A lo mejor eres de esa clase de gente que, como servidor, chas de menos la clase media de los juegos sin pretensiones, pero divertidos, de principios de los 2000s. E incluso a lo mejor llegaste a jugar a las aventuras de aquella vampiruela que iba a la caza de nazis, y que acabó hasta posando para la Playboy.

Y es que Bloodrayne y su secuela eran pura caspa – no tanto como sus adaptaciones cinematográficas – pero la leche de entretenidos. Si no los llegaste a probar, puedes que hoy sea tu día de suerte. Ya que ha sido anunciado un remaster de ambos bajo el nombre de Bloodrayne ReVamped, con todas las mejoras de turno: más resolución, mejor iluminación, y esas cosas modernas. Si esto te ha dado ganas de hincarle el diente, llegará este otoño a Switch, Xbox One y PS4.

Vía I Gematsu