Hasta una licencia asentada, con medios y con ciclos de desarrollo aparentemente aceptables para los estándares de la industria (tres años para cada equipo), puede entrar en crisis. Y eso es lo que aparentemente ha ocurrido con el Call of Duty proyectado para 2020.

Jason Schreider, de Kotaku, ha soltado una pequeña bomba de un par de kilotones. Según informa, el Call of Duty de 2020 estaría en problemas y ya no estaría comandado por Sledgehammer y Raven. En lugar de ello, tendríamos un nuevo Black Ops guiado por Treyarch.

Sledgehammer y Raven estaban creando un Call of Duty aparentemente basado en la Guerra Fría, probablemente involucrando Vietnam. Treyarch asumiría el mando y el desarrollo del juego para lanzarse en 2020. Raven y Sledgehammer actuarían como soporte para Treyarch y se mantendría el trabajo realizado en la campaña que pasaría a formar parte de ese Black Ops 5. Es muy probable que vaya a ser un juego cross-gen entre las plataformas actuales y las nuevas PS y Xbox.

Y se añade más, es posible que Activision abrace de alguna manera el modelo free to play como método para obtener ingresos. Se está evaluando la posibilidad de ofrecer ese modelo de alguna forma en el nuevo Modern Warfare que podría llegar este año.

Vía | Kotaku