponibles, entre los que se encuentran motocicletas de gran cilindrada, cazas de combate, barcos y coches de todos los tamaños. Algunos de estos vehículos tendrán un turbo implementado que nos permitirá incrementar la velocidad de forma notable.

La estructura de Just Cause 4 es muy parecida a la de los anteriores videojuegos de la saga: básicamente nos sueltan en la isla y, tras una primera misión bastante interesante, descubriremos que el dictador de Solís está utilizando un nuevo arma para controlar los efectos meteorológicos y causar aún más caos. Es cierto que tendremos que ir aceptando misiones y objetivos, aunque lo cierto es que las mismas no tienen muchas novedades y se limitan a cumplir objetivos ya típicos, como salvar a alguien o destruir algo. Sin más novedades en las mismas.

La población de Solís también vive aterrorizada, por lo que tendremos que poner paz. Podemos ir seleccionando las misiones a nuestro ritmo, cambiando entre las principales y las secundarias, aunque hay que avisar que para acceder a todas ellas será necesario ir obteniendo los diferentes territorios que existen en la isla. Nos explicamos.

Just Cause 4 y sus guerrillas

Just Cause 4

Si recordáis bien, en Just Cause 3 teníamos que ir causando caos para ganar las diferentes zonas del mapeado y así poder acceder a nuevas misiones y retos. En Just Cause 4 esta fórmula se ha modificado hacia las ahora conocidas como guerrillas. Tal y como suena. Rico se aliará con un grupo revolucionario existente en Solís que controla una serie de guerrillas que a su vez luchan contra La Mano Negra, el ejército del Gobierno por excelencia. Tras terminar cada una de las misiones nos irán otorgando una serie de grupos guerrilleros, los cuales tendremos que dirigir por el mapa con el fin de capturar nuevas zonas y, a su vez, acceder a nuevas misiones y retos. Este apartado es extremadamente simple, ya que solo tendremos que moverlos por el mapa de Solís.

El sistema de las guerrillas podría haber resultado más interesante. Lo cierto es que está bastante limitado y solo se traduce en poder llevarlas por el mapa, señalando las zonas que queremos que capturen, cuando sea posible. Un sistema sin mayor profundidad. Avalanche ha querido hacer evolucionar en la forma en que tomábamos los territorios, aunque lo cierto es que nos hubiera gustado poder administrar más aspectos de las guerrillas.

Por cierto, una curiosidad adicional: En ocasiones se puede ver cómo las guerrillas y La Mano Negra lucha entre sí, en los diferentes territorios de Solís.

Los fenómenos meteorológicos adquieren protagonismo

Just Cause 4

Al principio de este apartado hemos mencionado la existencia de fenómenos meteorológicos más o menos graves que el villano de Just Cause 4 quiere controlar en beneficio propio. Pues, estos fenómenos hacen acto de presencia en los escenarios, aunque de forma aleatoria. ¿Os imagináis ir conduciendo un coche y toparos de repente con un tornado? O que os comience a llover en plenas explosiones. Esto es posible.

Hay que decir que estos fenómenos, los cuales incluyen tornados y tormentas eléctricas, tienen mucho que ver con la jugabilidad debido a que la modifican cuando están teniendo lugar: será más difícil controlar lo que está sucediendo debido a que los escenarios comenzarán a girar en torno a estos eventos, y no al revés. Por ejemplo, si nos acercamos mucho a los tornados nuestro vehículo comenzará a volar, llegando a morir si estamos demasiado cerca.

El control del paracaídas también jugará en nuestra contra, ya que ahora responderá al viento que haya en la zona en la que estemos. Y si tenemos un ventilador cerca, ya sabéis lo que sucederá. Aunque este tipo de aspectos también los podemos utilizar de manera ventajosa: por ejemplo, utilizando el aire para abrir el paracaídas y huir de un lugar más rápidamente. O enganchando a los soldados enemigos a un coche, lanzarlo a un tornado y dejar que este haga sus efectos. Las posibilidades jugables son bastante interesantes.

Todo esto suena muy bien, pero tenemos que decir que en la práctica el sistema es bastante más simple de lo que parece. Avalanche podría haberle dado mucho más juego, teniendo en cuenta la gran cantidad de características que se podrían haber modificado de Just Cuase 4. Esperamos, en todo caso, que esta experiencia permita perfeccionar aún más la idea para próximas entregas o posibles contenidos adicionales.

Mejorando el gancho y el paracaídas

Just Cause 4

Son dos de los accesorios más aclamados y utilizados, permitiendo realizar una gran cantidad de actividades, bastante interesantes. De hecho, la acción vertical vuelve a ser uno de los aspectos jugables más llamativos. Básicamente porque habrá ocasiones en las que no pisaréis el suelo.

Tanto el gancho como el paracaídas de Rico Rodríguez han experimentado una gran cantidad de cambios en Just Cause 4. En el caso del paracaídas casi tenemos que limitarnos a su forma de actuar en los casos en los que tenemos que hacer frente a algún fenómeno meteorológico. Nada que ver con la impresionante evolución que ha tenido el gancho.

Centrémonos en el propio gancho. Mientras que en Just Cause 3 las únicas funciones que tenía era la retracción del mismo y la posibilidad de engancharnos a algunas cosas, en Just Cause 4 hemos descubierto que tiene otras utilidades. Su uso se ha ampliado hacia el uso de diferentes accesorios que ayudarán a atacar a los enemigos, a defendernos, o directamente a divertirnos sin más.

Tenemos que centrarnos en las tres nuevas utilidades que se pueden conseguir: los globos, que permiten elevar objetos, los propulsores, que funcionan en cuanto al desplazamiento, y el ya típico accesorio para atraer cosas. Eso sí, cada uno de estos accesorios tiene varios niveles de potencia, los cuales podemos configurar en el nuevo menú dedicado al propio gancho. Incluso es posible dedicar una serie de botones para poner en marcha las funcionalidades incluidas en el aparato del que estamos hablando.

Lo mejor de todo esto son las posibilidades jugables que dan los accesorios del gancho, ya que pueden dar lugar a situaciones curiosas y útiles.

Manteniendo las ideas que han hecho popular a Just Cause

Just Cause 4

Finalmente tenemos que decir que, en el plano jugable, el resto de características se han mantenido fieles a las ideas a las que ya estamos acostumbrados en la saga Just Cause. Por ejemplo, la combinación de botones que se utiliza para manejar al personaje y los vehículos es la misma de entregas anteriores, solo con una pequeña innovación en cuanto al uso del gancho. Tenemos que mencionar que echamos de menos un freno de mano en los vehículos, algo que daría mucho juego en las persecuciones. El esquema de controles sigue siendo bastante bueno, y el proyecto no es difícil de controlar.

Por otra parte, también se mantiene la ya típica libertad que ha caracterizado a Just Cause, pudiendo hacer prácticamente lo que queramos. Eso sí, la franquicia sigue centrada en la destrucción y la conducción de todo tipo de vehículos, incluyendo cazas de combate con los que es posible hacer todo tipo de operaciones. También se añaden algunos nuevos que resultan, en ocasiones, sorprendentes.

En el plano jugable, Just Cause 4 es una evolución en la saga que pone en marcha ideas nuevas, pero que en algunos casos resulta ser bastante simple. Avalanche Studios debería haber innovado aún más, sin miedo, realizando cambios que añadieran más emoción al proyecto. Eso sí, la destrucción de los escenarios sigue siendo impresionante.

Conclusión

Just Cause 4

Antes de nada, tenemos que decir que Just Cause 4 es un buen juego. No llega a las expectativas que nos habíamos creado, pero lo cierto es que el trabajoo ha llegado a tener una calidad más que suficiente como para comprar el proyecto, siempre que os gusten las ideas que pone en marcha. Tened en cuenta que la saga Just Cause es un sandbox centrado en la destrucción, la toma de diferentes tipos de vehículos y la libertad. Eso primando la acción, en casi todos los casos.

Just Cause 4 no se libra de fallos, sobre todo en su aspecto técnico. Al respecto recomendamos que instaléis todos los parches disponibles, aunque esperamos que Avalanche Studios publique nuevas actualizaciones que permitan perfeccionar los errores que existen en el proyecto. Recordad que el sonido muy bien construido, con un doblaje bastante interesante. A nivel jugable no hace falta que digamos nada más.

Hacer una mención final a la ausencia de modo Multijugador. Nos hubiera gustado compartir partidas online, con otros jugadores y en el propio mapa, mientras provocábamos caos. Desconocemos los motivos por los que no se ha implementado esta opción.

En definitiva, Just Cause 4 es un buen proyecto que promete que volvamos a crear caos gracias a las múltiples opciones que ofrece. No olvidéis las características nuevas que se han instalado. Darán lugar a situaciones bastante divertidas.

Just Cause 4 ya está a la venta en tiendas para Playstation 4, Xbox One y PC.