Uno de los mayores encantos que tienen los JRPG antiguos es su estética pixelada de corte retro. Un estilo visual que en su momento fue obligado por las circunstancias de las plataformas en las que eran publicados, al tiempo que se convertía en una seña de identidad de estos. 

En los últimos años, Square Enix ha ido rescatando muchos de sus JRGP clásicos que pertenecen a ese catálogo de videojuegos de aspecto retro. Sin embargo, en un primer momento la compañía nipona obvió ese apartado artístico retro para recrear sus juegos con un entorno 3D. Y si bien los juegos eran los mismos, la verdad es que en el proceso habían perdido la que había sido su principal seña de identidad: su diseño artístico.

Ahora, Square Enix parece determinada a tomar un enfoque completamente distinto en su estrategia. Esto lo hemos podido comprobar recientemente con el anuncio de Final Fantasy Pixel Remaster, un recopilatorio a través del cual se van a ofrecer las entregas clásicas de esta saga con un aspecto más cercano al original en lugar de las versiones “3D” para móviles que salieron al mercado hace unos años. 

Pero esta no es la única franquicia en la que la compañía nipona vuelve a apostar por ese aspecto clásico. Tras un Trials of Mana recreado íntegramente en 3D, Square Enix regresa a la saga con un nuevo remake en el que esta ocasión se ha respetado en su mayor parte el aspecto original del juego. Se trata de Legend of Mana, cuarto capítulo de estas aventuras y que vio la luz originalmente en 1999

Una entrega que como hemos mencionado, regresa ahora con un remake bastante fiel a la obra original en el que más allá de un apartado gráfico y sonoro renovado no encontramos muchas más novedades. Eso sí, esta versión de Legend of Mana nos presenta una oportunidad única para disfrutar de este título, ya que muy pocos pudieron disfrutar de él en su momento. Un juego que no está exento de cierta polémica, ya que su propuesta es bastante única y se aleja de los convencionalismos de los JRPG de la época.

Apartado técnico

Esta edición de Legend of Mana ha sido realizada con bastante mimo y eso queda patente desde el mismo momento en el que ponemos los ojos sobre ella. Como hemos mencionado, se ha respetado el diseño original del juego, pero adaptándolo a nuestros días y modernizando algunos aspectos de este. Por ejemplo, los escenarios han sido redibujados para ofrecer un resultado muy nítido y vivo.

De forma paralela, los personajes y NPC mantienen ese toque retro en el que el píxel es el protagonista, creando una combinación interesante en la que presente y pasado se dan la mano en bastante armonía. Un enfoque que también ha permitido aumentar la resolución de Legend of Mana a pantallas panorámicas y que además se ha traducido en la adaptación de la interfaz del juego a estos nuevos formatos.

En general, el resultado es bastante satisfactorio y salvo cuestiones de gustos, el trabajo realizado en este apartado de Legend of Mana es digno de mención. En nuestras sesiones con este título tampoco hemos apreciado problemas técnicos ni otras cuestiones que hayan podido empañar la experiencia de juego.

Jugabilidad

Legend of Mana es un JRPG bastante único por varias cuestiones. La primera de ellas es que su desarrollo es no lineal, conformándose a través de pequeñas historias que vamos desbloqueando poco a poco. Además, el orden de la trama también puede alterarse en parte, por lo que es posible tener recorridos relativamente diferentes entre dos jugadores. Un hecho al que hay que sumar la posibilidad de elegir entre dos protagonistas, algo muy infrecuente en un JRPG.

Todos estos elementos hacen que Legend of Mana sea un videojuego relativamente único, si lo situamos en el contexto en el que fue originalmente publicado. Sin embargo, esta singularidad es también en cierto modo su punto más flaco, ya que su planteamiento puede no resultar del agrado de los aficionados a los JRPG ya que la trama principal queda un tanto deslavazada al formarse a través de pequeños episodios aparentemente independientes. 

Otro aspecto que hace que Legend of Mana sea un título relativamente único es su jugabilidad. En lugar de ofrecer los típicos combates por turno, los enfrentamientos se realizan en tiempo real de forma similar a la de la saga Ys, aunque menos dinámicos. En este sentido, quizá Square Enix haya sido demasiado conservadora y esta adaptación podía haber modificado algunos aspectos del combate, pero no ha sido así.

Como resultado tenemos un sistema de enfrentamientos que, aunque no está mal, resulta algo tosco en ocasiones. Las animaciones de los ataques en ciertos momentos parece que impactan en los enemigos cuando no es así y se producen algunas inconsistencias similares en los combates que les restan atractivo. No es un problema que impida disfrutar del juego, pero sí puede llegar a resultar frustrante en algunos momentos. 

En cualquier caso, Square Enix sí ha introducido algunos añadidos en el juego para ponerlo al día en lo que se refiere a la jugabilidad. Por ejemplo, es posible seleccionar una opción para evitar los combates intrascendentes de Legend of Mana y de esta forma agilizar el progreso en nuestras aventuras. De forma paralela, y a diferencia del original, podremos guardar la partida en cualquier momento. Un añadido que puede parecer trivial, pero que nos permitirá tener una mayor flexibilidad a la hora de organizar nuestras sesiones de juego. 

Otro añadido “único” que llega también con este Legend of Mana es el minijuego llamado “Ring Ring Land” que nos permitirá obtener más fácilmente algunos objetos del juego. Originariamente, este minijuego fue publicado en exclusiva para Japón como parte de un contenido exclusivo para la tarjeta de memoria PocketStation.

Por lo demás, Legend of Mana ofrece una experiencia de juego bastante sencilla en la que iremos construyendo el mundo a nuestro alrededor gracias a diversos objetos. De esta forma, también iremos accediendo a las distintas misiones presentes en este título e iremos avanzando en la trama, combatiendo a nuestros enemigos, obteniendo objetos e incluso criando monstruos que nos acompañen en el combate. También es posible jugar con otra persona a este título, algo que puede llegar a ser un aliciente adicional. Para acabar, entre los añadidos introducidos podemos destacar la traducción del juego al español.

A continuación os dejamos con un pequeño gameplay en el que se pueden apreciar algunos de los elementos de Legend of Mana mencionados en este apartado.

Apartado sonoro

Al igual que en el apartado visual, el sonido ha recibido algunas mejoras respecto al Legend of Mana original. La banda sonora original de Yoko Shimomura cuenta con varios arreglos que ponen al día las coloridas y alegres tonadillas a las que dio vida para este título. Pero en caso de que no os gusten las modificaciones realizadas, también es posible seleccionar la banda sonora tal y como estaba disponible en 1999. Los efectos sonoros cumplen su cometido, aunque tampoco esperéis demasiados alardes en este aspecto. 

Conclusión

Legend of Mana es un título atípico si tenemos en cuenta el momento en el que fue publicado. Además, es un capítulo bastante desconocido dentro de nuestras fronteras, ya que la distribución del juego original se limitó a Japón y a Estados Unidos. Teniendo en cuenta estos dos factores, nos encontramos ante un producto que tiene un gran valor para los aficionados a los JRGP de la época, ya que nos da la oportunidad de probar un juego que en su momento se escapó del alcance de muchos. 

Sin embargo, es un título bastante particular debido a su planteamiento no lineal, su forma de narrar la trama o el desarrollo de sus combates. Una serie de elementos que pueden no gustar a los más puristas de este subgénero y que incluso a los que tienen la mente abierta a los cambios les puede pillar un poco por sorpresa. Superado el shock inicial, Legend of Mana es un título interesante y entretenido.

Eso sí, dado que Square Enix ha mantenido prácticamente inalterada su jugabilidad, puede resultar algo tosco si lo comparamos con los estándares de hoy en día. Por lo demás, esta versión de Legend of Mana es bastante ejemplar y es una muestra de que es posible lograr un punto de encuentro entre lo clásico y lo moderno y que el resultado final sea bastante notable.

Legend of Mana ya disponible para PC, PS4 y Switch.