Jade_Raymond_-_E3_2007

Splinter Cell ha reducido su popularidad entre los jugadores, ya no es una licencia top como en la generación pasada. Mantiene a un núcleo de compradores, pero está lejos de hacer números y de atraer a los seguidores como hace unos años. Jade Raymond, responsable de Ubisoft Toronto, tiene sus teorías.

Por una parte, el juego es muy complejo para los jugadores actuales. A pesar de todos los cambios que ha sufrido a lo largo de los años, todavía es uno de los juegos más complejos y difíciles de jugar. Aunque la franquicia mantiene a sus seguidores que quieren más de esa experiencia, cuando juegas a otro título con elementos de infiltración, estos son más indulgentes que Splinter Cell.

En Eurogamer tienen el resto del texto, pero he querido destacar estas declaraciones de Raymond. Splinter Cell no es un producto complejo, puede contener una mecánica concreta, pero no estamos ante nada difícil o con cierto nivel de exigencia ante el jugador. No es Flight Simulator ni Dark Souls. La franquicia ha perdido fuelle, porque ha perdido identidad. Ubisoft juega a hacer de Sam Fisher un protagonista de títulos de acción cada vez más genéricos y el jugador quiere Splinter Cell con su pureza original, no medianías.

En este mercado uno debe ser consecuente, el usuario tiene memoria a largo plazo. No puedes hacer unas declaraciones en E3 sobre el exceso de juegos de acción que tenemos hoy en día y presentar a continuación Splinter Cell: Blacklist que es el Splinter con más acción hasta la fecha.

Vía | Eurogamer