Banned Memories es un Proyecto indie en desarrollo por Noah Pauw. Un proyecto que lleva unos 9 años de desarrollo y que es una carta de amor en toda regla al primer Silent Hill. Técnicamente, podría pasar por un juego de esa época y la pretendida apariencia nos traslada a la Colina Silenciosa de finales de los 90.

El autor ha publicado un nuevo gameplay y la versión es prácticamente definitiva, por lo que le queda, se espera, poco tiempo de desarrollo. El vídeo se centra en los entornos más que en enemigos o puzles. Según Noah, las localizaciones están terminadas, así como la parte del trabajo sobre los enemigos, solo queda diseñar más estancias y conectar todos los elementos apropiadamente. Tendremos demo antes de su lanzamiento.

Aquí el vídeo:

A nivel de entornos me parece muy inspirado y consigue una atmósfera con un toque atrayente. Ya veremos que tal funciona la jugabilidad, pero mi atención la tiene.

Vía | Resetera