A pocos días de que se publique de forma oficial Sniper Ghost Warrior Contracts hemos podido probar de primera mano 2 de los escenarios que estarán presentes en la versión final. Desde las oficinas de Koch Media hemos tenido acceso a esta versión beta de la que podemos señalar que nos ha dejado un buen sabor de boca tras tres horas acechando a enemigos con nuestro fiel rifle de francotirador.

Comparado con otras entregas de la saga, Sniper Ghost Warrior Contracts, muestra un salto hacia adelante en lo que se refiere a la evolución de su propuesta jugable. Sí, seguimos siendo el misterioso «cazador» y nuestra misión es eliminar a distintos objetivos, pero se han introducido otros elementos inspirados en la obra de IO Interactive con Hitman que hacen que estemos ante un título más dinámico y que invita más que nunca a la exploración. Todo ello intentando que no nos descubran, algo que no será una tarea especialmente sencilla tal y como podéis apreciar en el siguiente gameplay:

Uno de los aspectos más llamativos de los escenarios que hemos podido probar es la variedad de alturas y niveles en los que se desarrollan las misiones. Esto implica que nos tengamos que mover por los mapas buscando puntos de tiro óptimos e ir jugando con el entorno para intentar tener siempre una posición de ventaja sobre el enemigo. En este sentido, Sniper Ghost Warrior Contracts no reinventa la rueda, pero sí resulta satisfactorio y emocionante el tener que camuflarse y arrastrarse por el mapa en busca de un buen lugar desde el que eliminar a nuestros objetivos.

Y es que el sigilo sigue siendo clave, ya que cuando somos detectados resultamos muy vulnerables. Evidentemente podemos defendernos en distancias cortas, pero nuestro personaje se desenvuelve mejor a larga distancia. Aun así, disponemos de un buen arsenal de armas cortas que nos permiten afrontar este tipo de escaramuzas «cuerpo a cuerpo». Por otro lado, sorprender a determinados enemigos de forma no letal puede ser muy interesante, ya que al interrogarlos podremos obtener información de las posiciones en las que se encuentran sus compañeros.

Todo esta información nos dará ventaja y resaltará en el mapa a los soldados rivales y algunos objetivos prioritarios. Uno de los aspectos más interesantes de Sniper Ghost Warrior Contracts es el de calcular las distancias, la fuerza del viento y la caída de la bala. Todos estos parámetros deben ser tenidos en cuenta si queremos ejecutar un tiro limpio y que de en el blanco. El juego cuenta con un tutorial algo complejo en el que se desgranan estos pormenores, pero la verdad es que como mejor se aprende es metiéndonos de lleno en la acción y aprendiendo de nuestros errores.

Jugando en el nivel de dificultad por «normal», Sniper Ghost Warrior Contracts nos ha parecido un título asequible en el que no es excesivamente complejo el ir progresando. Una vez pillada la mecánica para disparar a larga distancia el dominio sobre los enemigos se hace evidente. Algunos de los disparos exitosos van acompañados del llamado «tiempo bala» y que añaden un toque más de dramatismo, especialmente cuando van acompañados del desmembramiento de alguna extremidad. Y sí, CI Games ha incluido este tipo de animaciones para deleite de sus seguidores.

Por lo demás, el desarrollo de las misiones suele ser sencillo. Hay un objetivo prioritario y una serie de misiones menores que también deben ser cumplidas para obtener el éxito. A través de una interfaz podemos consultar el lugar donde se encuentran y otros datos interesantes que nos darán cierta ventaja. También será posible desplazarse automáticamente a lugares determinados del mapa pese a que los escenarios de Sniper Ghost Warrior Contracts no resultan especialmente grandes aunque su tamaño tampoco resulta escaso.

Los enemigos no nos pondrán las cosas fáciles, aunque tampoco es que hagan gala de una inteligencia artificial demasiado desarrollada. Sí hemos notado que su precisión es bastante elevada, incluso cuando las distancias son muy elevadas, una vez nos han detectado. Imaginamos que esta es una forma de penalizar el ser detectados, aunque resulta poco realista cuando son soldados rasos los que nos aciertan con tanta precisión.

En cualquier caso, sí hemos echado de menos alguna opción más a la hora de resolver estos contratos. Es cierto que Sniper Ghost Warrior Contracts presenta varias rutas y posibilidades, pero al menos en las misiones que hemos podido afrontar, una aproximación directa ha resultado más que suficiente para abrirnos paso sin ser detectados prácticamente. Quizá en otros mapas o contratos estas opciones alternativas cobren más fuerza, aunque nos hubiese gustado tener que experimentar con más «juguetes» para seguir avanzando.

A medida que progresamos en las misiones podemos desbloquear equipo y habilidades con las que mejorar y potenciar a nuestro personaje. Hay bastante variedad de ellas y es una forma inteligente de incentivarnos a jugar y a completar desafíos en Sniper Ghost Warrior Contracts para alcanzar todo nuestro potencial.

En esta versión estaban disponibles 2 mapas de los 5 que finalmente debutarán en Sniper Ghost Warrior Contracts. A pesar de sus diferencias, los escenarios resultan similares: un búnker en las montañas y unas instalaciones portuarias muy defendidas. La ambientación siberiana queda patente desde el primer momento, aunque quizá condicione demasiado, aunque eso es algo que tendremos que juzgar con la versión final de este título.

Por lo demás, hemos de señalar que el tiempo de juego se ha pasado volando, lo cual es una buena señal. Sniper Ghost Warrior Contracts resulta divertido y a pesar de ser una versión beta, la experiencia de juego ha resultado bastante consistente. Si no hay imprevistos, la obra de CI Games debería ver la luz este 22 de noviembre para PC, PS4 y Xbox One.