Scarlet Nexus es uno de esos videojuegos que nos demuestran de vez en cuando que las grandes compañías del sector son capaces de arriesgar y de ofrecer a sus seguidores productos que se alejan de los convencionalismos del sector. Es cierto que este título no es revolucionario ni sienta un antes y un después en la industria, pero sin duda es un soplo de aire fresco gracias a algunas ideas muy bien ejecutadas. 

Este título también es algo particular ya que nace como parte de un producto transmedia en el que anime y videojuego comparten un mismo universo y desarrollan arcos argumentales comunes. Evidentemente, Scarlet Nexus no es el primer título que explora esta faceta de contenidos multiplataforma que se entrelazan, pero es uno de los juegos que más se ha esforzado por tener una entidad propia y ofrecer una experiencia de calidad.

Bandai Namco ha dado el todo por el todo en Scarlet Nexus y eso es algo que se puede apreciar desde el primer momento. Como hemos señalado, la compañía podría haber ido a lo fácil con este título y sin embargo ha preferido arriesgar e intentar ofrecer una experiencia de juego distinta. Una cuestión que se aprecia desde el primer momento que nos ponemos a los mandos del juego y que va desarrollándose a medida que avanzamos en la trama. 

Apartado técnico

Scarlet Nexus es un título que nos atrapa por su cuidado estilo artístico y su originalidad. Es cierto que no estamos hablando de un título puntero a nivel gráfico, pero la verdad es que Bandai Namco ha realizado un excelente trabajo a la hora de crear este mundo distópico en el que la humanidad se ve amenazada por unos terribles seres llamados “Alters”. 

El uso del cel shading contribuye a crear la apariencia de Scarlet Nexus es un anime interactivo. Esta técnica tiene sus detractores y defensores, pero para títulos como el que nos encontramos tiene un gran valor, precisamente porque es capaz de hacernos sentir que estamos dentro de una serie de animación japonesa. 

En cualquier caso, todo lo mencionado anteriormente se refuerza con el diseño de los personajes protagonistas y de sus némesis. Scarlet Nexus tiene una gran potencia a nivel visual gracias al elenco de personajes con los que compartiremos nuestras aventuras, y en especial, al de los dos protagonistas Yuito y Kasane. Aunque ambos protagonistas están repletos de tópicos del género, su diseño destila personalidad.

En lo que se refiere a cuestiones más técnicas, Scarlet Nexus rinde a la perfección y sus frenéticos combates se desarrollan sin ningún tipo de problema o ralentización. Esto es especialmente importante ya que nos encontramos ante un título que se encuentra a medio camino entre el RPG y el hack and slash. Por tanto, la fluidez en la imagen es fundamental para conseguir sobrevivir en las luchas y ser precisos en los momentos clave.

En cuanto a problemas o bugs, tampoco hemos encontrado ninguna de estas incidencias en Scarlet Nexus. En general, el trabajo realizado por Bandai Namco es ejemplar lo que consigue que este título se disfrute todavía más.

Jugabilidad

Scarlet Nexus nos sumerge en un mundo en el que la humanidad se ve amenazada por una serie de seres llamados “Alter” que predan sobre los seres humanos. Estos deben combatirlos a través de la fuerza bruta, pero sobre todo, con los poderes psíquicos que han ido desarrollando a lo largo de la historia. Bajo este contexto argumental tenemos el eje a través del cual se vertebra la jugabilidad de este videojuego.

Nuestro objetivo será combatir a estos seres y para ello tendremos que elegir a uno de los dos protagonistas que nos presenta Scarlet Nexus: Yuito y Kasane. Ambos son similares, aunque tienen algunas diferencias que los hacen únicos y que justifican una segunda vuelta a este título, ya que cada uno cuenta con su propia versión de la historia que nos narra este título. En cualquier caso, nuestra sugerencia es que simplemente os decantáis por el que más os guste.

Como señalábamos al principio, Scarlet Nexus presenta un sistema de combate híbrido en el que se combinan ataques básicos con los poderes de la psique que posee nuestro avatar. El sistema de luchas es algo complejo de explicar, pero el juego nos presenta un extenso tutorial que se va desarrollando durante los primeros compases de la historia que nos ayudará a dominar el sistema de combos y sinergias que podemos realizar para derrotar a nuestros enemigos de forma más eficiente.

A pesar de esta aparente complejidad, lo cierto es que resulta atractivo y poco a poco se va dominando a la perfección. Cabe destacar que los combates no son excesivamente difíciles, pero sí son exigentes, siendo necesario esquivar, contraatacar y utilizar nuestros poderes para poder derrotar a los enemigos. En este sentido, uno de los atractivos de Scarlet Nexus es que a medida que avanzamos en el juego parece que siempre hay una capa más de complejidad o de habilidades que podemos utilizar, lo que sin duda nos anima a seguir avanzando.

La única pega que podemos encontrar es que en determinadas ocasiones es fácil perder el control de nuestro personaje respecto a los rivales a los que nos enfrentamos, incluso cuando los hemos fijado. No es un gran problema, pero sí es cierto que empaña un poco el resultado final al añadir un toque de caos en las refriegas con los Alter.

En cualquier caso, nuestros protagonistas no estarán solos ya que junto a ellos se encontrarán una serie de compañeros que nos ayudarán en la batalla. Estos NPC contarán con sus propios poderes, los cuales podremos tomar prestados y de esta forma ser más eficientes en el combate. Eso sí, no podremos usarlos de forma indefinida, por lo que habrá que usarlos en los momentos más convenientes.

Pero los compañeros de fatigas en nuestra lucha contra los Alter no serán únicamente un apoyo en la batalla. Estos personajes son fundamentales en el desarrollo de la trama y Scarlet Nexus nos invita a mejorar nuestra relación con ellos indagando en su pasado, ayudándoles y mostrándoles nuestro apoyo. A medida que nuestra amistad aumente, su vínculo con nosotros será más fuerte, y la ayuda que nos proporcionarán en la contienda será mayor. 

Además de estrechar nuestra relación con nuestros compañeros, en Scarlet Nexus también podremos mejorar a nuestro propio personaje. A medida que subamos de nivel realizando misiones y derrotando enemigos, obtendremos una serie de puntos que podremos invertir en mejorar las capacidades de combate. De esta forma, podremos hacer frente de forma más efectiva a los desafíos que van apareciendo a medida que progresamos en la historia.

A pesar de que Scarlet Nexus es un título muy lineal, hay determinados momentos en los que podemos explorar libremente algunos mapas, aunque es cierto que todos ellos son muy lineales y poco inspirados. El principal atractivo que nos ofrecen estos paseos es el de encontrar objetos, pero también el de poder realizar pequeños encargos secundarios con los que obtener recompensas de diversa índole. Estas misiones extra no son demasiado originales, pero nos ofrecen la posibilidad de mejorar a nuestro personaje y obtener recursos adicionales.

En cuanto a la trama, Scarlet Nexus es un título muy enrevesado y aunque la trama no es difícil de seguir, sí hay multitud de giros de guion y algunos episodios quedan poco claros. Eso sí, esas lagunas se despejan en gran medida cuando jugamos las dos visiones de la historia que nos ofrece este videojuego, por lo que como comentábamos al principio, es interesante dar una segunda vuelta para descubrir todo lo que tiene que contar Scarlet Nexus.

A continuación os dejamos un breve gameplay de Scarlet Nexus en el que pueden apreciarse algunos de los elementos de la jugabilidad que hemos destacado en este apartado.

Apartado sonoro

Quizá la banda sonora de Scarlet Nexus sea el apartado más flojo de este título. La música, aunque variada, pasa bastante desapercibida y no hemos encontrado ningún tema con el carisma suficiente como para destacar o que nos permita identificarlo inmediatamente con este título. En cualquier caso, la banda sonora cumple y no molesta, lo cual es algo que siempre debe tenerse en cuenta.

Otro atractivo que tiene Scarlet Nexus es que nos permite elegir entre el doblaje japonés y el inglés, pudiendo escoger el que más nos guste. A pesar de que no cuenta con voces en español, el juego está completamente traducido al castellano.

Conclusión

Scarlet Nexus es un título atractivo y original. Bandai Namco ha sabido alejarse de su habitual zona de confort para ofrecer una jugabilidad muy dinámica y distinta a lo que nos tiene acostumbrado este tipo de juegos. Los enfrentamientos son muy dinámicos y la búsqueda de combos entre habilidades y su posterior ejecución es realmente satisfactoria.

La trama resulta interesante y el mundo en el que se desarrolla Scarlet Nexus también lo es. Además, visualmente es un título muy atractivo y espectacular, sin ser nada vanguardista, lo que hace que entre por los ojos desde el primer momento. Por otro lado, los combates en ocasiones se vuelven algo caóticos y da la sensación de que podemos perder el control si no andamos con cuidado. El diseño de niveles tampoco está a la altura si lo comparamos con otros elementos que componen Scarlet Nexus, aunque esta pequeña arista queda eclipsada por el resto de elementos que componen este título.

En definitiva, Scarlet Nexus es un título interesante y cautivador, especialmente para aquellos jugadores que sean aficionados al anime. Su estética es realmente atractiva y su jugabilidad es muy original, lo que lo hace ideal para todos aquellos que busquen un juego que se escape de los convencionalismos de la industria.

Scarlet Nexus ya disponible para PC, PS4, PS5, Xbox One y Xbox Series X.