rocketleague

Las microtransacciones son uno de esos elementos que han llegado para quedarse en el mundo de los videojuegos. A pesar de que casi ningún jugador admitirá sentir predilección por ellas, lo cierto es que cada vez son más las compañías que introducen este sistema para generar beneficios adicionales. El último de los estudios que da este salto es el creador de Rocket League, donde se introducirán próximamente las microtransacciones.

El modelo por el que se optará es el de cajas cerradas en las que se podrán encontrar apariencias y elementos estéticos para Rocket League. Desde el estudio aseguran que estos micropagos únicamente proporcionarán apariencias y en ningún caso afectarán a la jugabilidad ofreciendo ventajas a aquellos jugadores que las adquieran. Una opción bastante sensata, ya que al menos el equilibrio del juego no se romperá.

Los motivos que han llevado a los creadores de Rocket League a tomar esta decisión vienen dados por la necesidad de obtener financiación adicional de cara a las finales del Rocket League Championship Series. La intención es que los premios de estas competiciones se puedan nutrir de este dinero extra obtenido gracias a las microtransacciones.

En cualquier caso, parece que se quiere evitar cualquier controversia adicional propia de la introducción de los micropagos y para ello se tomarán una serie de medidas extra. Para evitar la especulación, estos objetos no podrán venderse a través del mercado de Steam, y de paso evitar las polémicas apuestas de skins. Además, para aquellos que no quieran ni ver este apartado se incluirá una opción que la ocultará completamente.

A pesar de que parece que la llegada de los micropagos a Rocket League será bastante inocua, está por ver cómo será la reacción de los usuarios. Movimientos similares por parte de otros estudios han tenido consecuencias nefastas, aunque parece que Psyonix ha tomado las precauciones necesarias para que nadie pueda sentirse agraviado por esta incorporación.

Vía | PC Gamer