La nueva propiedad intelectual de Tango Gameworks sorprendió desde el primer momento, emanaba un aura de “experiencia diferente” desde el primer fotograma recordando en cierta manera a Maken X de Atlus, un juego que salió en Dreamcast y que también contó con una versión para PS2 si no me falla la memoria.

Inicialmente, Tango estaba trabajando en The Evil Within 3, pero ese proyecto cambió lo suficiente para justificar que fuese tratado como una nueva IP. Y desde Gamespot que han tenido acceso a una demostración del producto comentan que parte de la esencia de The Evil Within está todavía ahí.

Ese juego con lo desconocido, el cambio de elementos visuales para desorientar al jugador se mantiene en Ghostwire: Tokyo, pero el cambio más relevante es que en este nuevo juego los hechizos sobrenaturales del culto son los responsables de esos entornos cambiantes en lugar de una mente profundamente torturada que intenta protegerse de diferentes traumas.

La noticia es interesante porque esto demuestra que la IP de The Evil Within sigue siendo importante para Tango y quién sabe si John Johannas, director de la segunda entrega, no está trabajando en The Evil Within 3.

Vía | Gamespot