Square Enix ha reflexionado recientemente acerca del lanzamiento de nuevos videojuegos de sus sagas Tomb Raider y Just Cause. Aunque las series siguen siendo atrayentes para los usuarios, la empresa ha confirmado que los últimos lanzamientos de las mismas, Shadow of the Tomb Raider y Just Cause 4, no han tenido el rendimiento económico esperado. O, lo que es lo mismo, no han vendido todo lo que Square Enix tenía previsto.

Yosuke Matsuda, CEO de la compañía, ha afirmado que las ventas han sido decepcionantes, con un nivel de adquisición que choca directamente con los que han tenido otros proyectos, que sí han alcanzado el espectro esperado. Las razones ya se han encontrado.

Matsuda ha aclarado al respecto de esta situación que la principal razón que ha provocado el bajo nivel de ventas es el hecho de que “no hemos sido capaces de ofrecer una experiencia lo suficientemente novedosa para conseguir que los jugadores las compraran antes que otros juegos de la competencia“. De hecho, ha concretado que esta competitividad se ha más patente ahora, con múltiples productos que acaparan la atención de los usuarios.

Por otra parte también se ha tenido en cuenta el hecho de que “la deriva de las ventas físicas en favor de las ventas digitales” ha provocado un menor nivel de compras. Algo que se ha podido comprobar con los niveles de ventas que ha habido respecto de otros juegos de las mismas sagas.

Por último, Square Enix ha confirmado que Shadow of the Tomb Raider ha vendido hasta la actualidad un total de 4,12 millones de unidades, aunque siguen trabajando con el fin de que este dato se vea incrementado.

Afortunadamente tenemos disponibles los análisis tanto de Shadow of the Tomb Raider como de Just Cause 4, confirmando nuestras impresiones y lo que nos han parecido. Ambos juegos son buenas experiencias, aunque podrían haber dado mucho más de sí. Quizá estas sean las razones de sus bajas ventas. En todo caso, a nosotros nos siguen divirtiendo.

Vía | Square Enix