La evolución de las especies suele considerarse algo bueno. Pero si esa evolución es dentro de la saga Monster Hunter, lo que suele pasar es que te vas a encontrar con un bicho más feo y encabronado que su versión normal, y los próximos dos mostrencos a los que te tendrás que enfrentar en Monster Hunter World: Iceborne son un claro ejemplo de ello:

 

Por una parte tenemos a Raging Brachydios, la versión «on fire» de su primo. Si este te pareció bastante facilón, como a un servidor, su primo viene a corregir eso con fuego por todos lados. Ahora parece ser que los escupitajos, y todos sus movimientos, generan explosiones del tamaño de Safi’jiva, y que podrá detonarlos a placer. Y obviamente, tendrás que luchar dentro del volcán.

Y por si este no os da miedo, posiblemente el segundo lo haga. Y es que pensar en un Furious Rajang, el macaco loco aún más encabronado no es algo que me haga mucha gracia, y menos aún después de ver que puede lanzarse contra el suelo como Ultraman para generar una onda expansiva aún más grande. O lo que es aún peor, agarrarte y echarte su aliento eléctrico en el jeto, suena muy divertido, sí….

Estos dos mamelucos se unen a la fiesta el mes que viene, así que ve grieteando esas armaduras y decoraciones, que nos van a hacer falta.