Los videojuegos de estrategia y gestión siguen teniendo su hueco en PC a pesar de que su época dorada concluyó hace tiempo. En los últimos años, hemos podido ver como estudios independientes se han esforzado por rescatar este peculiar subgénero y ofrecer a los jugadores este tipo de experiencias.

En la mayoría de los casos, estos juegos nos han puesto a cargo de comunidades o ciudades que debemos hacer crecer y llevarlas a la prosperidad. Sin embargo, son muy pocos los ejemplos de títulos que nos ponen en la piel de los ciudadanos de pie, aquellos que viven en primera persona las consecuencias directas de las acciones de los gobernantes y en última instancia, de la guerra.

En este sentido, fue 11 bit studios con This War of Mine los que nos mostraron con toda su crudeza las consecuencias de la guerra contemporánea y las penurias y dificultades que viven las personas que se encuentran atrapados en ella. Un enfoque muy crudo que les sirvió para hacerse un hueco en esta competitiva industria y refundar las bases de este subgénero de la estrategia.

Ahora, Black Eye Games busca ofrecer una experiencia similar, pero trasladándonos hasta la Edad Media con Siege Survival: Gloria Victis. Un título en el que encarnamos a un grupo de campesinos que se ven obligados a trasladarse hasta la seguridad del castillo ante la invasión de sus tierras. Allí deberán hacer todo lo posible para resistir el asedio, pero también colaborar para conseguir romper el cerco que pone en peligro su supervivencia.

El enfoque es menos crudo que el ofrecido por This War of Mine, pero no por ello resulta menos interesante y duro en ocasiones. A fin de cuentas, para alcanzar la supervivencia en este título también tendremos que tomar decisiones difíciles que nos permitan ver salir el sol un día más.

Siege Survival: Gloria Victis no se desarrolla en lo que sería nuestra Edad Media, ya que está inspirado en un mundo muy similar que fue creado por Black Eye Games para su MMORPG Gloria Victis. En el caso del juego que nos ocupa, la ambientación estaría inspirada en las invasiones que los vikingos realizaron sobre Inglaterra antes del año 1000. 

En cualquier caso, no estamos ante un simulador o un juego que recree fielmente estos conflictos, ya que como videojuego se toma sus licencias. Pero en general, Siege Survival: Gloria Victis cuenta con una buena ambientación capaz de hacernos sentir que estamos inmersos en el asedio de una ciudad.

Apartado técnico

A pesar de que no estamos ante ningún portento técnico, Black Eye Games ha realizado un buen trabajo a la hora de recrear el mundo en el que se desarrolla Siege Survival: Gloria Victis. Como señalamos, no hay ningún alarde, pero en general todo luce bastante bien y con un nivel de detalle elevado para ser un título con una perspectiva de corte isométrica.

A pesar de que el escenario no es demasiado grande, se aprecia bastante trabajo y la ciudad está recreada con gusto. Eso sí, esta última la apreciamos siempre al amparo de la noche, ya que en ella se desarrolla una de las dos facetas que ofrece Siege Survival: Gloria Victis al jugador. Durante esta fase nocturna es posible apreciar un buen juego de luces y sombras, aunque nada que nos llegue a dejar boquiabiertos.

En lo que se refiere a las animaciones, Siege Survival: Gloria Victis cuenta con un número bastante elevado de ellas y todas han sido bien recreadas. Por ejemplo, resulta impresionante ver los impactos de las rocas que son lanzadas por los fundíbulos de los enemigos. 

Todo lo anterior hace que estemos ante un título con un buen rendimiento y que no ofrece demasiados problemas para poder disfrutarlo con todas las de la ley. Los escenarios que podemos recorrer son relativamente pequeños, lo que siempre ayuda a este tipo de cuestiones. Y aunque en pantalla podemos llegar a tener bastantes animaciones simultáneas, tampoco hemos apreciado que esto comprometa el funcionamiento de Siege Survival: Gloria Victis.

Jugabilidad

Como hemos señalado, en Siege Survival: Gloria Victis tendremos que conseguir que nuestro grupo de refugiados en el castillo sobrevivan y contribuyan a que los soldados rompan el asedio que les ha arrebatado sus casas y familias. Para ello tendremos que conseguir comida, agua, armas y todo aquello que nos sirva para sobrevivir. 

Algunas de estas cosas las podremos conseguir en la “seguridad” del castillo, pero para obtener otras tendremos que escabullirnos en mitad de la noche a la ciudad. Allí podremos encontrar multitud de objetos y bienes para alcanzar nuestros objetivos, pero en mitad de la noche también nos esperan los invasores que nos han llevado a estar en esta situación.

Como podéis observar, hay dos fases completamente diferenciadas según las horas del día en la que nos encontremos. Por la mañana tendremos que dedicarnos a gestionar nuestros recursos y construir pequeños emplazamientos que nos permitan fabricar medicinas, armas y otras estructuras.

Este apartado de Siege Survival: Gloria Victis es muy importante ya que será el que nos permita “avanzar” en el juego. Aquí tendremos que controlar multitud de elementos como el nivel de hambre de nuestros ciudadanos, su sed y otros factores, además de tener que gestionar la forma en que trabajan. Todo un sin fin de elementos que debemos microgestionar de forma adecuada.

Y aunque al principio pueda parecer algo llevadero, lo cierto es que a medida que tenemos más gente y estructuras que gestionar, la cosa se vuelve más complicada. Llegados a este punto, Siege Survival: Gloria Victis nos obligará a tomar decisiones sobre quién debe descansar, comer y otras cuestiones sobre las que tendremos que meditar antes de actuar sopesando las posibles consecuencias. 

Pero como hemos señalado, la llegada de la noche no se traducirá en descanso para nuestros refugiados. Al amparo de la luna tendremos que escabullirnos a la ciudad ocupada en busca de recursos que nos permitan seguir adelante. Durante esta fase del juego deberemos explorar la ciudad mientras intentamos pasar inadvertidos ante nuestros enemigos.

Cada zona de la ciudad tendrá algunos recursos específicos o en mayor cuantía, aunque no todas ellas estarán disponibles en un primer momento. Para alcanzar otras barriadas, tendremos que despejar los caminos, ya sea de escombros o de los cadáveres que se acumulan en las calles. Todo ello mientras vigilamos nuestros alrededores y el ruido que hacemos para evitar llamar la atención de los invasores. 

Todos estos esfuerzos deberán culminar en la supervivencia de nuestros refugiados, pero también en romper el asedio del castillo. Para ello tendremos que contribuir con recursos como armas y flechas, pero también con medicinas y otros objetos que requieran los soldados guarnecidos dentro de las murallas. También deberemos reparar las estructuras dañadas por las catapultas enemigas o apagar los fuegos causados por ellos. Toda una serie de dificultades adicionales con las que tendremos que lidiar en nuestro día a día en Siege Survival: Gloria Victis

Estos ciclos diurno y nocturno se suceden con rapidez, mucha más de la que pueda parecer en un primer momento. Durante los compases iniciales del juego, parece que tendremos tiempo suficiente para atender a todas las demandas, pero ya os advertimos de que no es así. El paso de las horas es inmisericorde y no podremos pausar el reloj para pensar con detenimiento, únicamente hacer que pase algo más lento. 

Siege Survival: Gloria Victis ofrece distintas variantes para nuestras partidas que contribuyen a aumentar todavía más las horas jugables que ofrece este título. Además del modo campaña, el más recomendable para iniciarse, Black Eye Games ha introducido modalidades como exploración, más centrado en la historia, desafíos o la posibilidad de acceder a escenarios personalizados creados por la comunidad de Siege Survival. 

A continuación os dejamos con un pèqueño gameplay con los primeros compases de este título y en el que se pueden apreciar algunos elementos de su jugabilidad.

Apartado sonoro

Siege Survival: Gloria Victis cuenta con un apartado sonoro atractivo que está en consonancia con la temática del juego. La banda sonora es variada, en la que predominan los tonos melancólicos. Sin embargo, esta queda relegada a un segundo plano, dejando que las protagonistas sean nuestras acciones. En cualquier caso, la música y los efectos sonoros refuerzan toda experiencia de juego.

Conclusión

Nos encontramos ante un título interesante, de esos que pueden llegar a devorar horas y horas una vez nos sentamos delante de él. Siege Survival: Gloria Victis va de menos a más, al principio todo parece muy básico y elemental, pero a medida que avanzamos vamos descubriendo que tiene una profundidad mucho mayor de lo que podíamos esperar. 

Estamos ante un título bastante difícil en el que tendremos que sufrir y dar todo lo posible para sacar adelante a nuestros personajes. Satisfacer sus necesidades es complejo y en ocasiones tendremos que realizar sacrificios ya que no podremos atender a todos. Este es uno de los elementos más críticos de Siege Survival: Gloria Victis, el cual debemos interiorizar y comprender, si queremos evitar frustraciones. 

En definitiva, tendremos que asimilar una dura lección: en medio de una guerra no podremos salvarlos a todos. Sobre esta base se cimenta Siege Survival: Gloria Victis y el resultado final obtenido por Black Eye Games es muy bueno. Quizá no sea el título definitivo dentro de este subgénero, pero sí es un excelente candidato si queremos vivir una experiencia de juego diferente y desafiante.

Siege Survival: Gloria Victis ya disponible para PC.