En los años de las texturas bailonas y los modelos tridimensionales de bajo detallado, el medio también maduraba en otro sentido e intentaba evolucionar para desplegar narrativas más complejas. Mientras otros grupos ensayaban y probaban fórmulas para empaquetar un mundo ludo-narrativo más profundo, Hideo Kojima se adelantó al resto con Metal Gear Solid, una aventura de acción con un guión complejo, maduro y que demostraba que los videojuegos también podían presentar tramas pesadas sin vulnerar el principio natural de este arte, el juego.

Metal Gear Solid es uno de los mitos de la generación de los 32 bits. Uno de los juegos que ayudaron a construir una época irrepetible gracias a su esquema jugable, su trabajado doblaje y unos personajes de los que brotaba un carisma colosal. Héroes de Papel publica Metal Gear Solid: Project Rex, la novela gráfica que adapta el primer Metal Gear Solid, una leyenda.

Volvemos a Shadow Moses.

Contenido

Actualmente, un buen argumento es más común en un videojuego. Una parcela que ayuda a crear una experiencia más inmersiva. Anteriormente, la trama era un formalismo e incluso una imposición -Shinji Mikami lo sabe muy bien por Resident Evil-, pero la industria ha evolucionado y es cierto que un buen argumento no hace que el juego sea mejor, pero nos sumerge de otra forma en su mundo si la creación de este está trabajada y cuidada. Metal Gear Solid introducía al jugador en un relato apasionante de espías, suspense y un perfume de ciencia ficción. Lograba algo único por la potencia de los diálogos entre sus personajes.

Esa fortaleza se ha trasladado a un formato diferente, la novela gráfica. Project Rex ha sido guionizado por Kris Oprisko, autor de la serie de CSI, Thief of Always de Clive Barker o algunas series de Resident Evil. El dibujo es obra de Ashley Wood, una persona cercana al mundo de Metal Gear. Suyos fueron los dibujos de la novela gráfica de Metal Gear Solid que apareció en PSP o de parte del arte que acompañó a Portable Ops. Dos artistas de nivel.

Adaptar un videojuego con un guion tan extenso es una tarea de cierta dificultad, porque debe jugarse con un equilibrio muy fino para permitir que la lectura sea ágil, intensa y que incluya todos los elementos que definen la obra original. Es evidente que en el traspaso a cómic, se han perdido conversaciones y ciertos entes decorativos que aparecían en el juego. La adaptación es inteligente porque se mantienen los baluartes de ese Metal Gear de PSX e incluso, se han permitido el lujo de incluir aspectos muy de videojuego como ciertas descripciones e instantáneas prácticamente calcadas de jugabilidad del juego de Konami.

El dibujo atrapa. Si ya conocéis la obra de Wood sabréis que su estilo está muy cerca de la definición de Yoji Shinkawa. Sin copiar al maestro ligado a Kojima, Ashley Wood trata a sus personajes con esas facciones esbozadas que no llegan a definirse del todo y unos primeros planos muy potentes. La composición de ciertos pasajes recuerda a Dave McKean, pero sin llegar al mismo punto de definición o exposición. Representa perfectamente el arte de Metal Gear Solid llevado a un mundo diferente.

El punto crítico de Project Rex son los enlaces que se han introducido para conectar elementos que en el videojuego se solucionan con juego a un plano con narrativa visual. En algunos casos tenemos diapositivas prácticamente idénticas a la sucesión de acciones que tienen lugar en el juego. Una decisión arriesgada, pero que se vertebra bien. Admito que en ciertos pasajes se observa que la situación se solventa con cierta premura, aunque es evidente que en este formato no se pueden desarrollar ciertas escenas con la misma extensión que en el juego y de hacerlo, se destruiría el ritmo y la cohesión general.

El dibujo es fantástico y creo que os va a gustar ver en otro arte el mundo de Metal Gear Solid. Sin romper la magia, se han añadido algunos “momentos” para hacer de puente que os van a sorprender e incluso os van a sacar una sonrisa, porque modifican ligeramente lo visto en el juego.

Edición

Héroes de Papel siempre cuida al extremo sus obras. El diablo está en los detalles y tenemos una edición de calidad para Project Rex. Edición en tapa dura (cartoné cosido con hilo), con unas ilustraciones de gran belleza para las cubiertas interiores. Impresión en color en hoja gruesa con acabado en brillo y una definición excelente. La traducción y la corrección de los textos es excelente.

No le puedo sacar ni un pero a la edición.

Snake, ¡¡Snake!! Conclusiones por códec

Metal Gear Solid: Project Rex es una novela gráfica que traslada con inteligencia los hechos acaecidos en la isla de Shadow Moses, el lugar en el que transcurre Metal Gear Solid. Estamos ante una obra ágil y que ha sabido adaptar los puntos calientes del juego de Hideo Kojima y que ha jugado incorporando momentos de juego que recordarán con una sonrisa todos los que han disfrutado de este capítulo en la leyenda de Solid Snake.

Se han añadido nuevas situaciones que guardan bien la línea y que ayudan a formalizar mejor la transición entre escenas en este mundo. Se echa en falta un desarrollo más prolongado en algunas situaciones para describir mejor las decisiones de los personajes, pero sería algo grosero por mi parte considerarlo una falta cuando es una imposición de la novela gráfica.

Una novela gráfica que cuenta con un buen trabajo en la traslación del guion, pero sobre todo un dibujo que absorbe y que impresiona en los primeros planos.

Nos vemos en Sons of Liberty.

Metal Gear Solid: Project Rex ya a la venta por 25€. Al adquirir el libro en la web de Héroes de Papel os llevaréis un marcapáginas y dos láminas con dos ilustraciones de regalo. Una ilustración recuerda a Grey Fox de Ninja y la otra rinde homenaje a Snake con Rex.