Se ha hecho de rogar, pero la segunda parte de The World Ends With You (TWEWY) ya está entre nosotros. Una espera que para muchos jugadores comenzó nada más finalizar este singular JRPG que debutó en Nintendo DS en 2007. A pesar de que esta franquicia de Square Enix goza de una popularidad bastante extendida, lo cierto es que en su momento TWEWY fue un juego prácticamente desconocido y que pasó bastante desapercibido.

Pero como suele ocurrir en estas situaciones, el boca a boca entre usuarios sirvió para que más personas conocieran este título. Y así, poco a poco se fue convirtiendo en un juego de culto y que más allá de Nintendo DS se ha podido disfrutar en dispositivos iOS y en Nintendo Switch ampliando así la base de jugadores que han podido probarlo y comprobar en primera persona las virtudes de este JRPG.

Entre sus principales cualidades, nos encontrábamos ante un título que nos atrapaba con su trama y su jugabilidad que explotaba de forma inteligente la naturaleza de la pantalla dual de Nintendo DS. Ahora, casi 10 años más tarde tenemos a nuestra disposición la continuación de The World Ends With You que una vez más repite la fórmula ganadora de la primera entrega, aunque aplicando cambios a la misma.

En este sentido, NEO: The World Ends with You es un título bastante continuista en el que una vez más tendremos que participar en el siniestro juego de los Segadores. Para sobrevivir tendremos que cumplir misiones, resolver acertijos y luchar contra el monstruoso “ruido” con nuestros pines. ¿Confusos? Pues sed bienvenidos al mundo de The World Ends with You.

Apartado técnico

NEO: The World Ends with You es un heredero directo de la estética del primer TWEWY aunque adaptado a la moda urbana de nuestros días. En este sentido, nos encontramos ante un juego con un marcado estilo visual con un énfasis muy marcado en la estética de los personajes del juego. Unas cuestiones que se aprecian de forma directa nada más empezar nuestra partida y que se proyecta tanto en los modelos 3D como en los elementos y animaciones en 2D.

Como decimos, nos encontramos ante un título que desprende un carisma prácticamente único. Quizá sea por ese estilo urbano y desenfadado que imbuye todo el juego, desde los elementos puramente visuales a los acústicos, pero hay que reconocer que se ha realizado un gran trabajo artístico con NEO: The World Ends with You.

Quizá lo menos atractivo de toda esta propuesta ha sido la transformación del 2D del juego original al 3D de NEO: The World Ends with You. Los entornos en tres dimensiones no están mal pero realmente no aportan “nada” a este título. Por el camino se ha perdido detalle en los escenarios y estos no llegan a tener la fuerza visual de los que pudimos ver en TWEWY, especialmente en su versión de Nintendo Switch.

Tampoco es un juego que brille por la calidad de sus animaciones, las cuales resultan un tanto pobres cuando aparecen en los modelos 3D. Sin embargo, aquellas realizadas en dos dimensiones sí logran captar esa esencia del juego original. En este sentido, es el diseño artístico el que logra que podamos obviar con facilidad un apartado técnico bastante discreto.

A pesar de todo lo aquí mencionado, NEO: The World Ends with You rinde a la perfección y no hemos encontrado problemas de ningún tipo durante nuestras sesiones de juego. Lo único digno de mención son los tiempos de carga en las transiciones de una zona del mapa a otra que si bien no son demasiado elevadas, en ocasiones logran romper el ritmo de este título. Obviando esta cuestión, tampoco hemos encontrado bugs y otros problemas que empañen la experiencia de juego.

Jugabilidad

Sin entrar en mucho detalle, NEO: The World Ends with You sigue las bases argumentales de la primera entrega de la saga. Sin saber muy bien el cómo y el por qué, nuestros protagonistas se encontrarán envueltos en el macabro juego de los Segadores en el que deben cumplir una serie de misiones y objetivos si no quieren ser eliminados y que su existencia llegue a su fin.

Bajo esta premisa, tendremos que combatir a toda una serie de monstruos llamados “ruido” de distinto poder que pueblan las calles del distrito nipón de Shibuya. NEO: The World Ends with You es un JRPG bastante sencillo en su planteamiento en el que tendremos que usar nuestras habilidades para derrotar a los monstruos anteriormente mencionados, mientras subimos de nivel a nuestros personajes y sus habilidades.

Uno de los elementos más característicos de la saga TWEWY es que nuestros poderes surgen de una serie de pines especiales. En NEO: The World Ends with You a cada uno de nuestros personajes se le puede asignar uno de estos pines con los que atacarán a los enemigos o realizarán labores defensivas o curativas para nuestro equipo. La parte interesante es que cada una de estas habilidades tiene un número de usos determinados hasta que se agotan. Una vez llegados a esta situación tendremos que esperar un tiempo para reutilizarlos.

Además, estos pines también suben de nivel cada vez que terminamos un combate, por lo que su efectividad va mejorando a medida que los utilizamos. Algunos de ellos incluso pueden evolucionar a versiones más poderosas. De hecho, encontrar todos los pines y evolucionarlos es otro de los grandes atractivos que ofrece NEO: The World Ends with You convirtiéndose incluso en una especie de minijuego único. En cualquier caso, obtener la combinación correcta de estas habilidades será fundamental, precisamente porque su uso siempre estará limitado de una forma u otra.

De esta forma, tendremos que gestionar las habilidades de nuestros personajes de forma sensata si no queremos quedarnos sin poder atacar a los enemigos. Esto es algo menos importante en los niveles de dificultad bajos, pero a medida que avanzamos en el grado de desafío de NEO: The World Ends with You va cobrando más importancia el saber gestionar bien nuestros recursos. En cualquier caso, tampoco estamos ante un título demasiado complejo o difícil, aunque sí hay algunos combates que pueden resultar bastante exigentes.

Como podéis observar, los rudimentos del combate no son demasiado complejos aunque sí tienen más miga de la que podemos creer en un primer momento. Por ejemplo, es posible encadenar luchas contra el ruido para obtener mejores recompensas pero asumiendo un mayor riesgo e incluso no poder completar dicho combate. También es posible mejorar las características de nuestros personajes visitando los restaurantes de la zona o comprando ropa y equipándonosla. 

Esto último es otro ejemplo del componente “urbano” que mencionábamos al principio del análisis y que hace de NEO: The World Ends with You un juego relativamente único. A fin de cuentas, nuestros personajes no dejan de ser jóvenes normales que viven su día a día y que sin quererlo se han visto envueltas en este siniestro juego. Por ello, los lugares que podemos visitar no dejan de ser cotidianos, como tiendas o locales de comida rápida.

Una de las novedades de NEO: The World Ends with You es la incorporación de una «red social» con la que podemos ver nuestra relación con el resto de personajes del juego. Más allá de ser una mera curiosidad, lo cierto es que reforzando nuestros vínculos con el resto de personajes y haciendo encargos para ellos obtendremos distintas recompensas que nos harán la vida más fácil en el juego al tiempo que desbloquearemos otros contenidos adicionales. Por ejemplo, las dificultades adicionales las tendremos que habilitar en este apartado.

Además de las habilidades puramente de combate, para sobrevivir con éxito a NEO: The World Ends with You tendremos que hacer uso de una serie de habilidades únicas que poseen los protagonistas. Viajar en el tiempo o introducir pensamientos en otros personajes son algunos de estos elementos que tendremos que usar para conseguir triunfar. Es un añadido interesante que introduce de forma bastante original una opción tan útil como la posibilidad de repetir un capítulo determinado del juego.

Todos estos elementos hacen que NEO: The World Ends with You sea un título muy atractivo, de esos que empiezan con un ritmo lento pero que va tomando velocidad a pasos agigantados a medida que nos dejamos llevar por su mundo y su trama. Además, es un juego que nos invita desde el primer momento a descubrir todos sus secretos y desbloquear el contenido al 100%, ya sea obteniendo todos los pines, la ropa y todos los elementos coleccionables que ofrece mientras recorremos esta Shibuya virtual.

Si tenemos en consideración todo lo anterior, el número de horas de diversión que ofrece NEO: The World Ends with You es muy elevado. Si nos limitamos a completar la trama principal sin más ya tendremos alrededor de 30 horas de contenido a nuestra disposición. Pero si queremos llegar al tuétano de este título, esa cifra se puede disparar a números insólitos.

Análisis de

Apartado sonoro

Si el apartado artístico era un elemento clave en NEO: The World Ends with You, el musical constituye el otro pilar de esta obra. La banda sonora está imbuida de ese estilo urbano que marca todo el juego, con piezas musicales que destilan ritmo y que nos invitan a seguir jugando. Otro aspecto muy interesante es que esta segunda parte contiene revisiones de las pistas musicales del juego original, algo que sin duda agradecerán todos aquellos que disfrutaron en su momento del primer TWEWY.

Los efectos sonoros también son de una altísima calidad y sin duda contribuyen a que la experiencia de juego sea mucho más atractiva. En lo que se refiere a las voces, estas se encuentran en inglés aunque NEO: The World Ends with You está completamente traducido al español.

Conclusión

Con sus más y sus menos, NEO: The World Ends with You es un título excelente y que los seguidores de la saga agradecerán. Si bien es cierto que está un poco por debajo del juego original, eso no significa que no estemos ante un más que digno sucesor. La trama sigue resultando muy interesante y está repleta de giros que en más de una ocasión nos dejarán con la boca abierta.

El sistema de combate es bastante sencillo y accesible, y pese a que pueda parecer que es bastante “machacabotones” lo cierto es que esta faceta de NEO: The World Ends with You tiene más profundidad de la que podamos imaginar. La incorporación de la red social es bastante útil y es una forma inteligente de incorporar elementos y opciones al juego de manera divertida y más interactiva.

Quizá el elemento más gris que podemos encontrar en NEO: The World Ends with You sea su apartado técnico. Como hemos mencionado anteriormente, la parte gráfica es bastante discreta en el mejor de los casos y solo la salva el potente diseño artístico de este título. Esto y la música, hacen que estemos ante un título con un magnetismo especial que es capaz de encandilarnos desde el momento en el que comenzamos nuestra partida.

Si os gustó TWEWY, NEO: The World Ends with You sin duda os cautivará. Para todos aquellos que no conozcan la saga, es un título que se puede disfrutar plenamente sin haber jugado a la primera entrega. En definitiva, estamos ante un título muy original y que desprende un carisma completamente único.

NEO: The World Ends with You ya disponible para Nintendo Switch y PS4.