Sony continua implacable en su intento de estandarizar la tecnología y de ofrecer contenido a los usuarios que poseen uno de estos sistemas. El resto de marcas debería agradecer a la compañía la producción de videojuegos con 3D de nivel, sino fuera por ellos, en materia de videojuegos poco uso se iba hacer de estas TV.

Resistance 3 tiene un 3D de libro. Admito que los FPS juegan con cierta ventaja respecto al resto de productos con modo 3D. La primera persona permite enfocar la acción de forma más directa y salvo el arma, el resto de recursos pueden destinarse a los enemigos, efectos y escenarios. No es necesario jugar con la profundidad del personaje y el resto de elementos. En un título como Uncharted, se debe equilibrar el volumen de Drake lo suficiente para llamar la atención, pero sin excederse, ya que podría tapar el resto de elementos.

En el juego de Insomniac nuestro arma cuenta con un gran volumen, lo cual aporta cierta sensación de peso al control de nuestro personaje. Por otra parte, las quimeras se han recreado con tino y resaltan en la pantalla. Se ha realizado un trabajo muy competente con los efectos. El humo, las partículas y las explosiones ganan con el modo 3D activado. Mezclad todo en la coctelera + la acción propia del juego y tendréis un combinado con mucho alcohol.

Resistance 3 sufre una pequeña reducción de color con el modo activo y una leve perdida de brillo, pero el motor sigue siendo estable y no ser observan caídas provocadas por esto. Recomiendo subir la nitidez de vuestra pantalla si contáis con una TV con gafas activas para reavivar y potenciar el efecto. En menor medida podéis tocar un poco el brillo, para recuperar la pérdida del mismo al jugar en este modo.

Equipo de pruebas: