Volvamos a los remakes. Pero a los remakes de juegos clásicos, de esos que marcaron un antes y un después en su época. Volvamos a 1995, a la Super Famicom que había por aquél entonces y, concretamente, a Seiken Densetsu 3, un RPG de acción que fue todo un éxito en su época. Esta secuela directa de Secret of Mana nos proponía ponernos a los mandos de una nueva tanda de personajes en un sinfín de aventuras desarrolladas por la propia Square. Un juego que estaba llamado a convertirse en un éxito y que, de hecho, obtuvo una cantidad de ventas bastante grande.

Pero el tiempo va pasando, y con la imposibilidad de volver a disfrutar del proyecto (a no ser que lo tuviéramos junto a su consola clásica), Square Enix se puso manos a la obra para devolvernos este videjuego en forma de remake, especialmente realizado para la actual generación de consolas. Un clásico que se ve actualizado a las características que tenemos hoy en día y que, de hecho, hace uso de toda la potencia disponible en PC, Xbox One, Playstation 4 y Nintendo Switch. Trials of Mana ya es una realidad.

Prestad atención, porque la historia original no cambia. Viviremos un mundo en oscuridad en el que la Diosa de Mana ha desenvainado su Espada de Mana con el fin de acabar con la vida de los ocho benevodones, que a su vez son los monstruos de la destrucción. Tras encerrarlos en las Piedras de Mana, la Diosa se transforma en un árbol y se sume en un letargo durante muchos años. Eso sí, la maldad ha resurgido y, con los benevodones otra vez haciendo de las suyas, seremos nosotros los que nos tendremos que enfundar los ropajes de héroes y devolver la paz a la tierra de Mana.

Repetimos, Secret of Mana es un remake totalmente actualizado del Seiken Densetsu 3 original que en su día salió a la venta para Super Famicom. Aunque lo cierto es que queríamos probar qué tal se había llevado este colosal proyecto a las consolas de la actual generación.

Apartado técnico

Trials of Mana

Teniendo en cuenta que hablamos de un remake basado en un juego muy, muy clásico, es evidente que el apartado técnico es lo que más sorprende del título. No hay duda de que todos los gráficos se han realizado desde cero, a la vez de basarse en las ideas originales de hace más de 20 años. De esta forma, podremos reconocer a los personajes y escenarios más populares del videojuego. Actualizados, claro.

A nivel visual, hay que tener claro que Trials of Mana tiene sus propias peculiaridades. A primera vista, y en cuanto lo pongamos en marcha, nos recordará a otras alternativas del género, más populares. Pero tened en cuenta que estamos ante el remake de un juego clásico. Esto significa que gráficamente se ha basado en todo en los materiales que teníamos en su día.

De esta forma, el aspecto de los personajes no deja de tener un estilo japonés bastante llamativo y bien realizado que, junto a la resolución del proyecto (a 1080p en Playstation 4, la consola en la que hemos analizado el proyecto), da buenos resultados. Durante el tiempo que hemos estado jugando, hemos notado cómo casi todo se movía correctamente, mostrando lo que tenía que mostrar. Aunque sí es cierto que algunas texturas, generalmente de los propios personajes, tardaban en cargar en algunas ocasiones.

Hay otro aspecto que también nos interesa bastante: los escenarios. Y es que Trials of Mana es un RPG de acción en el que tendremos que ir visitando una serie de localizaciones, a cada cual más interesante, y que albergarán determinados contenidos dentro de su historia. De nuevo, tenemos que decir que están basados en el juego original del mismo nombre, y en su concepto siguen siendo los mismos lugares que pudimos visitar por aquél entonces. No obstante, el aspecto gráfico ha evolucionado de una forma notable, y ahora son en tres dimensiones. Podremos recorrerlos de cabo a rabo, recogiendo objetos, hablando con los personajes que haya y, por supuesto, cumpliendo misiones. El mundo de Trials of Mana es lo suficientemente grande como para darnos la oportunidad de vivir todo tipo de sorpresas.

Respecto de los propios escenarios, tenemos que decir que han sido bien realizados, funcionan de una forma genial y no hay mayores problemas aparte de un cierto “vacío” en las ciudades. No en vano, si vamos a los exteriores de las urbes, veremos un pequeño contraste en cuanto a la elaboración de los lugares. Nosotros hubiéramos apostado por dar más detalles a las ciudades y a las zonas interiores, en las que estaremos con nuestros personajes durante bastantes horas.

Una vez hablado de personajes y escenarios, cuya calidad es notoria, tenemos que hacer mención a los efectos visuales. Sí, esos que salen cuando realizamos un ataque, nos defendemos, usamos objetos, o simplemente para mostrar cómo se encuentran los personajes. Al respecto, por una parte, decir que estamos ante un juego que no los usa como otros proyectos, sino que aquí se han simplificado todo lo posible. Harán presencia solo cuando sea necesario, con una calidad suficiente y adaptada a las situaciones. Sin faltar, pero sin abusar.

Hablando de manera generalista, y teniendo en cuenta el conjunto que Trials of Mana pone ante nosotros, podemos decir que se trata de un remake de un proyecto bastante clásico que gráficamente le da una vuelta a todo lo que vimos en su día, pero sin abusar de las tecnologías que están disponibles en la actualidad. De esta manera, se actualiza, pero sin ejecutar lo mejor de lo mejor.

¿Se podría haber puesto en marcha una calidad gráfica aún más real? Sí, está claro, pero lo cierto es que el aspecto que tiene este Trials of Mana es más que suficiente para divertirnos y agradar a nuestros ojos.

Sonido

Trials of Mana

Peculiar. Así definiríamos el apartado sonoro de Trials of Mana. Y es que la variedad del mismo, en sus diferentes aspectos, es más que interesante. De nuevo, como ya hemos hecho en otros análisis, vamos a dividir este apartado en otros más pequeños.

Primero, la música. Lo que más sobresale. Trials of Mana tiene MUCHÍSIMAS pistas sonoras, muchas canciones preparadas para todos y cada uno de los momentos y situaciones que tendrán lugar durante el juego. Lo mismo sucede en tipos. Desde melodías muy tranquilas (cuidado con dormirse) hasta aquellas que nos invitarán a liarnos a espadazos con el primer enemigo que nos salga al paso.

Decir que las canciones están siempre presentes en el juego. Desde las escenas cinemáticas, hasta los menús y los paseos que daremos por el mapeado. En este sentido no nos aburriremos.

Bien, ahora pasamos a las voces, las cuales se pueden configurar. Podemos elegir entre el inglés o el japonés, sonando los diferentes comentarios en el idioma seleccionado. Este ajuste se puede modificar en cualquier momento, lo que significa que podemos adaptarlo a nuestro gusto. Por cierto, avisamos de que el nivel de ambos lenguajes es bastante avanzado, por lo que recomendamos poner en marcha los subtítulos (que también están disponibles en varios idiomas, aparte del español). Al respecto de las voces, solo vamos a poner un pero: en ocasiones no están totalmente coordinadas. Aunque se trata de un detalle que hemos comprobado después de fijarnos mucho en las bocas de los personajes. Es decir, no os asustéis, ya que es posible que ni siquiera lleguéis a notarlo.

Respecto a los efectos sonoros, esos que suenan cuando damos espadazos, ejecutamos acciones o simplemente andamos, han sido bien situados y ajustados a las diferentes acciones que se pondrán en marcha. La cantidad está limitada a las diferentes acciones que se verán, aunque logran transmitir los diferentes movimientos de Trials of Mana.

La verdad es que el apartado sonoro de Trials of Mana nos gustado mucho por la sencilla razón de que es bastante completo, en sus diferentes aspectos. Además, la posibilidad de personalizar las voces es algo que le da mucha potencia, sobre todo cuando hablamos de RPGs que, en ocasiones, se disfrutan más en japonés. Un apartado a tener muy en cuenta.

Jugabilidad

Trials of Mana

Aunque a primera vista Trials of Mana parezca un RPG clásico y extremadamente completo, tenemos que decir que la realidad es bastante diferente. El juego puede llegar a ser bastante simple, incluso para los usuarios más novatos. Esto también hace que estemos ante un proyecto bastante accesible que nos dará mucha diversión con pocos esfuerzos. De hecho, de entrada, tendremos disponibles varios niveles de dificultad, entre los que elegir según nuestra experiencia.

Comenzaremos también diciendo que Trials of Mana nos deja elegir iniciar la historia con diferentes personajes, de los que tendremos que seleccionar uno principal y dos acompañantes. Mucho ojo, porque cada personaje tiene su propia historia, lo que significa que según el que seleccionemos, tendremos que ir por unos escenarios u otros. Algo muy interesante, y que eleva sobremanera la cantidad de horas de juego que tiene el proyecto. De hecho, según How Long To Beat, si queremos conseguir todo tendremos que emplear casi 40 horas a los mandos.

Por supuesto, cada personaje tiene sus propias características. Os recomendamos seleccionar aquél que se adapte a vuestro estilo de juego.

La historia de Trials of Mana ya la hemos comentado: el mundo está en caos y tendremos que poner todas las cosas en su sitio. Es predecible que los héroes disponibles tendrán que poner en marcha sus propios esfuerzos con el fin de ayudar todo lo posible. A partir de eso, cada personaje tiene su hilo argumental, aunque al final se llega a un punto común. Basándonos en esta premisa, es evidente que tendremos que ir recorriendo el mundo disponible, visitando localizaciones, recogiendo objetos y cumpliendo misiones. Y también es evidente que es imprescindible luchar contra los enemigos que nos salgan al paso, consiguiendo así hacer que el nivel de nuestro personaje suba, dándonos opción a nuevas posibilidades.

Sistema de combate sencillo, pero entretenido

Trials of Mana

Una de las cosas que más nos ha sorprendido de Trials of Mana es que, aunque pensábamos que iba a tener un sistema de combate especialmente profundo, no es así. Y es que el juego es ciertamente accesible, con unas pocas opciones para combatir que hacen que todo se complete de una manera sencilla y algo directa. Eso, claro, sin perder los ingredientes más interesantes de los RPG más profundos del mercado.

Por una parte (y tal y como se nos enseña al principio del proyecto) los combates son en tiempo real. Tenemos varios botones asignados para realizar ataques simples, ataques fuertes, ataques con carga, o incluso invocaciones con diferentes fines. Sencillo y accesible. Pero lo más interesante es que durante los propios combates podemos ir cambiando entre los personajes que están disponibles, teniendo la posibilidad de ejecutar las acciones que estos tienen. ¿A que ya hablamos de algo más profundo?

También hay que tener en cuenta que, cuando lleguemos al nivel 18, tendremos la oportunidad de cambiar de clase, pudiendo optar entre el camino de la luz o el de la oscuridad. Los cambios no serán estéticos, pero sí tendremos posibilidades más avanzadas como las técnicas especiales, mejores magias, técnicas de combate y, incluso, ataques que acabarán con la barra del enemigo en una sola ejecución. Y esto es algo que ayuda bastante, sobre todo cuando nos enfrentemos contra los llamativos jefes finales.

En cuanto a los enemigos, debemos tener en cuenta que estos también tienen sus propias debilidades, algunas incluso centradas en los elementos, por lo que tendremos que ir jugando con estos factores con el fin de conseguir avanzar de una manera más sencilla.

Por otra parte, hay que mencionar que la inteligencia artificial del proyecto fallará en algunas ocasiones, aunque a nuestro favor tenemos las tácticas, que no son más que programaciones que podemos asignar a los aliados con el fin de que se comporten de una u otra manera. Una forma muy efectiva de mejorar los resultados obtenidos.

La particularidad de los controles

Trials of Mana

Aunque este Trials of Mana es un remake del juego clásico con el mismo nombre, y era previsible que se hicieran cambios en los controles, tenemos que decir que el esquema de los mismos se conserva ciertamente respecto del producto original. Queremos decir que lo que se ha podido mantener, sigue igual, aunque destaca que la distribución de los botones no es la estándar que ya podíamos ver en otros juegos.

Con el círculo y el triángulo haremos los ataques, y las cargas de estos, y con los joysticks manejaremos a los personajes y a la propia cámara. Pero ¿recordáis que en otros juegos se usan bastante los botones de cuadrado y Cruz? Pues aquí no. Este sencillo concepto, que hemos explicado en pocas líneas, podría llegar a ser complicado de digerir para algunos usuarios. Pero tenemos que decir que, con algunas partidas, ya lo tendréis más o menos dominado.

Personalizando a los personajes

Trials of Mana

Como ya hemos mencionado, según vayamos derrotando enemigos, también iremos haciendo que nuestros personajes suban de nivel. Y estas subidas de nivel, a su vez, nos darán puntos de estadística que podremos repartir según creamos conveniente. Cada personaje dispone de cinco apartados a personalizar y mejorar, que nos permitirán desbloquear magias o adquirir nuevas habilidades, entre otros. Aunque debemos tener claro que el objetivo general es tan sencillo como el de mejorar a los héroes disponibles.

¿A qué nos lleva todo esto? Sencillamente, a que podemos ir personalizando el grupo de personajes que tengamos. Ya sea con nuevas habilidades, o con las propias clases, que también tienen sus propios modificadores. Cada personaje es especialista en lo suyo, lo que se traduce en que cada uno puede ayudar a su manera en las diferentes situaciones por las que no haga pasar la historia de Trials of Mana.

Aquí le hemos dado una vuelta sencilla a lo de personalizar los personajes, pero creednos si os decimos que se trata de un aspecto con mucha potencia, que nos ayudará bastante a la hora de avanzar en el juego.

Una jugabilidad sencilla, pero a prueba de balas

Trials of Mana

Lo bueno que tiene Trials of Mana es que se trata de un proyecto con una jugabilidad sencilla, accesible, y a la que cualquiera puede acercarse. Si a eso le añadimos controles fijos y buenos, posibilidades extensas en el número de cosas que hay que hacer en el mapeado, y añadidos después de completar la historia principal, entonces nos queda un producto muy divertido.

Es cierto que este Trials of Mana es un remake de un juego clásico, pero no hay duda de que la jugabilidad se ha sabido adaptar a los nuevos tiempos y tecnologías disponibles, quedando un resultado que no decepcionará a nadie.

Conclusión

Trials of Mana

¿Os gustan los RPG de acción con mapas extensos? ¿os gustó el Trials of Mana original? Pues entonces ya os decimos que este remake es una de las mejores compras que podéis hacer. Se trata de un RPG con fuertes componentes de acción, un sonido que no para nunca de sorprendernos y una jugabilidad que, si bien no es extremadamente profunda, sí que nos mantendrá entretenidos durante bastantes horas.

Trials of Mana es un remake de un juego clásico que ya nos dio bastantes sonrisas, y que vuelve a repetir el puesto usando la potencia de las consolas de la actual generación. Un juego incombustible que os gustará, siempre que estéis buscando las características típicas del género al que pertenece.

Sí es cierto que tiene algunas carencias que se podrían haber mejorado bastante, pero pensamos que se trata de un buen producto que entretendrá bastante a los fans de los RPG.

Trials of Mana ya está a la venta, para PC, Playstation 4 y Nintendo Switch.