El legado de Doom es quizá uno de los más importantes dentro de la historia del videojuego. Si no hubiese sido por el título creado por John Romero y John Carmack este mundillo sería bastante diferente. Y no es para menos, ya que estamos hablando de un videojuego que dio forma a muchos de los estándares y elementos que hoy en día damos por sentado en cualquier producción.

Dentro de los méritos más destacados de Doom podemos destacar el fenómeno modder que tomó forma a su alrededor. Los aficionados a este FPS no dudaron en crear sus propios contenidos para dar vida a nuevos niveles y toda serie de contenidos adicionales para el que era su título favorito. 

Todo ello en 1993, en contexto histórico completamente diferente en el que los aficionados de la industria del videojuego no tenían las facilidades ni las ayudas que existen a día de hoy. En nuestra sección dedicada a los mods queremos hacer un pequeño homenaje a Doom poniendo de relevancia una de las modificaciones más populares que ha recibido el título de id Software en los últimos años: Brutal Doom

Brutal Doom es todo un referente para la comunidad modder de este título y sus contenidos se van ampliando cada vez más pese a haber comenzado su desarrollo en 2010. A pesar de ser publicado de forma oficial en 2012, durante todo este tiempo, este mod es más bien una reimaginación de este título en la que se potencian todos los aspectos que hicieron grande a la obra de Carmack y Romero.

En general, Brutal Doom transforma la experiencia de juego en algo más espectacular en el que se elevan las cotas de violencia a niveles nunca vistos en el Doom original. Para ello su creador, Sergeant_Mark_IV, ha potenciado el apartado gráfico al máximo de lo que es posible en este título e introducido todo un sin fin de animaciones e interacciones con el entorno y los enemigos para alcanzar dicho objetivo.

Todo esto consigue que estemos ante un mod con un fuerte componente visual en el que el objetivo es hacer que la experiencia de juego sea “extrema” en todos los sentidos. Pero Brutal Doom es algo más que un lavado de cara para un juego que fue publicado originalmente en 1993.

Otro de los aspectos interesantes que aporta Brutal Doom es que potencia la inteligencia artificial de los enemigos para incrementar el nivel de desafío. Gracias a ello la experiencia de juego es menos plana y gracias a otras mejoras que aporta este mod es posible interactuar de más formas con el entorno y los enemigos que salen a nuestro encuentro.

El clásico arsenal de Doom también está renovado y adaptado a la nueva realidad en la que nos sumerge este mod. Brutal Doom introduce cambios en el funcionamiento de las armas, reequilibrando sus puntos fuertes y añadiendo algunas pegas a las mismas para obligarnos a ser versátiles y utilizar cada una de ellas en el momento adecuado. 

Por tanto, Brutal Doom nos ofrece al mismo tiempo una serie de añadidos estéticos junto a otros elementos que redefinen la experiencia de jugar al clásico FPS. Por si todo lo anterior pareciese poco, este mod también añade una campaña completamente nueva que introduce una treintena de mapas adicionales para superar. Además, este mod es compatible con Ultimate Doom, Doom 2 y Final Doom por lo que es un complemento excelente para dar una segunda vida a estos títulos en caso de que ya los hayamos exprimido al máximo.

Actualmente este mod se encuentra en su versión 21. Una cifra que puede dar una idea de la cantidad de trabajo que hay detrás de esta modificación y de la dedicación que tiene su creador hacia su propia obra, pero también a la de id Software. Y pesar de que pueda parecer que es imposible añadir más contenidos, esa palabra parece que está fuera del vocabulario de Sergeant_Mark_IV por lo que es probable que más pronto que tarde tengamos más novedades acerca de Brutal Doom.