El terror victoriano es algo propio de la isla en la que vivo. El Londres industrial con su “niebla”, sombreros de copa y carruajes rodando por las húmedas calles de la metrópolis han sido fuente de inspiración para películas, leyendas y videojuegos. Como siempre pasa, lo que sucede aquí parece que es una representación de toda la isla en sí, y eso hace que la mayoría del mundo no sepa qué pasa más allá de Croydon.

Por ejemplo en Gales, más conocido por ser el país con más ovejas que personas – y las coñas que ello conlleva – o la serie de la MTV The Valleys, la cual te hacía pensar si realmente si el inglés que te enseñaron en el cole sirvió de algo, porque lo que hablaban no era lo que te enseñaron allí, y eso que no usaban galés del de verdad.

Pero allí también tienen su propio folclore, y Maid of Sker está basado en él. La historia principal está inspirada en un relato del mismo nombre, el hotel que visitarás, en una casa encantada de allí, y las canciones que escucharás son versiones de antiguos cantos, que esta vez, sí están en galés.

La Isla de Los Malditos

¿Cuál es la excusa para irnos a una isla perdida y meternos en un hotel de dudoso aspecto? Pues como viene siendo habitual en estos casos, el amor, que mueve montañas entre otras cosas. Hemos recibido una carta de nuestra amada, Elizabeth, requiriendo nuestra pronta presencia en el hotel de su familia, que se está comportando de una manera nada normal, y no, no es que se hallan pasado con las pintas cerveza.

Raudos y veloces, nos subimos en un tren y pondremos rumbo hacia la isla. Tras un breve paseo turístico por la bonita campiña británica, llegaremos a nuestro destino, el Hotel Sker donde a sus puertas nos recibirá un enigmático canto.“¿Quién será la voz tras él, será Elizabeth?”, nos preguntamos, a la vez que cruzamos la puerta de entrada.

Ya dentro, nos sorprenden dos cosas: la primera es el silencio, nadie sale a recibirnos, todo está vacío y como dejado desde hace un tiempo; la segunda es el sonido de un interfono en la distancia. Sin más opción de saber qué sucede, respondemos a la llamada. Para nuestra sorpresa, es Elizabeth. Ella nos cuenta que su familia ha perdido la cabezacomenzando a comportarse de una manera extraña a causa de una canción, y que para devolver las cosas a la normalidad, tendremos que encontrar las piezas necesarias para tocar la contracanción en el órgano del hallprincipal. También dice que podremos comunicarnos con ella a través de los interfonos que hay por el hotel, pero antes de despedirse nos avisa de un detalle muy importante: no hacer ruido.

No Respires

Todo en el juego gira alrededor del sonido – es realmente recomendable jugarlo con unos auriculares para apreciar el trabajo que se ha puesto en este apartado – teniendo que tener cuidado de avanzar lo más sigilosamente posible cuando alguno de los enemigos estén cerca. 

La razón de esto, es que la única manera de poder dar contigo es mediante el oído, si avanzas silenciosamente, no tendrás muchos problemas. Pero, si en cambio, te dedicas a correr, chocarte o tirar cosas, lo más probable es que descubran donde estás y vayan a por ti. En ese caso la única opción es esconderte y aguantar la respiración hasta que se marchen a otro lugar, y así tu poder escapar momentáneamente. 

Hacer esto no sólo sirve para evitar ser descubierto, también te vendrá bien para cruzar lugares con polvo o humo – el hotel lleva mucho tiempo cerrado, y no había calefacción en aquellos tiempos – los cuales provocaran que tosamos,alertando de nuestra presencia a nuestros perseguidores. 

Pero hacer ruido también puede jugar en tu favor. Por ejemplo, puedes usar la campana de recepción para hacer que vayan a ver qué pasa y, así, tu tener vía libre para pasar por donde antes patrullaba uno de ellos. Si no sigues estás indicaciones, lo más probable es que Elizabeth no vuelva a ver a su prometido. Porque este es un mero músico, y no un veterano de guerra, con lo que su capacidad para defenderse de los ataques es casi nula. Casi, porque en un punto de tu aventura encontrarás un objeto que te permitirá defenderte momentáneamente, no matando a nadie, sino atontándolos, para así conseguir huir de ellos y poder seguir avanzando en nuestra búsqueda.

Hotel Califearnia

Los misterios más importantes de la familia estarán escondidos tras puzzles. Algunos, serán los clásicos de encontrar piezas perdidas para posteriormente encajarlas en su lugar. Otros, más interesantes, como el que te hará guiarte por diferentes sonidos para lograr salir de una habitación. En ningún momento serán demasiado complicados ni numerosos, pero ayudan a cambiar el ritmo para que no sea todo el rato jugar al escondite. A la misma vez, iremos recuperando información en forma de diarios, periódicos y escritos similares explicando lo sucedido previamente a nuestro viaje.

Viaje que nos llevará a recorrer el Hotel Sker y sus alrededores. Estos, envueltos en una belleza decadente de finales del s. XIX, consiguen meternos de lleno en el hilo de la historia. La banda de su reinaguración yaciendo en el suelo ensangrentado, nos recibirá en el hall principal del hotel, el gran protagonista silencioso del relato. La temática marítima es el motivo principal de su interiorismo: arpones, barcos y objetos relacionados con el mar decoran las estancias de sus tres plantas. 

Pero no solamente encontraremos habitaciones en ellas. Visitaremos el ático donde nos espera Elizabeth, por cuyo techo derruido se cuela la luz de la luna. O la biblioteca, con sus paredes cubiertas por estanterías con cientos de libros abandonados por el suelo o encima de mesas. Mesas donde podrás encontrar gramófonos donde escuchar grabacionesde los momentos anteriores al desastre y en los que podrás salvar tus avances.

No todo se desarrolla entre las abandonadas paredes del edificio. También andaremos por sus jardines, en los que habitan múltiples estatuas de diferentes deidades. Junto a las pérgolas, por las que posiblemente se paseasen sus huéspedes hasta llegar a su mirador, para escuchar y ver el mar en el horizonte. Estas son referencias a tiempos pasados mejores, pero no exentos de secretos, como bien podrás comprobar en tu visita a su cementerio.

Como una imagen vale más que mil palabras, aquí tienes unos vídeos con gameplays propios del juego para que compruebes que lo escrito encima de estas líneas, no es ninguna exageración:

Sing The Sorrow

Muchas veces no hace falta ponerse a pensar en algo novedoso que sea totalmente original para crear algo interesante. En muchos casos, la inspiración puede venir de cosas que ya conocemos. Cogiendo partes de ellas y añadiendo algo nuestro, siempre podemos llegar a un buen resultado.

La historia de esta isla está llena de cuentos y leyendas de terror que pueden ser fuente de inspiración para cualquier cosa. Coges eso para crear una buena historia, lo mezclas con partes de juegos como los puzzles de Resident Evil, una localización interesante como Rapture en Bioshock y la jugabilidad de Clock Tower, ahora popularizada por cosas como Amnesia u Outlast. Para finalmente, añadirle una parte de orgullo galés con el añadido personal de la importancia del sonido, y te sale Maid of Sker.

Personalmente, me hubiese gustado ver una opción para jugarlo en realidad virtual, ya que el apartado artístico de las localizaciones es muy bueno, lo cual ayuda a la impresión de estar realmente dentro de un relato de terror clásico británico. O que se hubiese profundizado más en la idea de jugar con sonido y las canciones, porque al principio parece que va a ser más importante de lo que luego acaba siendo. 

Aún a pesar de estos detalles, y algún problema con la IA no haciendo lo que se supone que debería, el juego de este pequeño estudio galés sigue siendo una muy buena opción opción para una noche de terror en casa, ya que no dura mucho. Pero no armes mucho follón, o los vecinos pueden perder la cabeza.

Maid Of Sker ya está disponible en PC, PS4 y Xbox One.