Hablar de Indiana Jones es sinónimo de aventuras, lugares exóticos, acción y misterios que resolver. No es para menos, ya que el arqueólogo encarnado por Harrison Ford ha sido un icono para varias generaciones de jóvenes y no tan jóvenes, que con sus películas soñaban viajar y vivir esos mismos viajes repletos de emoción ataviados con su característico fedora y su látigo.

Más allá de las sesiones cinematográficas, los videojuegos de este singular héroe han sido la forma más cercana de meternos en la piel del doctor Jones. Y a diferencia de lo que suele ocurrir con las adaptaciones de películas a este formato, Indiana Jones cuenta con uno de los mejores videojuegos basados en una película.

Con motivo del anuncio del nuevo videojuego basado en las aventuras de Indiana Jones, que está realizando MachineGames bajo el amparo de Bethesda y Lucasfilm Games, emulamos al arqueólogo y nos embarcamos en un viaje por sus mejores videojuegos publicados hasta la fecha. Así que coged vuestro látigo y colocaos el sombrero ¡Despegamos! 

«Y entonces recordé lo que dijo Carlomagno: “Que mis ejércitos sean las rocas y los árboles y los pájaros del cielo». Indiana Jones y la Última Cruzada.

Tras el anuncio del nuevo juego de Indiana Jones que está siendo desarrollado por MachineGames, en el equipo de Zero Players bromeamos sobre la posibilidad de que este título fuese una aventura gráfica. Una idea descabellada a día de hoy, pero que no está carente de cierto fundamento, ya que este género ha acogido a los que pueden considerarse como los dos mejores videojuegos del doctor Jones.

En nuestra primera parada en este singular viaje retrocedemos en el tiempo hasta 1989. En este año se publicaba Indiana Jones and the Last Crusade: The Graphic Adventure. Un título que fue desarrollado a contrarreloj para poder coincidir con el estreno de la película homónima. Una tarea que fue llevada a cabo por Lucasfilm Games, que más tarde pasaría a renombrarse como LucasArts, y por figuras tan determinantes en el mundo de la aventura gráfica como Ron Gilbert.

Como adaptación del film no estaba nada mal y como videojuego era aún mejor. Eso sí, quizá es una de las aventuras gráficas del sello LucasArts más parecidas a las realizadas por Sierra debido a las múltiples posibilidades de morir, su endiablada dificultad y por su sistema de puntos. Además de tener que recurrir al ingenio, para poder terminar esta aventura, en ocasiones teníamos que recurrir a las peleas a puñetazos, algo a lo que Indiana Jones está más que acostumbrado.

Todos estos elementos casaban bien y dieron lugar a una aventura gráfica muy desafiante y entretenida. Es cierto que tenía ciertas carencias, pero el carisma que desprendía y la posibilidad de meternos en la piel del famoso arqueólogo conseguían eclipsar los fallos. Además, uno de los elementos más atractivos de Indiana Jones and the Last Crusade: The Graphic Adventure era la posibilidad de resolver los puzles de distintas formas, algo que sería potenciado en la siguiente aventura gráfica del doctor Jones.   

«Fortuna y gloria, chico. Fortuna y gloria». Indiana Jones y el Templo Maldito

A pesar de que durante mucho tiempo Indiana Jones y la Última Cruzada fue la última película de Indiana Jones, hasta la llegada de la Calavera de Cristal, para muchos aficionados el cuarto episodio de las peripecias de este aventurero se materializó en su segunda aventura gráfica. Indiana Jones and the Fate of Atlantis es quizá el título más ambicioso y completo que podemos disfrutar a día de hoy dentro de este género.

Pese a que para la gran mayoría de los aficionados consideran que The Secret of Monkey Island es la mejor aventura gráfica jamás creada, los jugadores más devotos de este género consideran que es Indiana Jones and the Fate of Atlantis la que debe ostentar esa corona. Y su criterio no está muy desencaminado, ya que es uno de los más completos y ambiciosos dentro de este género.

Desarrollado y publicado en 1992, ya por LucasArts, el juego ofrecía un arco argumental en el que Indiana Jones debía desentrañar los misterios relacionados con la mítica ciudad sumergida de la Atlántida. Una vez más los nazis harían su aparición como antagonistas en esa particular carrera por ser los primeros en encontrar una poderosa reliquia, que de caer en las manos equivocadas, podría desencadenar el fin del mundo.

Indiana Jones and the Fate of Atlantis seguía los pasos de The Last Crusade y presentaba distintas formas de solucionar sus desafíos, pero iba incluso más allá al presentar al jugador vías completamente diferentes. Por ejemplo, si elegíamos la vía centrada en los combates a puñetazos, el desarrollo del juego sería muy diferente del que podríamos recorrer de haber optado por el del ingenio.

Si a eso le añadimos que esta aventura gráfica presentaba algunos puzles, cuya solución era dinámica o la posibilidad de elegir un camino u otro, podemos entender que este título es todo un hito dentro del género y casi adelantado a su tiempo. Una consideración, que si la estudiamos detalladamente, podemos comprobar que está lejos de ser una exageración, ya que las aventuras gráficas suelen ser videojuegos extremadamente lineales y con poca o nula rejugabilidad. 

Si a todo lo anterior añadimos que la historia es interesante y está bien integrada con los puzles, tenemos una aventura gráfica que, además de ser excelente, puede considerarse sin muchas dudas como el mejor videojuego de Indiana Jones publicado hasta la fecha. 

«Sallah, dije que nada de camellos». Indiana Jones y la Última Cruzada

El ocaso de las aventuras gráficas llegó y con él la posibilidad de hacer nuevos videojuegos basados en este género. Ante esta situación, los videojuegos basados en Indiana Jones tuvieron que evolucionar y lo hicieron emulando a un título que sin el arqueólogo quizá nunca hubiesen visto la la luz: Tomb Raider.

La idea de las aventuras de Lara Croft beben directamente de las películas de Jones, y parecía una transición natural que los nuevos videojuegos de “Indy” tomasen ese camino. En este contexto es el que podemos situar a Indiana Jones and the Infernal Machine, un juego de acción y aventuras publicado en 1999 en el que se mezclaba acción y aventura en entornos exóticos. 

Los puzzles seguían muy presentes en el juego y debíamos mezclar nuestras habilidades como aventureros teniendo que esquivar trampas y resolviendo acertijos. Todo ello con un entorno 3D bastante resultón para la época, pese a que actualmente no haya envejecido especialmente bien. Indiana Jones and the Infernal Machine también presentaba algunas deficiencias en su control, que hacían que resultase algo tosco incluso para la época.

¿Por qué lo consideramos como uno de los mejores juegos de Indiana Jones? La respuesta puede que no resulte sencilla, pero pese a sus carencias, el juego supuso un hito dentro de la franquicia al devolver al doctor Jones a este mundillo. Además, el salto a las 3D permitía a los jugadores tener una aproximación más directa a lo visto en las películas. Todo ello sin olvidarnos de que su desarrollo sentó las bases para futuras entregas, como Indiana Jones and the Emperor’s Tomb y quién sabe si incluso para el título que está siendo desarrollado por MachineGames. 

«No seguimos mapas del tesoro y la «X» nunca marca el lugar». Indiana Jones y la Última Cruzada

Precisamente, es Indiana Jones and the Emperor’s Tomb, publicado en 2003, el que ha sentado los estándares más altos en los videojuegos de este singular aventurero. Pese a que no es el último título del arqueólogo, sí es uno de los que ha sabido heredar todos aquellos elementos importantes del resto y cristalizarlos en algo notable.

Siguiendo el estilo de The Infernal Machine, esta entrega vuelve a fundamentarse en los pilares de la saga para meternos de lleno en una aventura, aunque esta vez muy marcada por el componente fantástico y sobrenatural. Otra cuestión interesante de este título es la buena recreación que ofrecía de los combates a puñetazos que pasaban a convertirse en un elemento clave de esta entrega. 

El desarrollo de los distintos niveles también es bueno en líneas generales, y salvo en la recta final del juego, la emoción y la sensación de ser Indiana Jones se mantiene inalterada. Todo esto hace que sea un buen título y quizá uno de los mejores que han visto la luz hasta la fecha.

Con este título concluimos nuestro particular viaje por los videojuegos que consideramos como los que mejor representan a Indiana Jones y su mundo. Por el camino nos hemos dejado otros videojuegos singulares y divertidos como las versiones inspiradas en Lego, poseedoras de múltiples virtudes pero que creemos que no terminan de desprender las mismas sensaciones que el resto de títulos aquí recogidos. 

En cualquier caso, esperamos que pronto podamos tener noticias sobre este el nuevo videojuego de Indiana Jones y que pueda estar a la altura de su legado.