Baile de asientos en la cúpula de PlayStation. Hace unas semanas, Shawn Layden abandonaba su puesto en la compañía en la que llevaba trabajando desde finales de los 80. Hoy, se ha anunciado que Herman Hulst, unos de los baluartes de Guerrilla Games con Killzone y Horizon Zero Dawn como obras magnas, deja el estudio holandés para convertirse en el presidente de Worlwide Studios de PlayStation.

Herman ha comenzado su trabajo de forma inmediata y desde ya gestiona el desarrollo de los 14 estudios de Sony. Shuhei Yoshida ha sido por tanto relevado del cargo y ocupará un puesto muy diferente, ya que se encargará del cuidado de las relaciones con estudios pequeños independientes. Una parcela que parecía que se había quedado algo coja y que se gestionará a través de una de las personas más importantes en la casa de PlayStation.

Asumo que estas relaciones serán muy importantes para el devenir de PlayStation 5 y no olvidemos que parte del éxito de PlayStation VR se debe a las aportaciones de estudios independientes. Una reestructuración lógica con la entrada de una nueva generación.

Jim Ryan, CEO y presidente de PlayStation, ha realizado una serie de declaraciones a GI sobre estos movimientos. Sobre Hermen ha declarado que es uno de los líderes más respetados en la industria. Una persona muy apasionada y que comprende la forma de aprovechar el talento creativo para construir grandes experiencias. Guerrilla además de crear Killzone y Horizon, también han trabajado con Kojima Productions en Death Stranding. Angie Smets, Jan-Bart van Beek y Michiel van der Leeuw se quedan a cargo de Guerrilla.

Yoshida forma parte de una iniciativa que celebra que desarrolladores externos estén creando nuevas e inesperadas experiencias. Su trabajo con estudios externos será gratamente acogido, porque según se recoge en GI, algunos desarrolladores habían comentado que el apoyo de PS a estos estudios se había reducido en los últimos meses. De esta forma mantienen su importancia en el ecosistema PlayStation.

Vía | GameIndustry