Hace unos días se desvelaba un dato de Dark Souls III bastante interesante: el juego ya ha vendido más de 10 millones de unidades en las diferentes plataformas en las que está disponible, Playstation 4, Xbox One y Steam. No hay duda de que el lanzamiento de la serie ha marcado un antes y un después en los videojuegos. Aunque también es cierto que la creación de modificaciones para los mismos está dando a las diferentes entregas una segunda vida.

Hay modificaciones que cambian los enemigos, las armas, que perfeccionan el aspecto gráfico de los títulos, o que incluso pueden hacer que juguemos con otros personajes que no sean los iniciales. La creatividad se tiene en cuenta. ¿El juego es difícil? Bueno, puede serlo aún más.

En 2019 asistíamos al lanzamiento del mod Cinders, el cual permitía implementar cambios en Dark Souls III. Pero ojo, porque hace unos días se ha actualizado con novedades bastante interesantes y que provocan que volver a Lothric sea un reto diferente a lo que vimos en las partidas originales.

El mod que mencionamos incluye 27 clases distintas y, aún más interesante, redistribuye la ubicación de los enemigos, los objetos disponibles y las hogueras en las que podemos recuperarnos. A ello hay que añadir que están disponibles nuevos consumibles y hechizos, entre otras posibilidades. Lo malo es que tenemos que utilizarlo sin las funciones en línea, debido a las características que ofrece. Aunque eso no debería ser un problema.

No hay duda de que el mod Cinders ha sido creado para que Dark Souls III cambie sus principales facetas jugables y se haga bastante más difícil. No en vano, si no sabemos dónde están las cosas, tendremos que volver a descubrir el mundo en el que se desarrolla.

Si queréis descargar el mod, está disponible desde la web de Nexusmods.

Vía | Nexusmods