La agonía se ha acabado. Tras años esperando una nueva entrega de Tony Hawk que nos dejase hacer combos de millones de puntos por las calles, o barcos, el remaster de las dos primeras entregas está a medio mes de llegar a tu casa.

Si lo has reservado, este texto posiblemente te importe un pepino, ya que estarás dejándote los dedos haciendo combos en la demo que han lanzado este fin de semana como aperitivo del juego final. Si tu caso, por desgracia, es el contrario, aquí estoy yo para contarte si esto es humo, o realmente es la resurrección del pájaro.

Primer punto, la demo es corta. Solamente tienes el almacén disponible, y a Tony como patinetas para elegir. Pero es que la demo original también tenía esas limitaciones, y supongo que esto es un guiño a ella, ¡ah la nostalgia! De la cual no se puede vivir, ya que te puede pasar como los anteriores intentos de recuperar al clásico, y de los que mejor no vamos a hablar aquí. 

Ya que en esta ocasión, los astros se han alineado y nos han bendecido con lifting que se juega exactamente igual que el original. Todo se siente y fluye como dios – también conocido como Antonio Halcón – manda en sus cánones. Eso quiere decir que podrás replicar tu combo de chorrocientosmil puntos favorito sin ningún tipo de problema, o hasta intentar mejorarlo, y así pasarte horas en el mismo escenario, como ha hecho servidor.

Porque en esta ocasión, tienes a tu disposición dos elementos que no estaban en el primero, o uno que no estaba en el segundo: los manuals y el revert. Estos dos trucos directamente hacen que puedas hacer combos de millonazos de puntos donde en otros tiempos sólo podías hacer milloncillos. ¿No te gustan las novedades en tu juego vetusto? No te preocupes, puedes desactivarlos y jugar como en los originales.

Más cosas nuevas. Ahora tienes la posibilidad de poder editar tus especiales, y asignarles la combinación que tu quieras independientemente del patinetas que lleves. Conforme vas jugando, ganas niveles y dinero, los cuales supongo que servirán para desbloquear aspectos y tablas de las cuales hay bastantes opciones, pero al ser la demo, sólo tenemos acceso al las primeras opciones de cada.

Hablando de aspecto, el juego luce de narices. Viniendo de jugar a Skater XL – cuya review estará a final de mes por razones – el salto a este es más que considerable. Tony es un calco de su yo real actual, arrugas y voz incluidas. Y la revisión del almacén es un calco: la barra para grindar a 10 metros, la habitación secreta, los gaps, todo está donde debe, pero mucho más bonito.

Lo único que han cambiado es las formas darte trompazos, con más animaciones. Eso, y que en esta ocasión, en vez de dejar un rastro de sangre, ahora tu personaje se glitcherá, cosa que no me parece que sea un mal cambio tampoco.

Aquí voy a acabar, porque si no voy a hacer una review, y eso no toca hasta que el juego salga. Pero por si tenías alguna duda, sí, el pájaro está en el nido.