A raíz de la publicación de nuestro análisis de Metro Exodus al cual calificábamos como «shooter», hubo un usuario que cuestionó que al juego creado por 4A Games pudiese calificársele como tal. Una afirmación que planteaba un debate interesante sobre la mutabilidad de los géneros en la industria del videojuego y su constante evolución. Ciertamente, bajo nuestro punto de vista la última entrega de la saga Metro encaja a la perfección dentro de los parámetros de un shooter y así es el consenso general del sector sobre este título.

Sin embargo, eso no impide que el juego basado en la obra de Dmitri Glujovski pueda situarse en un estado cada vez más difuso en el que los géneros se desdibujan cada vez más e incorporan sin pudor elementos de otros. Sí es cierto que Metro Exodus es hasta la fecha el shooter menos tradicional ambientado en esta saga literaria en el que los elementos de mundo abierto comparten protagonismo con los espacios cerrados y claustrofóbicos a los que hasta ahora nos tenía acostumbrados.

Precisamente estas secciones nos recuerdan por momentos al Survival Horror, otro género que también se encuentra en plena evolución. La oscuridad, los enemigos que nos acechan y en general la poca munición son elementos que se conjugan a la perfección en Metro Exodus, que una vez más evidencian esa alianza entre distintos arquetipos. Sin embargo, el peso del terror está demasiado difuminado como para que realmente podamos sentir que Metro bebe directamente de este género.

La llegada del mundo abierto a Metro Exodus ha potenciado la exploración y el sentimiento de aventura, aunque por desgracia es algo demasiado limitado en esta entrega. Puede que en futuros capítulos esta idea se desarrolle de forma más ambiciosa, pero lo cierto es que lo que hemos podido probar en este título es una buena idea y con una interesante proyección de cara al futuro. Pero como mencionábamos con los elementos de terror, se queda a medio camino y no consigue tener un peso específico en el resultado final de la peculiar fórmula usada por 4A Games.

Dado el maremágnum de elementos que se dan la mano en Metro Exodus, quizá la categoría en la que mejor encuadre sea algo tan genérico y poco definido como la «acción». Una etiqueta que viene a ser como un cajón de sastre en el que agrupar juegos que por sus características es imposible aglutinarlos en algo más específico. Ciertamente, estamos ante un título en el que la acción es la protagonista, al menos es uno de los enfoques que permite este juego.

Y es que Metro Exodus, y el resto de entregas de la saga, permite a los usuarios enfocar sus enfrentamientos de forma no letal o sigilosa. ¿Estamos ante un Thief? No lo parece, ya que, aunque permita la aproximación sigilosa, Metro tiene en su ADN la predisposición al conflicto armado y a las resoluciones expeditivas. Esto no quiere decir que no se pueda disfrutar de este título de forma no violenta, de hecho, fue la forma que elegimos cuando tuvimos que realizar el análisis del juego, pero sí es cierto que en ocasiones sentíamos esa necesidad de disparar a nuestros enemigos ante las tropelías cometidas por ellos.

De hecho, Metro Exodus plantea un escenario que no puede completarse de forma sigilosa, lo que en cierto modo justifica ese tuétano de juego de acción, y más concretamente de shooter, que hemos señalado. El bunker de los caníbales es uno de esos capítulos que nos recuerda de forma directa la herencia de este juego y sus vínculos con la confrontación directa. ¿Invalida esta sección todos los elementos anteriores? No, pero a nuestro juicio ponen de manifiesto esa realidad desdibujada en la que los géneros van perdiendo su identidad poco a poco.

En cualquier caso, como señalábamos, Metro Exodus es un título excelente y sobre el que poco o nada tendrían que afectarle cuestiones como en qué genero hay que encuadrarlo. Sus virtudes son muchas y constatan que existe una evolución constante en la industria que nos regala de vez en cuando títulos como el que aquí nos ocupa. Shooter o no, lo cierto es que 4A Games ha demostrado una gran maestría con este título y que en cuestión de poco tempo podremos comprobar con el lanzamiento de expansiones si su genialidad se mantiene o no.