Se avecinan cambios de gran trascendencia en Hearthstone y la mayor parte de ellos llegarán con el lanzamiento de su nueva expansión: Ashes of Outland. Una ampliación que se publicará el 7 de abril y que introduce una clase jugable adicional por primera vez desde que se produjo el lanzamiento de este juego de cartas coleccionables de Blizzard.

Se trata de los cazadores de demonios, y que como no podía ser de otra forma estarán representados por Illidan. Esta clase adicional para Hearthstone será gratuita para todos aquellos que accedan al juego durante los eventos de esta expansión y que además nos permitirán acceder al set de cartas básico de los cazadores de demonios.

El cazador de demonios tendrán acceso a naipes que funcionarán de una manera u otra en función del lado de la mano en la que se encuentren cuando los juguemos. También sus cartas nos obligarán a realizar determinados sacrificios para obtener mayores poderes a largo plazo. Unas mecánicas que sin duda evocan a la perfección la idea del cazador de demonios que hemos visto en World of Warcraft.

Más allá de esta clase, Ashes of Outland introduce mecánicas adicionales a Hearthstone. Una de ellas tiene que ver con las cartas legendarias y que al morir introducirán en nuestro mazo una versión todavía más poderosa. Otra de estas nuevas habilidades presentes en esta ampliación obligará a determinados esbirros a permanecer “dormidos” y una vez despierten realizarán de manera inmediata una acción especial.

Otros cambios que se producirán en Hearthstone tienen que ver con la profunda revisión de la clase sacerdote que será renovada ampliamente. Por otro lado, también será más fácil completar las distintas colecciones de este título ya que será imposible obtener más de dos veces la misma carta hasta completar el set completo. Por último, cartas clásicas como Leeroy Jenkinsserán llevadas al salón de la fama abandonando el formato estándar.

Vía | Hearthpwn