peter

Hablar de Peter Molyneux es hacerlo como mínimo de una persona relevante en esta industria. Al tratarse de un icono, es lógica la expectación que generan sus proyectos. En los foros anglosajones se le suele conocer como Mr.Fog, por todas las promesas que incumple en sus desarrollos. Peter posee una imaginación ilimitada, por desgracia luego es imposible incorporar tantos elementos en un juego.

Los inicios de Peter Molyneux en esta industria fueron bastante precarios. Hace unos cuantos años se dedicaba a programar sencillos juegos que exponía e intentaba vender en las ferias celebradas en UK. Como el mismo ha comentado, ese comienzo es muy similar al que muchos creativos están teniendo al desarrollar productos para PSN y XBLA.

Antes de dejar Bullfrog en el 1997, Peter era uno de los diseñadores más importantes por títulos como Theme Park, Populus o el grandioso Dungeon Keeper. Siempre ha intentado ir por delante, pero más loable es el hecho de que siempre enfoca sus producciones para conseguir una gran cantidad de opciones en ellas. Nada de juegos lineales o sencillos, que exista mucho que hacer y sobretodo, de descubrir.

A partir del 97, llegó Lionhead Studios con Black And White, un simulador estratégico de como ser una divinidad (y primer 100 absoluto de un videjuego en Micromanía). En The Movies, nos propuso gestionar el mundo del celuloide de una forma divertida y con Fable se abrió al rol y a la aventura. Con Fable 3 ha refinado la fórmula mostrada en las anteriores aventuras y creo que sin lugar a dudas nos encontramos con la mejor versión de la saga.

Siempre se rumorea con la implicación de Molyneux en Kinect y en nuevas franquicias, pero de momento Fable tendrá continuidad. A título personal me gustaría verle en otra tesitura, pero tendremos que esperar para ello.