Tras una primera entrega de nuestra guía para Magic The Gathering Arena, ahora os traemos un segundo capítulo en el que vamos a proporcionar una serie de recomendaciones para todos aquellos jugadores que se quieran iniciar en este título. También puede ser útil para los que lleven poco tiempo jugando y todavía no tengan muy claro cómo actuar o qué hacer en estos primeros compases. Y es que como ya señalamos anteriormente, Magic es un juego que puede resultar abrumador al principio debido al alto número de interacciones y posibilidades que ofrece, aunque pasado el “shock” inicial descubriremos que todo es más sencillo de lo que parece.

Si somos recién llegados, lo primero que tendremos que realizar es el tutorial, algo en lo que os recomendamos que prestéis atención ya que en él se desglosan los componentes más elementales de este juego y aprenderéis a jugar de forma básica. Resulta bastante completo y está claramente bien explicado por lo que nuestras nociones al completarlo nos permitirán lanzarnos en esta particular aventura que es Magic. Una vez resulto, estaremos listos para seguir profundizando en este título.

Desbloquea todos los mazos gratuitos

Una de las ventajas que ofrece MTG Arena respecto a sus competidores es que nos ofrece la posibilidad de desbloquear varios mazos de cartas a medida que jugamos. Estos son relativamente sencillos de utilizar por lo que son ideales para ir cogiendo confianza y afianzar los conceptos del juego. Pese a que no cuentan con estrategias muy elaboradas, sí que tienen su complejidad e invitan a que el jugador explore sus posibilidades y la forma en la que las cartas interactúan unas con otras para aprovechar sus sinergias. Para obtenerlos tendremos que ir completando misiones, por lo que los recién llegados deberían centrarse en desbloquear el total de 15 mazos que nos ofrecen. Además, durante estas primeras semanas también podremos obtener unos sobres adicionales pertenecientes a la colección básica.

Gestiona bien tus “wildcards”

Las wildcards o comodines son una serie de naipes especiales de MTG Arena que obtendremos de diversas formas: desbloqueándolas con sobres o abriendo el “vault”. El ratio para obtener estas cartas no es demasiado elevado, especialmente en lo que se refiere a las que nos permiten fabricar las de categoría “rara” o “mítica”, por lo que es mejor no volverse loco y gastarlas sin pensar. Mientras que con los naipes comunes e infrecuentes no suele haber problema, en las anteriores categorías casi siempre estaremos faltos de ellas, por tanto, es conveniente que en los primeros compases del juego no las gastemos sin pensar, sobre todo porque nuestra colección de cartas irá creciendo poco a poco y los mazos básicos nos permitirán completar misiones sin demasiados problemas.

Conoce bien las fases de juego

Al igual que en su versión de mesa, las partidas de MTG Arena se componen de varias fases en las que podremos realizar unas u otras acciones dependiendo de las mismas. Conocer el momento más oportuno para utilizar determinadas cartas es un elemento clave para dominar este título, y aunque esto es algo que se aprende poco a poco, a continuación os ofrecemos algunos consejos. Por ejemplo, no siempre es recomendable jugar nuestras cartas en la primera fase principal. En determinadas ocasiones resultará más óptimo atacar si tenemos criaturas en mesa y después actuar en consecuencia. Del mismo modo, normalmente la utilización de los hechizos instantáneos suele ser más eficiente en el turno del oponente. En cualquier caso, a medida que juguemos nos iremos dando cuenta de estas cuestiones.

Aprende a ir de farol

MTG Arena es un juego bastante psicológico en el que podemos condicionar las jugadas de los rivales de muchas formas. Esto es especialmente efectivo cuando se aplica a jugadores veteranos que conocer las posibles cartas que su oponente puede utilizar en su contra, por lo que podemos aprovecharnos de esta circunstancia a nuestro favor. Dejar determinadas tierras enderezadas y tener alguna carta en la mano suele ser suficiente para que los otros jugadores se piensen que tenemos un instantáneo y por tanto, considerar su siguiente movimiento a expensas de poder verlo frustrado. Esta táctica no siempre funcionará, pero si es capaz de proporcionarnos un turno o dos puede significar la diferencia entre la victoria o la derrota.

Estos son algunos de los consejos básicos que podemos ofrecer a los jugadores recién llegados a MTG Arena. Evidentemente, estamos ante un título muy profundo en el que para conseguir mejorar nuestro desempeño en él tendremos que jugar y conocer las cartas a las que nos tendremos que enfrentar. A medida que avancemos, el número de victorias incrementará ya que conoceremos mejor el juego. En cualquier caso, os advertimos que incluso aunque seáis veteranos Magic siempre se reserva sorpresas que nos dejarán con la boca abierta ante las posibilidades que ofrece. Y esto último es quizá uno de los mayores atractivos que puede ofrecer.