Para hoy tenemos dos noticias dispares del mundo PlayStation que abarcan nuevos detalles de la expansión de Ghost of Tsushima en la isla de Iki y la habilitación de una función que muchos usuarios llevaban tiempo demandando en PS5, la opción de poder aumentar el espacio interno de PS5 con un SSD M.2.

La isla de Iki en Ghost of Tsushima

En Press Start han podido hablar con dos de los integrantes de Sucker Punch, Patrick Downs (escritor jefe) y con Jason Connell (director creativo que también ejerce como director de arte) y han desglosado algunos de los nuevos elementos con los que nos encontraremos en la isla de Iki, el nuevo territorio que visitará Jin. En resumen:

  • La longitud de la expansión será similar a la del primer acto/región del juego original. Añado que esta región era la más extensa del producto.
  • Tendremos nuevas habilidades.
  • Por supuesto, contad con la aparición de nuevos tipos de enemigos con nuevas habilidades.
  • Armadura para nuestra montura.
  • A partir de un punto concreto podremos viajar sin limitaciones.
  • Soporte para audio 3D y soporte para DualSense.

Todo esto disponible a partir del 20 de agosto.

Expansión de la memoria interna de PS5

Como sabéis los ingenieros de Sony han incluido una bahía M.2 para expandir la memoria interna de PS5, hasta el momento esta posibilidad está totalmente capada, pero la versión beta del nuevo firmware habilitará esta función. En cuanto el firmware pase la fase beta, esta función estará disponible para todos lo poseedores de PS5.

Podremos expandir la memoria desde los 250 GB hasta los 4 TB. La unidad SSD M.2 deberá tener una velocidad mínima de 5.500 MB/seg y unas medidas de 22 mm sin disipador y máximo de 25 mm con el disipador de calor. La unidad requerirá de un disipador de calor que podrá venir instalado en el propio disco o el usuario podría colocarlo.

Es de esperar que poco a poco vayan apareciendo diversos modelos de SSD M.2 de parte de los fabricantes. El primero en mover ficha ha sido Seagate con el modelo FireCuda 530 que tiene una velocidad de 7.300 MB/seg. Este FireCuda se venderá con diferentes tamaños de almacenamiento: 500 GB (169,99 dólares), 1 TB (274,99 dólares), 2TB (569,99 dólares) y 4TB (1.049 dólares). Precios con el disipador de calor. Son elevados, pero esto acaba de empezar y ya iremos teniendo opciones más económicas e incluso seguro que podremos montarnos nuestra unidad SSD de una marca concreta con un disipador más barato que compremos aparte.