Después del retraso de The Last of Us Part II al 29 de mayo, admito que la apretada ventana de lanzamientos que íbamos a disfrutar entre febrero y marzo se va a quedar un poco más saneada con ese salto de tres meses en el juego de Naughty Dog. Sin desmerecer al resto, marzo se queda con Final Fantasy VII Remake, abril para Cyberpunk 2077 y mayo para The Last of Us II. Otra luz y es que se trata de juegos a los que será necesario dedicar mucho tiempo para exprimir bien. Y eso sin considerar otros lanzamientos entre esos meses que pintan muy bien.

Abril parece terreno sagrado para la producción de CD Projekt, título que se resisten a poner en puestos de juego en las ferias. La estrategia que se está siguiendo actualmente es la de realizar presentaciones en vivo del segmento de Pacífica que se exhibió en el último gameplay oficial. En Madrid Games Week dos miembros de CD Projekt nos recibieron en una sala para presentarnos una prueba en vivo de su distopía futurista. Una de los dos personas jugaba y la otra, una española del grupo de localización del juego, se encargó de comentar la partida de forma detallada.

Estamos ante un juego de opciones, de múltiples posibilidades sin caminos asignados. Depende de cada jugador el tipo de personaje que quiera hacerse. Esa es la idea y lo que debe quedar claro, no hay una forma mejor de pasar un segmento o de evolucionar a V, cada uno lo hará a su manera. No voy a realizar un comentario hiper detallado de la demo, porque creo que no tiene sentido que desguace la situación, iré más a mecánicas y posibilidades o las bifurcaciones jugables que pudimos ver en la demostración en vivo.

V llega al cuartel de los Hijos del Vudú, un clan especializado en la red, en el hackeo. Placide, su jefe, requiere que asaltemos un asentamiento de Los Animales en Pacífica, uno de los distritos más peligrosos de Night City, pero debemos acatar una serie de mínimos para hacerlo y es que Placide quiere conectarse a nosotros con ciertas intenciones, probar que somos un candidato óptimo y acceder a nuestros sistemas para «estar con nosotros» en el asalto. Podemos negarnos y aunque en la demo se aceptó, no tendría porqué ser así. Una posible bifurcación en la misión. Johnny Silverhand, el personaje de Keanu Reeves, también se entromete. Lo bonito del asunto es que nadie parece trigo limpio, nadie.

Para llegar a Pacífica tendremos que conducir. La conducción parece algo pesada, pero robusta, no podría añadir mucho más sin jugarlo directamente, pero viendo como está diseñado el mapa o como parece estarlo, creo que conducir un coche o una moto puede tener su influencia y no me refiero al control. Lo ideal es que pudimos ir de una zona a otra sin cargas, algo que espero se mantenga en la versión final.

Y al llegar a la zona de los animales pudimos comprobar como se va a poder jugar a Cyberpunk 2077. La demo comenzó con un personaje Netrunner, este tipo se orienta al hackeo, la manipulación y al sigilo. Para avanzar hackeaba sistemas de seguridad, diferentes aparatos para distraer al enemigo e incluso podía hackear a los Animales. Este Netrunner se alternó con una versión femenina de V que era la Mercenaria. Un personaje que hace uso de la fuerza bruta, más expeditivo y contundente. En lugar de distraer a los enemigos, directamente podía romperles el cuello. En lugar de hackear una puerta para intentar entrar, podía arrancarla. Aunque se mostraron dos personajes muy alejados en características, en el juego podremos mezclar habilidades sin problema. Podremos crear un personaje con ciertas habilidades de hackeo y fuerza bruta, sin limitaciones.

En una parte de la demo, el Netrunner utilizaba un cable para hackear al enemigo y otros elementos. Ese cable también podía utilizarse como un potente látigo para reventar a los contrarios. En la parte más animada de la demo, este personaje hackeaba una torreta, a algunos enemigos y utilizaba el látigo. La Mercenaria directamente entraba sin llamar, terminaba con algunos enemigos, arrancaba la torreta y masacraba a los Animales como Rambo en la famosa escena de la cuarta película. Vuelvo al mismo concepto que CD Projekt insistió en dejar claro: se mostraron dos alternativas para realizar esta misión, pero son eso dos simples posibilidades de encarar esto. Por ejemplo, es posible crear una especie de Netrunner que también pueda arrancar la torreta. Como es lógico la evolución del personaje estará limitada y no podremos desequilibrarla.

A nivel general el juego se ve muy bien en todo, incluso las partes de shooter, quizá más pesadas, pero no traslada lentitud ni mal control. Opciones eso será Cyberpunk 2077.

16 de abril de 2020 en PS4, One y PC.