THQ Nordic ha presentado sus balances económicos y estos son más que aceptables. Lo bueno es que han cogido carrerilla y han soltado información sobre varias de sus franquicias. La compañía se va a mantener en esa línea de productos de presupuesto medio que tan buen resultado le está ofreciendo. Y por el camino también han confirmado que ya trabajan en una nueva entrega de Metro.

Saints Row. Volition trabaja en el desarrollo de una nueva entrega de los alocados Saints. Recordamos que la cuarta entrega salió a la venta en 2013 y después tuvimos la expansión Gat out of Hell. Después del experimento de Agents of Mayhem vuelven a la senda del bien.

Dead Island 2. El juego se presentó en 2014 y en ese momento Yager Entertainment desarrollaba con vistas a lanzarlo en 2015. Como sabéis esto no ocurrió y Sumo Digital asumió el desarrollo, pero tampoco serán los encargados de terminarlo. El testigo pasa ahora a manos de Dambuster Studios, responsables del inefable Homefront: The Revolution (juego muy discreto de salida que mejoró a través de actualizaciones). A ver si a la tercera va la vencida.

TimeSplitters. Otra licencia adquirida de la que no había noticias, hasta ahora. THQ Nordic ha contratado a Steve Ellis, uno de los creadores de la marca, que ayudará definir el futuro de la franquicia. Esto es bien si se traduce en una nueva entrega.

Adquisiciones. Los nórdicos vuelven a pagar la cuenta con dos nuevas compras. Gunfire Games, creadores de Darksiders III y del inminente Remnant: From the Ashes, son ahora parte de THQ. Misma historia para Milestone, un estudio conocido por sus entregas de MotoGP o el mejorable RIDE. Buenas compras, sobre todo la de Gunfire, que tiene mucho talento para el presupuesto que suelen manejar.

Ediciones Premium, pero Premium.

Biomutant. El esperado action-RPG, que espero salga con fecha de GamesCom, tendrá dos ediciones de esas chulas. La primera, llamada “Edición Coleccionista” vendrá con el juego, con un artwork en tela tamaño A1, la BSO, una figura del prota y una caja puta madre para guardar todo. 119,99€.

La “Edición Atómica”, incluirá el contenido de la edición anterior, pero cambiará la figura por un diorama muy detallado, y añadirá una camiseta y una alfombrilla para ratón. Esto tendrá un coste de 399,99€.

Destroy All Humans! El alien también tendrá dos ediciones exorbitantes para los pudientes. La «Edición Coleccionista» vendrá con el juego, una estatua de Crypto, un llavero, seis litografías y un pequeño juguete para paliar el estrés de la vida moderna. 119,99€.

La «Edición Crypto-137» viene cargada con todo el contenido de la coleccionista, pero cambiad la figura de esa por una figura más guay y una mochila. 399,99€ de nada.

Fuente | Koch Media