No podemos negar que, con cada videojuego que se publica de Sonic, sentimos una cierta añoranza. Debido a que se trata de un personaje que lleva bastante tiempo entre nosotros. Bueno, de hecho, cuando comenzamos a jugar videojuegos ya estaba presente en nuestras consolas.

Hoy tenemos que echarle un vistazo a Sonic Colours Ultimate, un nuevo proyecto del erizo azul, puesto en marcha por la propia SEGA, pero que en realidad corresponde a una pequeña remasterización del Sonic Colors original que ya pudimos ver en Nintendo Wii. Por aquél entonces, pudimos ver un proyecto en el que el Doctor Eggman abría un parque de atracciones en el espacio. De esta forma, Sonic y Tails se ponían a investigar por si acaso pudiera suceder algo peligroso.

Resumiendo, tenemos entre nosotros un juego proyectado inicialmente para Wii, que ahora se ha adaptado a diferentes consolas de la anterior generación. Hay que tener en cuenta que se han modificado una gran cantidad de características con el fin de conseguir que el producto sea compatible con todas las funciones que tenemos en las consolas de sobremesa. Y es evidente que vamos a analizar esas características con el fin de comprobar el resultado final. Estamos seguros de que os sorprenderá.

Apartado técnico

Sonic Colours Ultimate

En este sentido, el que tiene que ver con el apartado gráfico del videojuego, hay que reconocer que, al jugar el proyecto en PlayStation 5 (con su versión de PlayStation 4) esperábamos una calidad fuera de toda duda, totalmente adaptada a la televisión 4K en la que hemos ejecutado el proyecto y, evidentemente, que aprovechara todas sus posibilidades.

La verdad es que no hemos encontrado eso. Sonic Colours Ultimate no consigue extraer toda la potencia existente en la generación actual de consolas, algo que, pensamos, se debería haber perfeccionado. Hay que prestar atención a las cifras: la resolución del juego en PlayStation 4 es de 1080p, mientras que en PlayStation 5 llega a 1440p.

Saliendo de las ya típicas cifras de rendimiento, tenemos que prestar atención a la calidad general del título. Y aquí sí que no podemos olvidar que estamos ante un juego de Sonic, lo que implica diseños simplistas, pero coloridos, personajes muy simpáticos y niveles llenos de plataformas y laberintos por los que tendremos que ir sorteando todo tipo de obstáculos. En este sentido tendremos a nuestra disposición una especie de mundo libre, pero que tendremos que ir explorando con el fin de descubrir qué es lo que nos depara la aventura.

Tenemos que decir que la construcción general del proyecto, a nivel visual, es bastante interesante, con especial eficiencia. Eso sí, no olvidéis que se trata de un remaster de videojuegos más antiguos, y no un remake o un proyecto completamente nuevo.

A nivel técnico, Sonic Colours Ultimate es un juego de Sonic más, adaptado a las actuales consolas, pero extraído en su origen de un proyecto de Nintendo Wii. Un juego que gustará visualmente a los más pequeños de la casa. Y a los adultos.

Apartado sonoro

Sonic Colours Ultimate

Lo bueno que tiene el hecho de que estemos ante un remaster es que seguimos teniendo a nuestra disposición el aspecto sonoro del juego original. Y es que el proyecto ya contaba en su elenco con una banda sonora sorprendente, ya caracterizada por los compositores que suelen colaborar con SEGA en cuanto al desarrollo de sus videojuegos. No podemos olvidar que en este sentido se han realizado algunos ajustes con resultados muy buenos.

Aparte de la música, también tenemos que destacar las voces que se pueden escuchar en las partidas, que en esta ocasión también está incluidas en español, con los actores que doblan habitualmente a los personajes correspondientes. El trabajo final ha sido muy bueno, y la verdad es que es una novedad a tener muy en cuenta.

Por lo demás, encontramos los típicos efectos sonoros que indican la recogida de anillos, los golpes y colisiones, y aquellos clips que suenan en los momentos en que terminamos los diferentes niveles. Un acierto.

La verdad es que la calidad sonora del proyecto se ha mantenido respecto del anterior juego, solo añadiendo las novedades que resultaban correctas.

Jugabilidad

Sonic Colours Ultimate

La jugabilidad de los videojuegos de Sonic ya es conocida por todos: recorrer infinidad de niveles laberínticos haciendo uso de las características del personaje principal. En este sentido no se ha perdido un ápice del juego original.

Mencionar que en Sonic Colours Ultimate tendremos que recorrer más de 50 niveles a toda velocidad, incluyendo la recogida de anillos, evitar trampas, acabar con los enemigos o, finalmente, sortear a los jefes que nos saldrán al paso. En estas situaciones no faltará la barra de turbo (que nos servirá para dar acelerones) que podemos poner en marcha con el fin de explorar los laberínticos niveles que hay en el juego. Al respecto, tenemos que decir que pueden llegar a resultar confusos, sobre todo a las velocidades que conseguirá el personaje.

Una característica interesante es que, para que los niveles se hagan más entretenidos, el proyecto va alternando diferentes tipos de vistas, entre el 2D y el 3D. Esto desemboca en diferentes tipos de situaciones que darán entretenimiento al jugador, consiguiendo que no se aburra. Eso sí, tendremos que acostumbrarnos un poco a los controles, ya que estos se han adaptado a los mandos de control de las consolas correspondientes.

Por otra parte, hay que destacar la presencia de los Wisps, unos personajes que podremos recoger en los niveles y que nos servirán en forma de potenciadores que podremos utilizar durante un corto espacio de tiempo. Así, podremos poner en marcha una serie de poderes que nos servirán en determinados momentos de la aventura.

¿Es otra aventura más de Sonic?

Sonic Colours Ultimate

Sonic Colours Ultimate es una aventura más de Sonic, pero lo cierto es que se han implementado mejoras en la jugabilidad que consiguen que estemos ante un proyecto que gustará a los usuarios, sin importar si ya jugaron a la entrega en la que se basa.

Entre las novedades que hay se incluyen los nuevos Wisps, un objeto que permitirá que Tails nos rescate en el caso de que caigamos por un abismo, una inmunidad temporal cuando recogemos 100 anillos o, por lo último, la tienda: en este lugar podremos comprar objetos estéticos para Sonic gracias a las monedas que consigamos en los niveles. Estos objetos nos servirán para cambiar su aura, la estela del turbo o el diseño de los guantes. Se trata de modificaciones a nivel visual.

Otra novedad interesante es que, si cumplimos una serie de condiciones establecidas por el juego, tendremos la oportunidad de desafiar a Metal Sonic en diferentes tipos de carreras. Eso sin olvidar los ya típicos logros y trofeos.

Sonic Colours Ultimate, en cuanto a su jugabilidad, sigue siendo un proyecto muy interesante que toma su base del videojuego que ya se publicó en Nintendo Wii, pero incluyendo novedades buenas.

Conclusión

Sonic Colours Ultimate

Sonic Colours Ultimate es, ante todo, un remaster de un juego ya lanzado en Nintendo Wii, pero al que se le han añadido algunas novedades, y realizado una adaptación a la actual generación de consolas. Y tenemos que decir que el resultado ha sido bastante interesante. Sin perder su esencia original, el proyecto es bastante jugable en las actuales consolas.

No deja de ser un proyecto de Sonic que ahora podemos jugar con las características que tienen las actuales consolas, incluyendo sus controles y la potencia que está disponible. Por lo tanto, estamos ante un lanzamiento que podemos aprovechar con el fin de seguir jugando a un clásico de Sonic, pero mejorado.

Si sois fans de las aventuras de Sonic, os recomendamos que le echéis un vistazo, ya que tiene características suficientes para divertir a pequeños y a adultos. En el caso de que no seáis fans, también os recomendamos echar una partida, ya que tiene características típicas de los juegos de plataformas que resultan bastante entretenidas.

Sonic Colours Ultimate ya se encuentra disponible para PlayStation 4, Xbox One, Ninendo Switch y PC.