Breath of the Wild es uno de los grandes juegos de la generación, un nombre propio en una franquicia tan colorida con grandes obras como The Legend of Zelda. El juego se alabó desde su salida y los fans intentaron insertarlo en alguna de las líneas conocidas de la saga. Una acción estéril, porque según Aonuma, la línea de tiempo de este título no se desvelará nunca.

En libros como la reciente enciclopedia de Zelda, se reveló el lugar que cada juego ocupaba en la línea de tiempo y como se relacionaban sus historias, pero esto no se ha realizado con Breath of the Wild. Y hay una razón para ello, en este producto vieron como los jugadores jugaban a su manera y que les enganchaba como los juegos que muchos habían disfrutado en su juventud.

El productor de Zelda comenta que son conscientes que los fans estaban disfrutando imaginando la historia que emergía del imaginario fragmentando que aportaron. Si hubiesen definido una línea de tiempo restringida, entonces habría existido una historia definitiva y eso habría eliminado cualquier espacio para la imaginación, lo cual no habría sido divertido.

Ellos pretendían que la gente se entretuviese imaginando este mundo incluso después de terminar el juego. Por esta vez, se decidió que se evitaría realizar cualquier clarificación sobre este asunto. Aonuma espera que cada uno pueda encontrar su respuesta a su manera.

Nos quedaremos sin saberlo, pero podemos jugar a suponer. El mundo de Breath of the Wild da para ello.

Vía | Nintendo Insider