Knights of the Old Republic fue un gran juego de rol que además se redondeaba con un giro de guion que creo sorprendió a la mayoría. La antigua Bioware fue la encargada de programar el juego y el resultado como he comentado fue magnífico.

La segunda entrega cambió de manos y fue Obsidian la empresa encargada de su confección. James Ohlen, diseñador jefe en juegos como los dos primeros Baldur’s, Neverwinter Knights, director de Old Republic y actualmente director creativo en Anthem, ha desvelado en una entrevista que tenían ideas interesantes para esa secuela que nunca hicieron:

Yoda es una figura intocable en el canon de Star Wars, pero imaginad un personaje de la especie de Yoda y similar a este gran maestro. El jugador inconscientemente confiaría en el mismo y el giro se encontraría en este engaño. En las dos primeras páginas de este concepto para KOTOR 2, el jugador iba a ser entrenado por una figura semejante a Yoda, de su misma especie. Este personaje entrenaría y guiaría a nuestro jugador en la primera parte del juego, pero entonces se descubriría que este Yoda no es en realidad el buen Yoda que esperábamos

Yoda habría sido la herramienta perfecta para engañarnos.

Bioware habría jugado bien sus cartas con un Yoda falso más orientado al reverso tenebroso que al luminoso.

Vía | ResetEra