Actualización: La entrada se trataba de una inocentada.

La única sonrisa que Sony ha podido sacar a los consumidores con su modelo mini de la mítica PSX fue en la presentación inicial. Después han vivido un camino al infierno del que ni el propio Kratos podría salir.

El sistema es mejorable en la emulación –faltan opciones-, la lista de juegos incluida podría haberse cincelado para admitir algunas joyas que no podían quedarse fuera, aunque admito, que a título personal, hay muy buenas cosas en esa selección. Esta desidia se ha vuelto en su contra y los compradores han dado la espalda al producto.

A días de su lanzamiento, se vieron rebajas de poca magnitud, de euros. Recortes que parecían obedecer más a un ajuste de precios para ganar posiciones frente a la competencia que a una falta de pegada del producto, hasta esta semana. Estos días asistimos a una rebaja de 40€ a nivel mundial, pero esa bestial depreciación del producto ha continuado y en Amazon puede adquirirse ya a 19,99€ -corred, porque van a volar a ese precio-. Os pongo el enlace del producto (sin referido):

Enlace PSX Classic en Amazon.

Se veía venir…