Microsoft ha adquirido con la compra de Zenimax una cantidad de activos y de recursos de primera línea. No solo se hace con licencias potentes como Elder’s Scrolls o Fallout entre otros, esa compra también incluye tecnología, personal y muchos otros elementos que les van a ayudar a crear contenido que les hará todavía más atractivos en su cartera de servicios.

Phil Spencer declaró en su momento que la salida de los títulos de Bethesda en plataformas que no poseen se estudiaría caso a caso y hoy, Tim Stuart, director financiero de Xbox, ha realizado una serie de declaraciones sobre el caso. Según Stuart, no pretenden simplemente retirar todo el contenido de Bethesda a Sony y a Nintendo, lo que quieren es tener ese contenido los primeros o de la mejor forma posible en sus plataformas.

Quieren que a largo plazo el material de Bethesda ofrezca una experiencia diferencial en sus plataformas, que el contenido ofrecido sea el mejor en sus sistemas. Si esto se muestra mejor en Game Pass, de esa forma se impulsará la base de suscriptores de Game Pass a través de los productos de Bethesda. En esencia se trata de ver a las plataformas de Microsoft como la primera que recibe el contenido o en el que mejor aparece.

Pensad que esta partida ajedrez es a largo plazo y que Microsoft está posicionando su estrategia no solo para ofrecer ahora, sino para seguir haciéndolo mañana cuando es muy posible que las reglas del juego no sean las actuales.

Vía | VGC