Me ha quedado un título largo, más largo que las horas de trabajo de un lunes después de volver de vacaciones. Cuidado. El juego es la mayor industria del ocio y desde hace años factura cifras que están lejos de lo que consiguen el cine o la música. A otro nivel. El futuro se anticipa mediante el streaming, puede que sea complicado de atisbar ahora porque es un mercado emergente, pero imaginad si hace 10 años se le daba esa presencia a Spotify o a Netflix en nuestro día a día como actualmente.

En Protocol, un medio tecnológico de nueva apertura, han entrevistado a los responsables de diferentes empresas sobre el futuro del juego. Phil Spencer, responsable de Xbox, ha comentado que ya no considera a Sony y a Nintendo como sus principales competidores, principalmente, porque ninguno de estos gigantes japoneses posee una infraestructura de nube global como la de Microsoft Azure. Uno de los principales puntos de los de Seattle será integrar la tecnología xCloud que permitirá jugar al mismo juego en consola, PC o un dispositivo móvil.

Spencer confiesa que tienen un gran respeto por Sony y Nintendo, pero que ven a Amazon y a Google como sus grandes competidores en el futuro. No es una falta de respeto, simplemente las compañías tradicionales de juego están algo fuera de lugar. Menciona que supone que pueden intentar recrear Azure, pero que ellos han invertido miles de millones en la nube durante estos años.

El texto de Protocol sigue con Spencer declarando su deseo de cooperar con Nintendo y Sony en iniciativas como permitir a usuarios de varias compañías jugar y competir entre ellos. Y termina con una declaración que intentaré poner de la mejor forma posible en nuestro idioma:

No quiero estar en una pelea con la guerra del formato con estos chicos cuando Amazon y Google están concentrándose en como llevar al juego a 7.000 millones de personas de alrededor del globo. En definitiva, ese es el objetivo.

Spencer no habla del contenido, habla del medio en el que el juego se va a poder proyectar al resto y en eso cree que la lucha estará con Google y Amazon que han invertido miles de millones, igual que Microsoft con Azure. No es tanto de producir mejores juegos que Nintendo o Sony, sino de la forma en la que llegarán al jugador y es más que posible que sea a través de la nube. Por eso no creo que sean unas declaraciones fuera de lugar.

Vía | Protocol