The Elder Scrolls: Blade ya está disponible en Nintendo Switch. Tal y como suena. El juego no tenía fecha de lanzamiento en la consola, aunque sus encargados han hecho llegar el software recientemente a la eShop aprovechando el último parche lanzado para las versiones originales. Este The Elder Scrolls es una experiencia totalmente innovadora dentro de la serie, pero a la vez hay que tener en cuenta que su adaptación a Nintendo Switch se ha realizado de una manera muy interesante.

Y es que esta nueva edición tiene funciones no vistas antes. Aparte, claro, de la posibilidad de llevar la consola a casi cualquier lado utilizando sus funciones portátiles. Pero ¿qué más novedades encontramos en el videojuego?

The Elder Scrolls: Blades para Nintendo Switch está disponible en dos versiones. La primera es el juego base, sin ningún tipo de contenido extra. Esta es completamente gratuita y ya se puede descargar desde la eShop. Por otra parte, ya está en marcha el pack Quick Start Edition. Tiene un precio de 14,99 euros e incluye una armadura, un arma que antaño perteneció a Durak gro-Batul, Bloodfall King, 30000 unidades de oro, 2000 gemas, pergaminos y materiales de construcción.

Como ya hemos dicho, las dos versiones de The Elder Scrolls: Blades para Nintendo Switch ya están disponibles en la eShop de la consola, por lo que podéis adquirirlas cuando queráis. La descarga requiere un espacio de 1,2 GB.