Una de las características más interesantes de Xbox Series X, la próxima consola de sobremesa de Microsoft, es que será retrocompatible con proyectos de Xbox One y Xbox 360. De esta forma, en cuanto la pongamos en marcha también podremos ejecutar aquellos videojuegos antiguos que tenemos en casa, permitiendo así tener varias consolas en un único hardware.

La posibilidad es bastante interesante, aunque los usuarios se preguntan a partir de qué momento será posible ejecutar esta retrocompatibilidad. Al respecto, Phil Spencer, jefe de Xbox, ha sido tan explícito que asusta:

Nos hemos asegurado de que desde el día uno podemos poner en marcha la retrocompatibilidad, por lo que he estado jugando a algunos juegos de Xbox 360 y Xbox One en mi Xbox Series X. Esto ha permitido asegurarme de que la retrocompatibilidad estará disponibles desde el primer instante de que la consola esté a la venta.

Jason Ronald, otro trabajador de Microsoft, ha explicado lo que han estado haciendo con la característica:

Tenemos miles de juegos que funcionan en Xbox One, y queremos que esos juegos estén con los usuarios, incluyendo las listas de amigos, los logros, las partidas guardadas y todo lo que permita no poner barreras en las experiencias de los usuarios. La arquitectura del chip de Xbox Series X es nueva, aunque nos aseguramos de que la función de retrocompatibilidad iba a funcionar.

Las declaraciones de los encargados de Xbox Series X confirman que la retrocompatibilidad de la consola estará disponible desde el mismo día del lanzamiento, así que podemos estar tranquilos en que funcionará correctamente.

Vía | Gamespot