Pillars of Eternity 2 podría no tener una continuación a pesar de ser un título que cosechó excelentes críticas entre los medios especializados del sector. En esta ocasión ha sido la propia Obsidian a través de Josh Swayer, director del juego, el que ha realizado dicha afirmación al confirmar las pobres ventas que ha obtenido este título. Sobre esta cuestión se especuló ampliamente en los meses anteriores a la compra del estudio por parte de Microsoft a raíz de que uno de los inversores particulares de este título en FIG reveló el exiguo reparto de beneficios que había recibido.

Llegados a esta situación, la principal fuente de dudas de Obsidian de cara a realizar o no Pillars of Eternity no se encuentra únicamente en la materia de los beneficios, más bien en el divorcio producido entre las buenas críticas y las ventas. De hecho, aseguran que si los análisis hubiesen sido negativos, sería más sencillo evaluar qué aspectos cambiar para hacer un juego mejor. Algo que en esta ocasión no ha sido así y que ha dejado perplejos a los integrantes de la compañía.

Entre las posibilidades que se barajan para este desencuentro con las ventas se señala el posible desencanto entre los usuarios y los RPG isométricos. Una afirmación que es una verdad a medias, pero que desde el punto de vista de Obsidian se habría visto reforzada en los últimos días tras hacerse público los excelentes resultados económicos que ha tenido The Outer Worlds. Este RPG es mucho más accesible que Pillars of Eternity y está en 3D, dos cuestiones que ya adelantábamos en nuestro análisis y que manifestábamos que podían estar enfocadas a lograr más ventas.

Sin embargo, el problema no parece que sea el uso del 2D isométrico o la «dureza» como RPG para lo que ha lastrado las ventas de Pillars of Eternity 2. Es cierto que es un título denso, pero también lo era su primera parte. La segunda entrega introducía algunos elementos novedosos como los combates náuticos que si bien resultaban interesantes, podía llegar a ser repetitivos. También su enfoque más abierto hacía más difícil seguir la trama del juego. Por último, recurrir a FIG en lugar de Kickstarter pudo ser un error ya que esta última plataforma es mucho más popular que la primera, lo que quizá restó atractivo para potenciales mecenas desconocedores del proyecto.

En cualquier caso, parece que tendremos que esperar para ver el futuro desenlace de esta franquicia. Espacio para este tipo de RPG sigue existiendo, y con sus diferencias, Divinity Original Sin II así lo ha demostrado. Quizá la incorproación de un modo cooperativo sea parte de la solución, aunque tendrá que ser Obsidian la que de con las claves para que en un futuro podamos disfrutar de Pillars of Eternity 3.

Vía | Josh Sawyer