Los juegos creados por Bethesda son para muchos jugadores y creadores de contenido como el santo grial del modding. Los títulos de esta compañía siempre han ofrecido una gran libertad a los usuarios para crear sus propias historias y mundos, por lo que la comunidad modder que gira alrededor de ellos es de las más extensas y veteranas que podemos encontrar en el mundo del videojuego. 

De todos los juegos de Bethesda, y a pesar de contar con 10 años a sus espaldas, Skyrim sigue siendo uno de los más populares entre los modders. Las creaciones que se han realizado utilizando como base este título son innumerables y algunas de ellas han llegado a eclipsar al juego base como Enderal o The Forgotten City. 

Todo un ejemplo de creatividad que incluso ha impulsado a los creadores de estos mods a emprender su carrera como desarrolladores independientes. Sin embargo, la modificación de la que vamos a hablar en esta ocasión no es una conversión total de Skyrim “per se”, pero sí una igualmente ambiciosa que cambia la práctica totalidad de los aspectos de este RPG para ofrecer una experiencia de juego mucho más completa.

Se trata de Legacy of the Dragonborn, un mod para Skyrim que introduce un arco argumental adicional y un sin fin de pequeños añadidos que enriquecen la experiencia de juego. De hecho, aunque es posible instalar este mod y empezar a jugar sobre una partida ya creada, sus creadores señalan que es conveniente iniciar una partida nueva debido a los intrincados cambios que añade esta modificación, especialmente por las interacciones que precisa con la misión principal del juego.

Más allá de este arco argumental adicional, Legacy of the Dragonborn añade muchos otros contenidos como un gremio completamente nuevo que nos invitará a buscar reliquias por la región nórdica de Tamriel. De hecho, uno de los principales ejes de este mod es la recuperación de artefactos, algo que podremos hacer mediante la exploración, misiones o incluso con una nueva profesión incorporada en esta modificación: la arqueología.

Todos estos artefactos que podremos encontrar será posible conservarlos y exhibirlos gracias a un museo creado especialmente para este mod. De hecho, este es otro de los grandes añadidos de Legacy of Dragonborn y que recupera el espíritu de muchas otras modificaciones de los juegos de Bethesda que no es otra que la de poder exhibir y contemplar los tesoros que hemos encontrado. 

De hecho, en la primera expansión de Morrowind la propia Bethesda incluyó un museo de forma oficial para que los jugadores pudiesen desplegar sus reliquias. Un añadido interesante que sin embargo no ha vuelto a ser incluido y se ha dejado en manos de los modders. Pues bien, gracias a Legacy of the Dragonborn tendremos a nuestra disposición un lugar en el que desplegar 3.500 artefactos obtenidos en el juego oficial y sus expansiones e incluso de otros mods compatibles con Legacy of the Dragonborn.

Estos son solo algunos de los contenidos incluidos en este mod, pero solo son la superficie de todo lo que podemos encontrar en esta modificación para Skyrim. Como hemos mencionado, Legacy of the Dragonborn es gigantesco y sus novedades jugables son notables, pero también es interesante porque incluye multitud de parches y correcciones para garantizar la compatibilidad con otros muchos mods. 

Actualmente, Legacy of the Dragonborn se encuentra en su quinta versión y sigue en desarrollo. Este mod es compatible con la última edición del juego, The Elder Scrolls V: Skyrim Anniversary Edition, por lo que incluso aquellos que únicamente tengan esta última versión podrán disfrutar de esta modificación.

A continuación, os dejamos el enlace a la página oficial desde donde podréis descargar este mod. En ella se incluye toda la información necesaria para instalarlo correctamente, así como todos los datos sobre los contenidos que ofrece. Si estabais buscando una excusa para regresar a Skyrim en 2022, Legacy of the Dragonborn es sin duda un aliciente para volver a jugar a este título de Bethesda.