El paso de una década supone detenerse levemente en el tiempo para echar la vista atrás y rememorar los grandes momentos que hemos pasado disfrutando de este ocio, ocio que considero sigue en muy buena forma, es más, pienso que algunos de los mejores juegos que hemos podido jugar nunca han salido en estos últimos años.

Soy totalmente consciente que la actual década se cierra este año, pero veo más luminoso realizar el listado considerando la década entre 2010 y 2019. A continuación, tenéis un listado totalmente personal de algunos productos que me gustaría destacar de estos años pasados. Incluyo juegos y otros elementos que creo que deben alzarse.

Juegos

Deadly Premonition. Un juego de culto que es una auténtica debacle en lo técnico y que hace lo que puede en lo jugable. Con todos sus errores y elementos que habría que tirar a una hoguera, el producto es único y tiene un magnetismo difícil de explicar y que dudo se replique en su secuela. Hay mucho de Twin Peaks en Deadly Premonition, personajes complicados y mecánicas que, aunque son mejorables, tienen pegada. Diferente y que debe probarse para ensalzarlo o destrozarlo. Sin término medio.

Return of the Obra Dinn. Un antiguo desarrollador de Naughty Dog que después de Uncharted 2 decide irse a vivir con su mujer a Japón. Esa es la vida de Lucas Pope, creador de Papers, Please. Un juego que iba por su lado y que no admitía comparativas. Podría estar en este artículo, pero he elegido a Return of the Obra Dinn. Un título sorprendente con una narrativa excelente y un gameplay absorbente que nos invitar a investigar los hechos acontecidos en un navío. Todo se adereza con un estilo artístico lleno de matices.

Bulletstorm. El juego más punk de la lista. Un FPS con una verticalidad enorme que dibuja su jugabilidad con un sistema de juego muy creativo. Era corto, contundente y que como los buenos arcades, mejoraba enormemente en una segunda pasada. Muy similar en desparpajo a Vanquish, otro juego que va en la lista, aunque no le dedique su propio sitio. Enormes.

Catherine. Atlus es una empresa que va a su ritmo. No es la única en la industria, pero sabemos que los japoneses hacen las cosas a su manera, como nuestro eterno Rafael. Hace unos años sacaron un juego de puzles con una excelente narrativa que tocaba temas que no suelen abordarse en nuestro mercado y menos en esos años. Las relaciones de pareja, las infidelidades y otras perlas desde el punto de vista de Vincent. Raro, con mucho simbolismo y con un sistema de juego encantador, porque como juego de puzles es excelente.

Super Mario 3D World. Si hubiese escrito esto para cubrir la década entre 90 y 99, posiblemente habría incluido solo plataformas. Este Mario es el representante de uno de los géneros que espero siempre me acompañen en mi disfrute de este ocio. Una iteración ampliada y mejorada al extremo de 3D Land. Este Mario al igual que su predecesor, mezcla el Mario 3D que tenemos desde Mario 64 con aspectos de los Mario en dos dimensiones. Con ayuda de un diseño de niveles fantástico tenemos un producto arrebatador. Espero que Nintendo lo saque en Switch. Debe llegar a un público más amplio.

NieR: Automata. Yoko Taro es uno de los personajes de esta industria, necesitada de nombres propios, de identidades que se puedan ligar a sus creaciones. Taro siempre ha destacado por ofrecer cositas altamente entretenidas con presupuestos ínfimos. Su confirmación llegó con el primer NieR y con Automata, creo que expandió esa idea de diseño a niveles estratosféricos y además con ayuda de Platinum Games, mecánicamente el juego destacaba. Un juego repleto de buenas ideas, un desarrollo brutal y una BSO que está entre las mejores que he tenido el placer de escuchar. Mucho Yoko Taro.

Bloodborne. FromSoftware tenía que aparecer, es evidente. Posiblemente, las mecánicas de los Souls han sido las que han redefinido el action-RPG de los últimos años y otros géneros. Sentaron un precedente y una forma diferente de equilibrar los juegos. Entre todas sus producciones, me quedo con Bloodborne. Las mecánicas son conocidas, pero aparecen más estilizadas en Yharnam al ser más directas y contar con las armas con truco le permitió ir más lejos en ese campo, algo más estanco –aunque más variado- en los Souls. El sistema de recuperación de vida al responder a un ataque enemigo en una ventana ínfima de tiempo y un diseño de niveles que recuerda a un Metroidvania hacían el resto. Colosal.

Yakuza Team. Admito que iba a incluir Binary Domain, pero pensando en todo lo que ha sacado el estudio Yakuza en estos años, la mención debía ser para el estudio. Recuerdo que hemos jugado a los Kiwami, Yakuza 0, Yakuza 6, está en producción un nuevo amanecer para Yakuza con Like a Dragon que renovará la saga. Por el camino se han atrevido con Judgment, una vuelta de tuerca a ese universo que encima tiene una trama acojonante y en el 2012 sacaron Binary Domain, uno de los mejores juegos de acción de la pasada generación. Brutales.

Innovaciones

VR. Creo que ya lo he comentado alguna vez, pero cometí el error de pensar, aunque sabía que no era lo mismo, que la realidad virtual se podía hermanar con el 3D, y nada que ver. Un error de ignorante. La realidad virtual ha llegado para quedarse y ofrece una forma diferente de entender y de disfrutar el juego, no se absorbe lo que propone hasta que se prueba. En las diferentes plataformas existen juegos de elevada calidad que dibujan perfectamente de lo que es capaz esta tecnología. Recordando lo que he disfrutado algunas cosas, no puedo más que soñar con lo que nos vendrá. Ya está aquí.

Game Pass y PS Now. Microsoft tiene actualmente uno de los mejores servicios del mercado, sin duda. Una vía de entrada a numerosos productos a un precio mensual que creo muy justo. Lo realmente rompedor, es que sus producciones aparecen desde hace tiempo el mismo día en Game Pass que en otros formatos. Esta especie de Netflix solo puede mejorar y es un indicativo del camino que puede seguir la industria –nos guste o no-. PlayStation Now coincide en algunos aspectos con Game Pass, pero ofrece su catálogo en streaming (y en descarga en PS4 en determinados productos). Un servicio que tiene margen de mejora, que ha reducido su precio en los últimos meses y que funciona permitiendo una experiencia de juego disfrutable. Quizá imaginaba que iba a ser más limitado, pero no lo es. Otro rayo de sol del futuro que se nos viene.

Narrativa The Witcher 3. La tercera iteración de Geralt es uno de los juegos de la década. Uno de esos productos que al salir provocó que otros títulos envejecieran antes de tiempo. Se pueden destacar muchas cosas de esta producción polaca, destaco frente a todo el tratamiento que recibió su contenido. La forma de producir contenido secundario al nivel del principal fue innovador y desdibujaba esa marca tan profunda y común entre la calidad de las misiones secundarias y las primarias que todavía a día de hoy se sigue dando en los mundos abiertos. Una expansividad en su contenido narrativo que no ha sido superada todavía.

Mecánicas Death Stranding. Un juego que lo amas o lo odias, Kojima no deja a nadie indiferente. De entre todo lo que incluye Death Stranding, me gustaría poner el foco en el diseño de su mundo abierto. En lugar de incluir contenido en zonas concretas de su mundo y hacer del desplazamiento entre el punto en el que estamos y al que debemos ir de un trámite que es un mal endémico del mundo abierto, Kojima Productions ha hecho que el desplazamiento sea el eje sobre el que se vertebra el resto. Espero que hacer jugable, interesante y desafiante este viaje entre dos puntos, se tome como norma en el diseño de los mundos abiertos. Sería un avance enorme que Kojima ha comenzado en Death Stranding.

Sistema de juego My Friend Pedro. Es complicado, muy complicado, presentar novedades en los juegos de acción y más cuanto este es tan arcade, tan venal. El sistema de juego de este loco juego bien merece reconocerse. Os adjunto un vídeo y os adelanto que funciona de auténtico lujo.

Astro Bot y las plataformas. De entre todo lo que he probado en VR, admito que el juego de Sony me ganó desde la primera partida. En esencia hablamos de las mismas mecánicas que ya hemos visto en otros juegos de plataformas, pero en realidad virtual con la profundidad que otorga esta tecnología al juego, producen un sistema de juego adelantado a su tiempo. Sin duda un juego que vende la tecnología.

Switch, el juego sin cortes. Termino con la única consola específica de la lista. Normalmente, los sistemas ofrecen una tecnología más avanzada con el paso de los años, quizá diseños más redondos en sus sistemas de control en sus reválidas y pequeñas innovaciones en su hardware. Nintendo ha dado en la tecla con Switch, con el modelo híbrido, por supuesto. Romper la línea entre juego portátil y sobremesa y pasar sin cortes entre una visión o la otra hacen de Switch un sistema muy innovador. Una característica que admito echo de menos cuando juego a otras máquinas.

Y hasta aquí. Ahora os permito despellejarme en los comentarios o en las redes sociales.