La híbrida de Nintendo va camino de convertirse en la consola más vendida de la historia o al menos de quedarse en el top 3, un éxito incontestable que cojea en los servicios multimedia ofrecidos, aunque a partir de hoy, esa limitación es menos notable.

Crunchyroll, el servicio de anime en streaming propiedad de Sony, ha desembarcado en Switch y su app ya está disponible en todas las regiones. La aplicación como es lógico puede usarse en modo portátil, sobremesa o con la consola conectada en el dock. Si os gusta el anime, esto es obligatorio.

Al igual que otras aplicaciones de streaming, podéis descargar contenido en Crunchyroll para verlo offline, para ello será necesario disponer de una cuenta Mega Fan o Ultimate, pero recordad que el material se descarga en la consola o en la SD que tengáis en la máquina, no dependáis de los 32GB de la memoria interna de los modelos Lite y el normal de Switch (64 GB para la OLED), aunque las SD, gracias a dios, todavía son asequibles.

Este servicio de anime no requiere de una suscripción de pago para utilizarse ya que tiene una modalidad gratuita a costa de contenido publicitario, aunque si os gusta mucho este mundo, recomiendo siempre que sea posible, la suscripción de pago para librarse de la publi. La oferta de Crunchyroll es inmensa e incluye cosas potentes como Demon Slayer, Tokyo Revengers, Naruto Shippuden o la serie de Shenmue.