El mundo de The Elder Scrolls es vasto y resultaría prácticamente recrearlo por completo en un único juego. Bethesda nos invitó a recorrerlo en Arena, el primer juego de la saga, y desde entonces la escala se ha ido reduciendo en los sucesivos títulos de la misma. Sin embargo, con la llegada de The Elder Scrolls Online la esperanza de poder recorrer todas las regiones de Tamriel se materializó de nuevo. Y pese a que todavía no están disponibles todas ellas, las sucesivas expansiones de este MMORPG van haciendo realidad ese sueño.

The Elder Scrolls Online: Elsweyr nos invita a explorar la misteriosa y exótica región de los Khajiit. Un territorio desértico lleno de secretos en el que Zenimax Online Studios y Bethesda han aprovechado para incorporar otro de los elementos más populares de Skyrim: los dragones. Y es que en esta expansión estos seres se convierten en uno de los ejes fundamentales al ofrecer enemigos de gran poder que aparecen de forma dinámica por el mapa, ofreciendo desafíos y grandes recompensas para todos aquellos que osen desafiar a estas criaturas.

Una vez más estamos ante una expansión bastante conservadora, aunque es cierto que las novedades que presenta son algo más ambiciosas que las que pudimos ver en Summerset. Lo cierto es que The Elder Scrolls Online está bastante consolidado y no hay mucho espacio para los cambios radicales, pero la verdad es que es algo que no lo necesita realmente. Dado que estamos ante una expansión, os recomendamos consultar nuestro análisis del juego base para conocer los pormenores de este MMORPG pese a que algunos aspectos del mismo podrían haber cambiado a lo largo de los años.

Elsweyr, mucho más que dunas y arena

Como mencionábamos al principio, The Elder Scrolls Online: Elsweyr nos lleva hasta el hogar natal de la raza de los hombres gato. Un lugar inhóspito en el que los ambientes cálidos y desérticos son los grandes protagonistas. El trabajo realizado para recrear esta región es digno de mención y una vez más los desarrolladores de este título han demostrado que son capaces de recrear el mundo de Tamriel imprimiéndole una fuerte personalidad. A pesar de que los ambientes desérticos son los predominantes, hay una variedad suficiente de entornos que contribuyen a crear una mayor variedad de paisajes con lo que se evita la fatiga visual.

En este sentido, poco se puede reprochar a The Elder Scrolls Online: Elsweyr ya que visualmente es un título bastante atractivo, algo que viene siendo habitual. En lo que se refiere a cuestiones más técnicas, el rendimiento del juego es bueno y a lo largo de nuestras sesiones de juego no hemos experimentado problemas que resulten dignos de mención.

En lo que se refiere a la jugabilidad general de este MMORPG, no hay grandes cambios en lo que se refiere a su estructura respecto a lo que hemos podido ver en anteriores expansiones. La región de Elsweyr se pone a nuestra disposición desde el primer momento y podemos acceder a ella tengamos el nivel que sea. Esto se debe a la progresión dinámica de The Elder Scrolls Online y que permite que la gran mayoría de los contenidos del juego se adapten a nuestro avatar sin importar su nivel.

De hecho, si creamos un personaje nuevo empezaremos directamente en la nueva región, lo que nos da una idea de cómo funciona exactamente este título. La trama sigue teniendo un peso importante y nada más empezar se nos encargarán misiones directamente relacionadas con la historia. Esto es sin duda uno de los puntos más fuertes de The Elder Scrolls Online y algo que se mantiene en Elsweyr de forma inalterada. Esto se traduce en que pocas misiones nos hacen sentir como si fuésemos el chico de los recados de alguien.

De forma similar, a medida que avanzamos en la trama vamos explorando nuevas áreas del escenario que cuentan con contenido interesante. Algunos de ellos serán puntos de interés, otros presentarán enemigos de gran poder y otros serán ciudades y pueblos en los que también podremos encontrar misiones. Todo ello de forma muy similar a la que ya hemos podido ver en otras expansiones de The Elder Scrolls Online que siguen manteniendo la estela marcada por Skyrim.

Quizá la novedad más importante que llega con The Elder Scrolls Online: Elsweyr son los dragones. Estas míticas criaturas aparecerán por todo el mapa para atacar determinados puntos y deberemos reunirnos con otros jugadores para acabar con la amenaza que representan. Estos eventos multitudinarios recuerdan poderosamente a las «public quest» que introdujo en su día Warhammer Online. Como no podía ser de otra forma, al derrotar a los dragones obtendremos recompensas interesantes, por lo que se convierten en uno de los grandes incentivos de esta expansión a la hora de dedicar nuestras horas de juego.

Por otro lado, con The Elder Scrolls Online: Elsweyr llegan otros desafíos de alto nivel como la mazmorra de banda Sunspire. En ella 12 jugadores de alto nivel se deberán congregar para hacer frente a los dragones que se han congregado en un antiguo templo de los Khajiit. Todo un reto a la altura de las expectativas y que aporta nuevos objetivos y metas para todos aquellos jugadores que buscan retos adicionales en este MMORPG.

Otra de los contenidos adicionales que llega con esta expansión es la nueva clase: el nigromante. Este arquetipo de mago pone a nuestra disposición el poder de la muerte y las energías oscuras, unas habilidades que no serán bien vistas por la gran mayoría de los habitantes de Tamriel. De hecho, usar algunos hechizos en ciudades y pueblos puede llegar a traernos problemas y que los guardias acudan a detenernos. Este pequeño detalle añade una gran inmersión y un excelente toque de RPG, algo que la mayoría de los títulos de este género están olvidando de cara a convertirse en productos más accesibles.

Como suele ser habitual en este MMORPG, el nigromante puede desempeñar varias funciones según las habilidades y el enfoque que queramos darle. Pese a que su función principal es la de ocasionar daño ya sea controlando a los muertos, también podremos curar a nuestros aliados. A falta de haber podido indagar con más profundidad en esta clase sí podemos señalar que parece altamente versátil. Puede que no sea la clase que mejor se adapte a los recién llegados, pero sin duda es capaz de ofrecer algo distinto y con potencial una vez hemos dominado los conceptos básicos de The Elder Scrolls Online.

Conclusión

The Elder Scrolls Online: Elsweyr no se aleja de los pasos marcados por sus anteriores expansiones y Zenimax Online ofrece un contenido bastante conservador. El nuevo territorio resulta impresionante y muestra un lugar que hasta ahora muchos aficionados de la saga solo habían soñado con visitar y la sensación de misterio exótico de lo tierra de los Khajiit está muy bien logrado. Las actividades son variadas y en general resulta ameno completar el arco argumental de la expansión, aunque quizá resulte menos emocionante que el de otras ampliaciones.

La llegada del nigromante es bien recibida y aporta más variedad y posibilidades a este título. Determinar su viabilidad a largo plazo es otra cuestión, pero lo cierto es que resulta entretenida de usar y ciertos toques le dan un punto completamente único a lo que hasta ahora habíamos visto en The Elder Scrolls Online. Como de costumbre, la llegada de una expansión es un momento idóneo para que jugadores recién llegados y veteranos se reenganchen, así que si estabais pensando en dar una oportunidad a este título o simplemente regresar está es la ocasión perfecta.

The Elder Scrolls Online: Elsweyr ya disponible para PC, PS4 y Xbox One.