Pese a no ser en exclusiva el eje fundamental de LUNA The Shadow Dust, el uso de la luz y de la sombra tiene un peso bastante importante en este título. Sus creadores, Lantern Studio han utilizado de
forma bastante efectiva esas dos fuerzas antagónicas para dotar de una gran fuerza a este entrañable juego de puzzles. Una combinación ganadora a la hora de crear efectos y acertijos interesantes que en este caso han sido potenciados por la labor artesanal llevada a cabo para dar vida a este juego.

Esto es algo que se aprecia desde el primer momento en el que ponemos nuestros ojos en LUNA The Shadow Dust. Nuestro recibimiento empieza con esa combinación de luz y sombra sobre la que tendremos que «trabajar» a lo largo de nuestra aventura. Los murales que nos reciben nada más entrar en la torre dan testimonio directo de ese particular juego entre la luz y la oscuridad. A medida que nos acercamos a ellos se van iluminando, revelando parte de la mitología creada por Lantern Studio.

Sin embargo, uno de los puzzles en los que mayor importancia tiene la gestión de la luz y de la oscuridad lo encontramos nada más llegar a un estudio repleto de armarios y curiosidades. Aquí tendremos que utilizar de forma inteligente la iluminación de la sala para proyectar sombras que nos permitan abandonarla. Este acertijo va de menos a más hasta llegar a un punto en el que la solución hace clic en nuestra mente.

Mediante el uso de las sombras, tendremos que ayudar a nuestro dúo de protagonistas a alcanzar la palanca que nos permite salir de esta sala Y con un poco de maña y algo de agilidad, pronto comprendemos que la interacción con las fuentes de luz y nuestra sombra es vital para alcanzar la salida. Un puzzle sencillo pero inteligente y que nos obliga a pensar en varias dimensiones para poder salir airosos.

Más allá de la dinámica interna de este particular acertijo hemos de destacar una vez más la belleza y el nivel de detalle que presenta LUNA The Shadow Dust. En este puzzle en particular todo el trabajo realizado por Lantern Studio destaca especialmente por la dificultad que supone poner en marcha las sombras para que estas sean dinámicas y realistas. Una tarea que es realmente complicada y que es capaz de poner en aprietos a estudios solventes y de un tamaño mucho mayor.

No en vano el uso de las sombras representa un gran desafío a nivel general dentro de la industria del videojuego. Estas son un quebradero de cabeza por la enorme cantidad de recursos que consumen y por su naturaleza dinámica. Evidentemente, y dada la escala menor de LUNA The Shadow Dust, el nivel de desafío de plasmar con realismo las proyecciones de los objetos es menor, pero eso no significa que no haya supuesto un trabajo titánico.

Para lograr dar vida a este título Lantern Studio ha necesitado dibujar y animar a mano multitud de escenas. En total, las escenas de LUNA The Shadow Dust están compuestas por «12 fotogramas por segundo, 3 capas por fotograma» que se traducen en ”más de 250 animaciones y 20 minutos de secuencias cinemáticas» según detallan sus creadores. Un gran esfuerzo debido a esa naturaleza «artesanal» y a la dificultad que supone articular un juego de puzzles alrededor de las luces y las sombras.

A pesar de este desafío, Lantern Studio tuvo claro desde el primer momento que esa lucha entre las sombras y las luces tendría un peso fundamental en LUNA The Shadow Dust. Más allá de las declaraciones del propio estudio, este proceso creativo puede apreciarse a través de los primeros bocetos que se realizaron sobre este título y que recientemente han sido compartidos por ellos.

Resulta llamativo que el protagonista no estuviese tan claro, ya que parece un conejo antropomórfico, pero sí el uso de lámparas para poder progresar en los puzzles. Este tipo de documentos siempre es interesante porque nos revelan elementos del proceso creativo y qué pilares estuvieron claros desde el primer momento y cuáles no.

Más allá de estas cuestiones, lo cierto es que LUNA The Shadow Dust es un título bastante único y muy ambicioso dentro de sus posibilidades. Hay formas de crear puzzles y acertijos más sencillos, pero Lantern Studio tuvo claro cuál era el camino que quería seguir. Y en este sentido, nos encontrarnos ante un título que alcanza dicha meta con éxito, y, además, con una gran belleza. Toda una gesta merecedora de reconocimiento y que hace que LUNA The Shadow Dust sea una de esas pequeñas joyas que de vez en cuando nos regala la industria del videojuego.